El Ejército del Aire planea reducir el 40 % del personal de la base aérea de Villanubla

0

TWR ValladolidEl Ejército del Aire planea una reducción de personal en la Base Aérea de Villlanubla (500 trabajadores entre militares y civiles -unos 60-) que podría afectar en los próximos meses al 40% de la plantilla. La reducción afectaría también a los pilotos que deben buscarse otro destino en 2011.

El diputado del Partido Popular por Valladolid, Tomás Burgos, informó que a los pilotos se les han comunicado por escrito la obligación de optar por otro destino con "carácter inmediato", con fecha tope de 1 de enero de 2011, en tanto que al resto de profesionales se les ha advertido de las repercusiones a corto plazo en reducción de personal por las restricciones presupuestarias, informó el diario El Mundo.

Otras fuentes consultadas por el periódico indicaron que las estimaciones de recorte de personal que les están trasladando son del 40% al 60% de la actual plantilla.

Villanubla en situación muy delicada

width=434Las razones obedecen a la pérdida de misiones y cometidos asignados a Villanubla, unida a la realidad, común en todas las unidades, de que las Fuerzas Armadas van a reducir los cupos de soldados profesionales y al hecho bastante significativo de que en los Presupuestos de 2011, todas las inversiones de Defensa en Valladolid se las lleva el Ejército de Tierra y ninguna el del Aire.

"Villanubla se ha quedado en una situación muy delicada. La Base Área de Zaragoza tiene Hércules, la de Los Llanos (Albacete), los caza F-18, entre otros aviones…pero en Valladolid no quedan aviones propios, porque hasta los Bonanza dependen de Getafe, aunque nos encarguemos de su mantenimiento", indicaron las fuentes.

Según El Mundo, aunque el Ejército del Aire minimiza el impacto de sus planes de reducción de personal -solo reconoce una "reducción eventual" en el Plan de Reentrenamiento de de pilotos con los aviones Bonanza-, la sombra del recorte presupuestario; la retirada de misiones, y la demora sine die de proyectos de relanzamiento como el radar ultramoderno y el asentamiento del Escuadrón de Vigilancia Aérea nº 14 "han dejado muy tocada a una Base que ya casi no posee aviones, ni operaciones aéreas de relevancia para mantener este estatus".

Inaer asume C-212 que dependían de Villanubla

El periódico agrega que a estos problemas hay que añadir la reciente decisión de la Agencia Tributaria de asignar a la empresa privada Inaer a partir del 1 de octubre la gestión de las operaciones de control aéreo de fronteras, misiones de inteligencia y de la investigación, persecución y represión de los delitos de contrabando en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Esto implica que los técnicos de Inaer han asumido el mantenimiento de los seis aviones C-212 de la Agencia Tributaria que hasta ahora dependían del Ala 37 con base en Villanubla. La Agencia Tributaria será la encargada de ordenar las operaciones y de "fiscalizar" la actuación de los empleados de Inaer.

Aunque el Escuadrón de Mantenimiento del Ala 37 tiene asignada la puesta a punto de los aviones Vigma CN-235 del Ala 48 del Ejército del Aire y que, como Base Aérea abierta al tráfico civil, todos los servicios aeroportuarios son prestados por instalaciones y personal de esta unidad, entre ellos 10 controladores aéreos militares, estas funciones son muy escasas, a juicio de Tomás Burgos, para "garantizar la continuidad" de la Base Aérea de Villanubla.

"Cuando la Base estuvo a punto de desmantelarse en 2006, demandamos planificación, dentro de un contexto de reorganización global del Ejército del Aire, y transparencia. La situación no ha variado y la base se va a quedar en breve sin operaciones aéreas. Y todo ello en un clima de oscurantimo y desmentidos", afirmó el diputado del PP.

Aeropuerto civil de Valladolid

Construida en 1938 durante la guerra civil, la Base Aérea de Villanubla -utilizada también como aeropuerto civil- está situada junto al pueblo del mismo nombre a 11 Km. al norte de Valladolid. Es el principal aeropuerto civil de la región. En la actualidad ocupa una extensión de 400 hectáreas y está dotada de una pista de aterrizaje de 3.000 m. de longitud, con una elevación de 845 m. sobre el nivel del mar. Estas características, unidas al subsuelo de piedra, la hacen idónea para el aterrizaje de cualquier tipo de aeronave.

En 2009, gestionó cerca de 365.683 pasajeros -por debajo de loa 479.716 del año anterior- y unos 9,233 movimientos, un 29 % menos que en 2008 y 34,6 toneladas de carga. En ese año, ocupaba el puesto 35º en movimiento de pasajeros dentro de los 47 aeropuertos de la red de AENA.

Operan en el aeropuerto distintas compañías aéreas regulares como Iberia (operado por Air Nostrum), Air France (operado por Brit Air) y, sobre todo, la empresa de bajo coste Ryanair -que en 2009 movió a través de este aeropuerto más de 170.000 pasajeros-.

Deja un comentario