GAO advierte irregularidades en examen a estudiantes de aviación extranjeros

0

EstudiantesSegún la GAO,(United States Government Accountability Office), existen diversas "debilidades" tanto el Programa de Estudiantes de Aviación Extranjeros (AFSP) de la TSA como en el proceso establecido por el Departamento de Seguridad Nacional."Los extranjeros que obtienen capacitación (como pilotos) con la intención de causar daño, como los tres pilotos y líderes de los atentados terroristas del 11-S, podrían haber recibido ya la capacitación necesaria para operar un avión antes de someterse a una revisión", dijo el informe de la GAO.

En los atentados del 11 de septiembre de 2001, que se cobraron la vida de unas 3.000 personas, 19 extranjeros secuestraron cuatro vuelos comerciales y estrellaron los aviones contra las Torres Gemelas, el Pentágono, y un campo baldío en Pensilvania.

Varios de los involucrados habían recibido capacitación en escuelas de aviación en Estados Unidos.

Desde el 11-S, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), creada después de esos atentados, se encarga de revisar el historial de toda persona que solicita una licencia de piloto.

Pero, según la GAO, existen diversas "debilidades" tanto el Programa de Estudiantes de Aviación Extranjeros (AFSP) de la TSA como en el proceso establecido por el Departamento de Seguridad Nacional para detectar si alguno de esos estudiantes se encuentra en EEUU de forma ilegal.

El AFSP tiene el objetivo de evitar que las escuelas de aviación sujetas a la supervisión de la Administración de Aviación Federal (FAA) ofrezcan capacitación a estudiantes extranjeros, a menos que el Departamento de Seguridad Nacional "determine que ese estudiante no supone una amenaza a la aviación o la seguridad nacional".

Uno de los problemas que identificó la GAO es que el AFSP no fue diseñado para detectar si un estudiante de aviación extranjero entró a EEUU de forma ilegal, por lo que "un extranjero puede ser aprobado a través del AFSP después de entrar ilegalmente" al país.

El informe de la GAO entregado hoy al Congreso indicó que, entre enero de 2006 y septiembre de 2011, más de 25.000 extranjeros solicitaron licencias de piloto ante la FAA, al indicar que ya habían completado sus cursos.

Sin embargo, los agentes de la TSA no lograron cotejar los datos de esos estudiantes contra una base de datos de la FAA, lo que suscitó interrogantes sobre si éstos habían sido sometidos al debido proceso de revisión del Gobierno.

Así, algunos de los estudiantes extranjeros que aparecían en el registro de la FAA no estaban en la base de datos del AFSP, lo que indica que éstos no habían presentado sus datos ante ese programa o no habían pasado por el proceso de revisión de la TSA antes de tomar los cursos y recibir su licencia.

El informe de la GAO, que es el brazo investigador del Congreso, fue presentado hoy durante una audiencia del subcomité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

El presidente del subcomité, el republicano Mike Rogers, calificó de "alarmante" que, a casi once años de los atentados del 11-S, "todavía podamos ser vulnerables a las mismas acciones que cometieron los secuestradores" en esos ataques.

La TSA se comprometió a realizar su propia investigación interna sobre los problemas en el proceso de revisión del AFSP y a entegrar a la GAO un informe pormenorizado en un plazo de 60 días.

Deja un comentario