Los pilotos de la South African Airways se quedan solos

0

Atalayar / Lucas Méndez.- Casi todos los sindicatos de South African Airways (SAA) han reconocido que aceptan los paquetes de compensación como parte del rescate de la aerolínea. El anuncio se produce después de que el gobierno sudafricano advirtiera a los representantes de los trabajadores que no puede mejorar las ofertas de indemnización.

El sindicato de pilotos SAAPA se ha desmarcado del cambio paulatino del resto de sindicatos para aceptar las propuestas, a pesar de encontrarse cada vez más aislado y enfrentarse a las críticas del gobierno por su postura.

El plan de rescate diseñado para South African Airways ha perfilado una estrategia de reactivación que sólo contaría con plazas iniciales para unos 1.000 efectivos, en condiciones modificadas.

Desde el gobierno sudafricano se han establecido 129 millones de dólares para cubrir los gastos de indemnización de los trabajadores, cuyos contratos serán rescindidos si sale adelante el plan de despido. El voto de los acreedores vence el 14 de julio.

El resto de sindicatos ya ha aceptado la propuesta

“Es importante que nos aseguremos de tener una aerolínea que surja del plan de rescate que no se vea afectada por un acuerdo insostenible”, señalan desde el departamento de empresas públicas del gobierno. Afirman también, desde este mismo departamento, que el presupuesto de 129 millones de dólares para las indemnizaciones es “el mejor que se puede proporcionar dadas las demandas masivas y las limitaciones financieras a las que se enfrenta el gobierno”.

Cuatro sindicatos – NTM, SATAWU, AUSA y Solidaridad – además del personal no sindicalizado ya han señalado su compromiso con el paquete de medidas que se ha elaborado.

Otros tres sindicatos, el sindicato de pilotos SAAPA, el sindicato de grupo de tripulantes de cabina SACCA, y la organización NUMSA – habían tratado de abordar las principales inquietudes aún no resueltas sobre la situación y se reunieron con el departamento de empresas públicas del gobierno el pasado 3 de julio.

Los tres sindicatos se han mostrado particularmente resistentes al plan de rescate y a los recortes de personal asociados al mismo, que estiman afectaría a unos 2.700 empleados. Finalmente, NUMSA y SACCA se han unido al resto de los sindicatos, dejando sólo al de pilotos SAAPA.

Un acuerdo necesario para todos

El departamento de empresas públicas señala que es “preocupante” que los pilotos se hayan embarcado en un “proceso paralelo” a través del que pretenden obtener unas concesiones “inasequibles”. Por su parte, existe una propuesta de los pilotos con la que se pretende generar un ahorro de costes de en torno a unos 17 millones de dólares, en comparación con el actual plan de rescate de empresas.

Pero el departamento de empresas públicas del gobierno ha rechazado esta propuesta, alegando que considera que la remodelación de SAA que proponen, conduciría a un gasto que “excede con creces el supuesto ahorro”.

Este costo adicional presenta un riesgo para que la nueva aerolínea no sea sostenible desde el punto de vista financiero. Por eso, el departamento está instando a la asociación de pilotos a que se una a los demás sindicatos para apoyar el acuerdo de indemnización.

“No estamos en condiciones de acceder a más demandas irrazonables de secciones de la dirección del sindicato para obtener beneficios adicionales”, ha añadido el departamento de empresas públicas del gobierno.

El promedio de las indemnizaciones para los pilotos ascendería a 120.000 dólares, y a 21.000 dólares para la tripulación de cabina. Si el plan de despidos es rechazado, SAA se enfrenta a la posibilidad de liquidación. El departamento de empresas públicas señala que “todas las partes interesadas, en particular los empleados, pueden perder” si se llegasen a dar esas circunstancias.

Deja un comentario