Madrid, SP.- Los sindicatos USO y Sitcpla amenazan con convocar a los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair a nuevas jornadas de huelga en España en las primeras semanas de enero.

Las dos organizaciones sindicales aseguran que «Ryanair ha vuelto a burlar la representación legal de los trabajadores y a las instituciones laborales españolas», por lo que dan por agotado el plazo que dieron a la low cost irlandesa para «rectificar sobre su comportamiento absurdo e infantil» y atenerse a la normativa vigente en España.

Los sindicatos afirman que la compañía no quiso firmar finalmente el documento preacordado entre ambas partes en la Dirección General de Trabajo que implicaba la supresión progresiva de las ETT Crewlink y Workforce a través de las que Ryanair contrata a parte de sus tripulantes.

USO y Sitcpla advierten de que si no alcanzan un acuerdo en los próximos días, el siguiente paso será comunicará cuántas jornadas de huelga convocarán y las fechas para el colectivo de TCP, que no serán menos de tres.

Los sindicatos que representan a la tripulación de cabina de Ryanair en España lamentan que «los tripulantes de cabina afrontarán esta huelgas «sin el apoyo específico de los ministerios involucrados y la presidencia del Gobierno». «Salvo el exquisito trabajo de mediación realizado por La Dirección General de Trabajo, la Administración española no ha tomado aún medidas apropiadas para decirle claramente a Ryanair que tiene que cumplir con la ley del país en que opera y de la que obtiene gran parte de sus beneficios en Europa», insisten USO y Sitcpla.

Los TCP de Ryanair secundaron el pasado 28 de septiembre la última de las jornadas de huelga de 24 horas y «la mayor de la historia de la low cost irlandesa», dado que fue realizada simultáneamente en seis países europeos.

Previamente, el 25 y 26 de julio pasado, los tripulantes de cabina convocaron huelga en España, Portugal y Bélgica, a la que se unió un paro de 24 horas registrado por los sindicatos italianos de pilotos y de TCP. Los sindicatos de los tripulantes de cabina reclaman a la compañía que respete los derechos laborales de cada país en que opera. La empresa aplica la legislación laboral irlandesa, pese a que suma 1.800 trabajadores ubicados en su sede española. Los sindicatos denuncian que trabajar bajo la legislación irlandesa supone una rebaja de los derechos laborales de los trabajadores españoles.

Los TCP de Ryanair contratados antes de 2012 están obligados por contrato a cotizar bajo la Seguridad Social irlandesa, lo que no les da derecho a paro ni a una prestación por jubilación en España, tampoco a una sanidad pública. En Irlanda tampoco tienen derecho a sanidad porque no residen allí. Como consecuencia de ello, la mayoría de los afectados tienen que contratar seguros sanitarios privados, que se costean ellos mismos para tener cobertura en España.

Además, los 1.800 trabajadores de Ryanair en España están obligados por contrato a abrir una cuenta corriente en Irlanda donde tienen que domiciliar su nómina. Por tanto, cuentan con muchas dificultades a la hora de solicitar productos financieros, como una hipoteca en España, según fuentes sindicales.

Al estar contratados bajo la legislación irlandesa, según los sindicatos, los trabajadores cuentan con menos días de vacaciones (20 días en lugar de 30) y no tienen reconocidos ciertos derechos como permisos laborales por diferentes motivos.

 

 

 

Deja un comentario