Librero se centra en el RD de “drones”, mientras el de Trabajos Aéreos lleva dos años y medio de retraso

0

Guadalajara, SP, 12 de mayo de 2014.- La prueba de que en Fomento y AESA no saben ni por donde se andan, ni tan siquiera a la hora de contratar personal interino, es cómo priorizan las necesidades del sector aéreo y su seguridad a la hora de regular. Lo de Carmen Librero como máxima responsable de AESA podemos decir y decimos que a Ana Pastor le pasará factura tarde o temprano. Pues esta Sra. máxima responsable de la Navegación Aérea en España cuando el 3 de diciembre según parece hubo un cierre patronal (eso se dice en 21 Juzgados de España mediante sentencias) ahora vuelve a emplear su habitual tono "didáctico" de nuevo hacia esta nueva industria de los no tripulados, cuando no ha sido capaz de lanzar el RD comprometido desde AESA hace ya dos años, al inicio de la prevista activísima campaña de Incendios 2014. Cuestión de prioridades, y tambien cuestión de ineficacia. La ineficacia en aviación es peligrosa, como se demostró con las 47 cuasicolisiones, una cifra infumable, a lo largo del 2010. Y el, "como no ha pasado nada…" no tiene trascendencia cuando la tendencia marca lo que marca, es decir que casi 100 aeronaves (2.000 personas al menos), estuvieron apunto de colisionar en el aire, y AESA no hizo nada al respecto que sepamos. Al contrario se intentó ocultar todo lo posible.

La Sra. Librero da lecciones magistrales sobre sus conocimientos al respecto. He aquí unas cuantas perlas en declaraciones a EP, siempre llenas de sesgos de prohibiciones y de dominio sumiso de la industria, que es a quien se debe prestar este servicio público que es AESA, en lugar de indicar con la autoridad que da el conocimiento que se puede regular de forma segura, pero con las dotes técnicas y los conocimientos necesarios para hacerlo. Y luego, cuando se ha de supervisar lo regulado es donde se tiene que ver ese inmenso "poderío" objetivo, aséptico y regulatorio del que la normativa proveé. Y esto es justo lo que en España no hace AESA desde hace años, y anteriormente la DGAC. Se sobreactúa y cuando sucede algo no deseado nadie da la cara al respecto, y lo que es más grave, nadie da explicaciones convincentes.


Pero lo que resulta sangrante es que mientras se realizan esfuerzos en regular algo que la propia FAA se está cuestionando en profundidad dada la complicación que tiene esta regulación, y todas las connotaciones que afectan a la seguridad, aquí quien da lecciones de la regulación de una industria nueva y pujante, es quien cuando tuvo responsabilidades en la Navegación Aérea del país no puso ni un pero a una situación peligrosamente potencial, y que además se materializó con esas 47 cuasicolisiones conocidas, y según los informes periciales con unas consecuencias psicosociales para sus subordinados serias, preocupantes y peligrosas mantenidas en el tiempo, que no hizo ni un sólo gesto de aplicación de la regulación al respecto existente en esos días oscuros. Por esto, por su gestión pública en la Navegación Aérea en ese Ente Público, no puede resultar creible, y tener autoridad alguna con sus palabras. Sí, está claro que poder tiene, y es quien la ha dotado de ese poder,, la ministra de Fomento Ana Pastor, la responsable última de sus acciones al respecto de la seguridad aérea española.


El Ministerio de Fomento prevé hacer público a finales de este mes el borrador del Real Decreto que regulará el uso de los vehículos aéreos no tripulados, conocidos como 'drones', para su uso comercial o profesional, regulando específicamente el uso de estas aeronaves y permitiendo su uso "en determinadas condiciones con limitaciones", según ha avanzado este lunes la secretaria general de Transportes, Carmen Librero.

Los 'drones' son consideradas como aeronaves por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y por tanto están sujetos a la legislación aeronáutica general vigente en España y en Europa, que no hace posible el vuelo de los 'drones' en todos los casos.

Así, aunque su uso seguirá prohibido sobre núcleos urbanos o sobre grupos de población (playas, conciertos, manifestaciones, procesiones), se podrá conceder autorizaciones puntuales para que estos usos puedan ser llevados a cabo.

"Actualmente la reglamentación española prohíbe expresamente el sobrevuelo de cualquier aeronave, tripulada o no, sobre núcleos urbanos, con excepción de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el Ministerio de Defensa. Con la nueva ley habrá autorizaciones puntuales si se cumplen los requisitos de seguridad necesarios", explicó Librero.

La secretaria general de Transportes, que aseguró que los pilotos también deberán contar con una formación específica para el uso de estos 'drones', afirmó que el objetivo de la nueva ley es establecer los requisitos para que su uso sea seguro, en todo lo que implica tanto al vehículo, como al piloto, como a la comunicación entre ambos "teniendo en cuenta la potencialidad enorme que tendrá el sector dentro de España".

LA SEGURIDAD ES PRIMORDIAL.

En líneas generales el nuevo reglamento que prepara Fomento definirá las categorías de los 'drones', los clasificará en función de su peso, determinará los requisitos de seguridad, los sistemas de visualización y los procedimientos operativos a llevar a cabo en el espacio aéreo.

Para el Ministerio de Fomento "la seguridad es primordial" y por ello se trabaja "mano a mano" con la industria para conseguir una regulación que permita el desarrollo pero manteniendo los requisitos de seguridad.

Hasta el momento, tres empresas han solicitado autorizaciones para realizar un uso comercial o profesional de estos aparatos y se encuentran realizando vuelos demostrativos para obtener la autorización.

Desde el Ministerio de Fomento se insta a los compradores de este tipo de aparatos a que se informen bien de lo que están comprando y a que cumplan la legislación bien para uso lúdico o para uso comercial informándose en los organismos necesarios de los requisitos obligados para su uso.

CON CONDICIONES Y REGULADOS.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, aclaraba hace un mes en un comunicado que no está permitido el uso de 'drones' para aplicaciones civiles con fines comerciales o profesionales, es decir para realizar actividades consideradas trabajos aéreos, como la fotogrametría, agricultura inteligente, reportajes gráficos de todo tipo, inspección de líneas de alta tensión, ferroviarias, vigilancia de fronteras o detección de incendios forestales.

Pero ahora con el nuevo Real Decreto esos usos podrán estar permitidos eso sí sujetos a la normativa y a la legislación. Así se diferenciarán entre los aeromodelos, que son exclusivamente para un fin deportivo o de recreo y los 'drones', que son aeronaves y como tales, están sujetas a la legislación aeronáutica general vigente en España, así como al resto de la normativa aeronáutica.

Cuando el fin es deportivo, no es comercial ni profesional, los modelos de aeronaves también tienen que estar federados en la Real Federación Española de Aeromodelismo.

Las sanciones actuales de la Ley de Seguridad Aérea por el incumplimiento de la regulación del uso de aeronaves no tripuladas se encuentran entre los 4.500 y los 70.000 euros. Actualmente el Ministerio de Fomento y la Agencia de Seguridad tienen un plan de Inspección que realiza más de 17.000 inspecciones en todos los ámbitos.

REGULACIÓN EUROPEA.

Hasta el momento solo existía una normativa que regulara estos usos emitida en el año 2011 por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en la cual se consideraba a los 'drones' como aeronaves, por tanto tenían que regirse por todas las normas europeas y nacionales referidas a la circulación aérea.

Hasta este momento no se contemplaba la posibilidad de que una aeronave no tripulada realizara trabajos aéreos. Pero el desarrollo industrial y las expectativas de negocio hacen que la regulación de estos 'drones' se haga imperativa.

Por ello, la Unión Europea presentó hace unos días sus planes para crear una normativa que derive en que en 2016 estas aeronaves formen parte también en el espacio aéreo europeo.

Deja un comentario