Desestiman medidas cautelares demandadas por Ryanair para embarcar a pie

0

Así consta en un auto facilitado el pasado martes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que desestima las medidas cautelares pedidas por Ryanair en el conflicto que le enfrenta a AENA por el uso de las pasarelas para el embarque de viajeros en El Altet.

Raynair había demandado al juez que le autorizara a continuar con el embarque a pie, tal y como lo realizaba antes de la apertura de la nueva terminal de pasajeros el pasado 24 mes de marzo, como medida cautelar en tanto se resolvía la demanda presentada por esa causa contra Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

La empresa de aviación sostiene que AENA mantiene una "práctica abusiva" de "su posición de dominio en el mercado relevante, principalmente por la imposición injustificada de prestaciones y servicios no solicitados por Ryanair", según se recuerda en el auto.

"Tal imposición consiste en la negativa injustificada de AENA de facilitar a Ryanair y a sus pasajeros acceso a pie para el embarque y desembarque de las aeronaves", alega la empresa de aviación.

Además, subrayaba que esa práctica representa un "perjuicio irreparable" por la "pérdida de clientes que, como consecuencia de los retrasos que se acumulan, se produce inexorablemente".

A este respecto, afirma que ese "descenso de puntualidad afecta directamente a su modelo de gestión de negocio como compañía de bajo coste que ofrece a sus clientes precios reducidos y garantía de puntualidad como forma de competir con otras" empresas de "modelo tradicional en el sector".

Por su parte, AENA ha basado su argumento principal en la "imposibilidad de facilitar" el servicio a pie "sin vulnerar la normativa de seguridad aeroportuaria".

El ente público realizó una prueba de evaluación el pasado 27 de mayo para comparar los dos tipos de embarque, que confirmaba la "imposibilidad de garantizar la seguridad de los pasajeros", según el auto.

No obstante, AENA se comprometió a adoptar las medidas oportunas para facilitar el embarque y desembarque a pie en puntos de contacto para la temporada de invierno, cuando el tráfico se reduce a la mitad.

Igualmente, aduce que, tras la modificación del sistema de embarque y desembarque operada con la entrada en funcionamiento de la NAT, "no se advierte el perjuicio" denunciado por Ryanair y señala que "éste, en cualquier caso, es mínimo sin que llegue a ser de entidad suficiente para alterar el modelo de negocio" de la compañía aérea afectando a su clientela.

El tribunal destaca que de los 313 retrasos de las aeronaves de Ryanair en el periodo del 24 de marzo, los imputables al empleo de pasarelas no superarían el 5 por ciento, mientras que el 16 por ciento restante que Ryanair atribuye a esta causa, se imputarían a otros motivos.

Asegura, por otra parte, que los datos facilitados por AENA revelan que la puntualidad ha mejorado en los meses sucesivos respecto de los mismos meses de junio y julio den 2010.

Por las razones antes expuestas, estima que "no concurre el riesgo de perjuicio irreparable necesario" para adoptar las medidas cautelares formuladas por Ryanair, aunque contra el auto se puede interponer un recurso de apelación ante la Audiencia de Alicante.

Deja un comentario