30.4 C
Madrid
junio, martes 28, 2022

El imperio re-contraataca

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alderaan, 20 de noviembre de 2014.- La gestión de la navegación interestelar en nuestra galaxia funciona fatal. Desde que en el décimo año de la primera década del siglo XXI, el oscuro ministro Darth White se instalara en el conformismo propio de quien se sentía respaldado por decretos que «garantizaban» la seguridad aérea y enmascaraban su nefasto trabajo, no ha habido forma de que sus engranajes funcionen como es debido. Lamentablemente, la llegada poco después al imperio de un gobierno popular no ha servido de mucho. De hecho, la gestión de la ministra Anith Sheferd no sólo no ha solucionado los graves problemas heredados, sino que ha contribuido a su consolidación a causa del inexplicable rescate del ostracismo en el que, de forma sobradamente merecida, se encontraba allá en el lejano planeta «Europa» la inefable Karm Bookseller, responsable con el gobierno imperial-socialista de la gestión de la navegación interestelar y azote de los «rebeldes» durante el décimo año de la primera década del siglo XXI.

De ello también es culpable el hoy ministro imperial de justicia -y suspendido Caballero cadete Jedi- Raph Kattala (lo sé porque era de mi promoción). Él fue quien devolvió un favor a la prima carnal de Darth White y ahora lo estamos pagando todos.

!Y qué decir de AESA!, la agencia interestelar de seguridad aérea, cuya nula independencia del gobierno imperial es ya legendaria. De hecho, circula un chismorreo por la galaxia que asegura que al mismo tiempo que mantiene un tierno idilio con ENAIRE, la corporación imperial que controla el espacio profundo hasta los confines del universo y más allá, es, en cambio, el azote irredento de los gestores de las compañías de transporte aéreo. No hay más que ver la respuesta que el pasado verano tuvo su petición de «colaboración» para impedir a los «rebeldes» hablar con los pilotos en el idioma oficial de nuestro planeta. Por fortuna los profesionales del control y del andamio lo peleamos medio bien ante el Alto Consejo aeronáutico civil galáctico y el tema se ha quedado en agua de borrajas venusianas. De momento. El que ríe el último…

Lo que no es para risa es lo que se está preparando en control como consecuencia de todo este desaguisado. Me explico.

Hace unas semanas, Aviación Digital me publicó una «Carta al director» en la que llamaba la atención sobre la diferente forma en que compañías aéreas y ENAIRE estaban afrontando un cambio normativo conocido como SERA (Reglas del Aire armonizadas para Europa), que aun afectando por igual al trabajo que desarrollamos pilotos y controladores aéreos, las primeras habían despachado el asunto con un: «ahí te envío un enlace y te lo miras cuando te parezca» (!179 páginas de BOE!), mientras que la segunda, caracterizada por la secular mala calidad de la formación que proporciona a sus profesionales, había puesto por primera vez a disposición de sus controladores una plataforma online para que se formaran en la normativa que entra en vigor, sí o sí, el cuarto día del decimosegundo mes. Esto es, dentro de nada.

Hay que aclarar que la Comisión Europea dictó la norma en el noveno mes del año de nuestra era de 2012, y que fijó su entrada en vigor para el 4 de diciembre del mismo año. No obstante, otorgó a los planetas un periodo de gracia de dos años a administrar a su discreción a fin de que pudieran organizar la formación sin prisas. O sea, que desde entonces hasta hoy aquellos planetas de nuestro sistema solar agraciados con dirigentes competentes han tenido el SERA incorporado en su Reglamento de la Circulación Aérea interestelar y otros, como el nuestro, han estado «a por uvas». Vamos, que ni pirri ni la prima gorda de Darth White se han preocupado en absoluto del asunto hasta tres meses antes de la fecha fijada como límite. Y, claro, ahora vienen las prisas y las plataformas online y los burofaxes y las amenazas y tal y tal…

Por otro lado, se da la circunstancia de que en esa misma fecha se cumplirá el cuarto aniversario del «abandono masivo» de los controladores de sus puestos de trabajo, de su militarización y de la declaración del estado de alarma por parte del entonces gobierno del inepto emperador Zejha Pethz. «Abandono», por cierto, del que no hay documento gráfico alguno a pesar de las numerosas cámaras de vigilancia que, según he podido comprobar personalmente, hay en todas las torres y centros de control galáctico que he visitado. Y «abandono», dicho sea de paso, del que fueron acusados también en sede parlamentaria galáctica por la prima de Darth White, Karm Bookseller.

A fecha de hoy aún están imputados 150 controladores acusados de sedición. Eso, a pesar de que veintitantos jueces Jedi, a lo largo y ancho de nuestra galaxia, ya han dictado el archivo de las actuaciones al no apreciar indicios de delito.

En fin, que el asunto es que ENAIRE está informando por burofax a los controladores que aún no han realizado ese curso online que su habilitación para seguir trabajando a partir del próximo 4 de diciembre está condicionada a la consecución del mismo, ya que ha sido calificado por alguien como de «imprescindible» para el ejercicio de su profesión.

Ni que decir tiene que en caso de llevarse a efecto la amenaza el control aéreo en nuestro planeta puede verse abocado a una situación de falta de personal operativo que se traduciría, cuatro años después, de nuevo en fuertes regulaciones de tráfico y en demoras para los usuarios. Por no mencionar los efectos económicos que tendría para las compañías aéreas.

Así las cosas a los burofaxes los controladores responden con su disposición a realizar ese curso online, pero le exigen a ENAIRE que cumpla el laudo emitido por el consejero Manhujel Phimentl y el decreto imperial 1001/2010, y que en base a ellos se lo programen en horario laboral en vez de obligarles a hacerlo en su tiempo libre.

No sé a vosotros pero a mí todo este asunto me escama. No entiendo el empeño de ENAIRE por imponer a sus controladores que hagan ese curso en su tiempo libre, ni que eche mano a toda prisa de una plataforma online en la que debe haberse invertido una respetable cantidad de dinero en su desarrollo, ya que permite la realización del curso incluso desde una tableta o un smartphone, amén del PC o el Mac. Se nota que les ha pillado el toro, que la silla de alguien puede estar peligrando y que el dinero público no es de nadie.

Por otro lado, no hay que pasar por alto que este sistema puede convertirse en el método único de formación en el futuro, y que se termine dando más importancia a que quede constancia para las «auditorías cariñosas» de AESA de que el curso se ha hecho, que la calidad de la formación recibida.

En fin, esperemos que alguien inteligente y con capacidad de mando tome cartas en el asunto antes de que esto degenere. Porque si el imperio re-contraataca es capaz de dejarnos atrapados a años luz de distancia de nuestro planeta. Otra vez.

Ahora que caigo no sé que pensará de todo esto Luke Skywalker. Desde que se enteró de que Darth White era su padre no volvió a ser el mismo. Tengo entendido que se exilió junto a Chewbacca, C-3PO y R2-D2 en el planeta Alderaan, donde el Gran Maestro Yoda le está ayudando a salir del Lado Oscuro de la Fuerza.

Veréis cuando se entere de que Karm Bookseller es su prima lejana…

Ernesto Burgos

Cmte. A320 Ldo. en Derecho Caballero Jedi

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies