19.9 C
Madrid
julio, viernes 1, 2022

SEGURIDAD y políticos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

safetyEste articulo no pretende entrar en consideraciones técnicas, sino hacer una reflexión a la vez que dar información que me parece relevante para que el lector pueda valorar y sacar sus propias conclusiones respecto a algo tan importante como es la SEGURIDAD en todos los ámbitos, y especialmente en el campo aeronáutico, tanto por el valor material involucrado en esta actividad, como por el posible alto número de pérdidas en vidas humanas en caso de accidentes.

En Ingles, el equivalente a nuestra palabra SEGURIDAD, tiene dos apartados, una SAFETY y otra SECURITY, aunque sean áreas diferentes, sus objetivos son prácticamente los mismos, en definitiva las dos tratan de tomar una serie de medidas frente a posibles daños, peligros o riesgos. Por poner un ejemplo, en un aeropuerto, las medidas tomadas para la detección de explosivos, armas etc. estarían dentro del área de SECURITY y las listas de configuración para que la aeronave despegue correctamente (takeoff checklist), separación de aeronaves, repetición del mensaje recibido (read back), entrarían dentro del campo de SAFETY.

La SEGURIDAD es una actividad importantísima en todos los ámbitos, ya sean domestico, laboral, industrial, y por saltar a un extremo, el aeroespacial, actividad a la que me he dedicado durante casi cuarenta años. Es obvio, pero hay que decirlo, que donde existe mayor riesgo de perdidas materiales y sobretodo de vidas humanas, habrá que poner mas recursos, normativas, vigilancia etc. Parece que no es una buena idea que quien defina, implemente, vigile las normas de SEGURIDAD e investigue los siniestros, sea parte interesada en el negocio, es decir no debe de estar ni politizada ni influida por las compañías que trabajan en el sector. Por consiguiente, lo aconsejable es que sea un organismo libre e independiente que en la mayoría de los casos son agencias gubernamentales. ¿Cuál debe de ser la estructura y composición de estas agencias?

Volviendo a lo mencionado con anterioridad, factores fundamentales son la libertad, independencia, profesionalidad, y dotación de recursos suficientes. La normas de SEGURIDAD, no se pueden crear desde un despacho a espaldas al colectivo de destino o en parlamentos, deben necesariamente participar profesionales en ejercicio del colectivo al que van dirigidas, así como otro gran numero de profesionales de reconocida relevancia para que sean efectivas y no sirvan para lograr lo contrario de lo que en un principio persiguen, bien por ignorancia, intereses, propagandas etc. etc. Este párrafo que resulta de fácil comprensión, no siempre se cumple. Últimamente en este país se han tomado una serie de medidas puramente políticas que afectan seriamente a la SEGURIDAD aérea, que aunque se hayan aprobado muchas de ellas mayoritariamente en el Parlamento, ponen los pelos de punta.

Aun conservo un e-mail, de un miembro del comité de investigación del accidente del Transbordador Espacial Challenger, Premio Nobel en Física, Douglas Osheroff, de la Universidad de Stanford, en los EE.UU. Esta mención es solamente para destacar la calidad de los miembros que componían el Comité de Investigación en ese accidente, y éste Premio Nobel en concreto, hizo públicas sus conclusiones, mostrando una gran valentía e independencia. Una de las conclusiones que se sacaron, es que ese accidente estaba cantado que iba a ocurrir, como así ocurre con la mayoría de los accidentes. No es el propósito de este artículo, pero podría mencionar una lista interminable de graves accidentes por todos conocidos donde estaba cantado lo que iban a ocurrir y .ocurrieron, por ingerencias e intereses. Los intereses de todo tipo que intervienen en la SEGURIDAD son monumentales y de muy diversa índole, aunque principalmente económicos y políticos. Lo que esta ocurriendo últimamente en este país, en temas de SEGURIDAD aérea me preocupa y observo por algunos artículos muy interesantes publicados por profesionales relacionados con esta actividad, mas autorizadas que yo sobre este tema, que también les preocupa. No se donde terminara toda una serie de desatinos en torno a este importantísimo asunto, pero me temo lo peor, que tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe.

Es curioso ver como algunos políticos (no expertos en SEGURIDAD), aseguran en medios de comunicación que la "SEGURIDAD esta garantizada". Dicen lo que saben, pero me pregunto ¿saben lo que dicen?. Hasta hace cuatro días, las centrales nucleares eran súper seguras y así lo aseguraban muchos "expertos", generalmente con algún interés en el sector. ¿Quien garantiza la SEGURIDAD tanto en las centrales nucleares como del almacenamiento de residuos radioactivos, con una vida activa de miles de años? ¿Alguien sabe que impacto va a tener en miles de años, el tan pronosticado cambio climático en las centrales o silos de almacenamiento? Las puede barrer, romper y llevar a miles de kilómetros. ¿Alguien puede asegurar que en miles de años, la corteza terrestre no se va a romper precisamente donde esta situada una central nuclear o un cementerio de residuos radioactivos, contaminando todo el planeta? Si una presa hidroeléctrica se rompe, o explota un enorme tanque de gas licuado, puede ocasionar decenas, centenares de muertes, pero eso es todo. Si una central nuclear o un cementerio de residuos radioactivos vierte elementos radioactivos al exterior en cantidad suficiente ( y en este momento no se sabe que va a ocurrir en Fukushima porque la situación esta fuera de control, esperando a ver que ocurre), puede arruinar la vida durante generaciones, no solamente del país de origen sino de otros muchos sin haberlo comido ni bebido. ¿Qué derecho tiene esta generación, para dejar el legado de los residuos radioactivos a generaciones venideras durante miles de años, simplemente para disfrutar en el presente de una energía eléctrica mas barata? Si se implementan los dispositivos de seguridad necesarios para que no ocurra los de la Isla de las Tres Millas, Chernóbil, Fukushima etc. más los gastos necesarios para tener unos cementerios de residuos seguros a lo largo de miles de años, independientemente de los cambios climáticos, desastres geológicos, actos terroristas, etc. etc. ¿Seguiría siendo económicamente rentable el Kw/h. Nuclear? La conclusión prefiero que la saque el lector Esta claro que las consideraciones puramente económicas o políticas no tienen cabida en el diseño de la SEGURIDAD.

La utilización de Decretos Reales para la regulación de temas laborales que afectan a la SEGURIDAD, la militarización, la declaración del Estado de Alerta y un largo etc. etc. no son los mejores ingredientes para construir SEGURIDAD. Los países con mejores "records" de SEGURIDAD no son precisamente los totalitarios. En el sector aeronáutico (ni en ninguna otra área), nadie tiene derecho por intereses personales, políticos o económicos, a desbaratar lo conseguido con el esfuerzo de todos a través de muchos años de trabajo y sacrificios, dejando en ocasiones vidas por medio. No voy a dar mi opinión respecto a los años que pienso que hemos retrocedido en la SEGURIDAD aeronáutica, prefiero dejar a los lectores que saquen sus propias conclusiones e inicien un debate sincero con sus opiniones, que todas son respetables y de todas se puede aprender. Recomiendo como referencia ver el video-clip "Fuerza Aérea Sociedad Anónima (2006)" por Enrique Piñeyro, buen conocedor del tema ya que es piloto, médico aeronáutico y le sobra capacidad y talento para dedicarse a otras actividades. Buscando en Internet con ese titulo, se puede visualizar.

J.M.M.C.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies