Inicio Safety & Security Helicópteros, a ciegas en sus vuelos

Helicópteros, a ciegas en sus vuelos

0


(Ana Langner/EL ECONOMISTA.com.mx)

En México, a diferencia de otros países, las normas generales de aviación para helicópteros no se cumplen, lo cual, aunado a la falta de personal que controle estos vuelos y de capacitación, dificulta el tráfico aéreo en una zona "tan complicada" como lo es el Valle de México, coincidieron especialistas en aviación consultados por El Economista.

De acuerdo con la investigadora en accidentes aéreos y excontroladora de tráfico aéreo, María Larriva Sahd, desde que la aviación ejecutiva salió del Distrito Federal hacia Toluca se promovió la compra indiscriminada de helicópteros, hecho que no ocurre en otras partes del mundo, indicó Larriva Sahd, y mucho sin los controles necesario como ocurre, especialmente, en el DF.

Ante la falta de autoridad aeronáutica se ha provocado un abuso en los vuelos de helicópteros, y en una ciudad como la de México, con condiciones topográficas y climáticas tan complicadas, no debería permitirse este hecho, dice Larriva, quien fue miembro de la Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo de México.

La investigadora en accidentes aéreos y excontroladora de tráfico aéreo denuncia que no hay personal que dé instrucciones sobre el estado del camino, así como alternativas para librar la zona de nubosidad, pero el Servicio a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) no tiene la infraestructura humana ni técnica.

Explicó que los pilotos de helicópteros operan en condiciones de vuelo inicial; es decir, navegando siempre y cuando pueda ser visible todo lo que se encuentra enfrente, a los lados y por debajo de la aeronave. Por ello no debería permitirse desde tierra el despegue si existen nubes en exceso o neblina.

Al respecto, Rosario Avilés, consultora en aviación, coincidió en que en el Distrito Federal no existe la capacidad ni el número de controladores suficientes que indiquen a los pilotos de helicópteros una trayectoria o de qué manera reaccionar en caso de presentar condiciones climáticas adversas, sino que éstos operan en vuelo visual (lo que alcanzan a ver) y de estas condiciones se ha alertado a la Seneam.

A partir del sexenio del expresidente Vicente Fox se presentaron restricciones y recortes al Seneam, por lo que no ha sido posible asignar a personal específico para controlar el tráfico de helicópteros ni de prestar suficiente atención a la capacitación de éstos, coinciden ambas especialistas.

María Larriva Sahd detalló que el tráfico aéreo se maneja en diferentes altitudes y los radares están programados para detectar el paso y camino de los aviones, ante ello, la responsabilidad de los helicópteros queda casi a 100% de los pilotos. Por ello es necesaria la clasificación del espacio aéreo de estos vehículos, pues permitiría un mejor control.

Confían en que después de casos graves como la caída de los helicópteros del secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, o del empresario Moisés Saba, que cobró la vida de ambos en diferentes momentos, las autoridades pongan la atención demandada en este tema.

La responsabilidad de esta negligencia recae directamente en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC), ya que es la autoridad normativa del cielo, argumentó Rosario Avilés.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies