Peligra el servicio de emergencias helitransportadas

0

Blog de los rescatadores de AndalucíaLa Diputación de Alicante ha decidido no renovar el acuerdo con la empresa de emergencias que gestionaba las emergencias helitransportadas, por accidentes de tráfico o en la montaña de la provincia. El servicio de rescate realizaba una media de tres actuaciones a la semana. Es decir 156 al año. Ciento cincuenta y seis vidas que dependen de este servicio para cruzar o no la raya con la muerte. Esta es la realidad. !Y se trataría sólo del dato de Alicante! Pero el problema de fondo al que ahora, aparte de la siniestralidad inaceptable, se están enfrentando los operadores, es que la crisis está pasando factura, y las comunidades autónomas de estos servicios, así como incendios, etc… deben ya varios millones de euros desde hace más de un año. Con esto están asfixiando al sector, y hacen peligrar su viabilidad.

El pasado mes de diciembre era la provincia de Castellón la que perdía el servicio helitransportado de rescate a lo que se añadía el cierre del Centro de Información y Coordinación de Emergencias de la Comunidad, informa el digital OUTDOOR ACTUAL

Las operadoras de helicóptero contratadas para servicios públicos, Medicalizados, Rescates, Incendios, esto las está estrangulando economicamente, los concursos públicos ya salian muy cortos, y ahora quieren bajarlos más economicamente, lo que llevará a que los concursos públicos queden desiertos, ¿que pasará este verano con los incendios?, ¿tendrá que hacerlo todo la UME? Apañados vamos. Y hay una cuestión de fondo mucho más preocupante aún que no tener un servicio de helicóptero para emergencias si cabe. Si se bajan las bases económicas de los concursos más de lo posible, y alguna empresa entrara en esos baremos de precios, ¿con qué garantías para la seguridad de pasajeros rescatados, personal médico, gruistas, personal forestal y tripulaciones se estaría operando?. La respuesta es mala, muy mala. Si tenemos en cuenta que 2011 ha sido un annus horribilis para el sector, nos podríamos estar enfrentando a uno aún peor.

Deja un comentario