La Federación de Industria de CCOO no entiende la pasividad del Gobierno español ante la posible paralización del A400M

0

a400mEl Gobierno español sigue sin mover ficha. Ya han pasado dos días desde que el máximo responsable de Airbus advirtió a los sindicatos que en los próximos días paralizará el programa si los gobiernos europeos no alcanzan un acuerdo con EADS sobre la fabricación del A400M. La Federación de Industria de CCOO no entiende cómo un programa de esta envergadura, que si fracasa desmantelaría el sector aeronáutico español, no es una prioridad en la agenda de José Luis Rodríguez Zapatero.

Una vez más la Federación de Industria de CCOO insta al Gobierno español a que "coja el toro por los cuernos" y, aprovechando que España preside la Unión Europea, haga todo lo que esté en su mano para garantizar la continuidad y estabilidad de un programa que actualmente da empleo a 10.000 trabajadores, 2.500 en nuestro país, pero que en el momento de la producción en serie generaría 40.000 empleos, incluida la industria auxiliar.

Esta Federación de Industria de CCOO no da crédito a la actitud que el Gobierno español ha adoptado desde que EADS dio un ultimátum a los siete países europeos implicados en el programa del avión militar. El futuro del sector aeronáutico español está en juego y es Zapatero el que puede evitar que se ponga en serio peligro tal volumen de empleo de calidad.

La llamada de atención de CCOO no se limita al Gobierno español. En la reunión que ayer mantuvo en Madrid el secretario general de la Federación de Industria con la ejecutiva de la sección sindical interempresas de Airbus España, EADS CASA y EADS Espacio se acordó presionar también al Parlamento Europeo para que tome cartas en el asunto ante las nefastas consecuencias que la paralización del programa tendría sobre el empleo. Para ello CCOO y UGT instarán a la Federación Europea de Metalúrgicos (FEM) a que reúna de manera urgente al resto de sindicatos de los países implicados en la fabricación del A400M (Francia, Alemania, Turquía, Luxemburgo, Bélgica y Reino Unido) para adoptar una estrategia común destinada a evitar el desmantelamiento del sector aeronáutico en la Unión Europea. Estando así las cosas la Federación de Industria de CCOO cuestiona por último el sentido del acuerdo que el pasado mes de julio firmaron EADS y la SEPI, y que suponía la integración de la española Military Transport Aircraft Division (MTAD) en AIRBUS. Aquel trasvase se produjo sobre el compromiso de que España tendría una participación importante en la fabricación del

A400M, una participación que ahora se pone en cuestión y que lo único que habría provocado es que el Gobierno español perdiera la autonomía de la que disfrutaba.

Deja un comentario