24.5 C
Madrid
septiembre, martes 28, 2021

Piloto de carga aérea en Africa, una profesión de riesgo extremo en el Tercer Mundo

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Guadalajara, SP, 1 de septiembre de 2014.- Si existen pilotos abnegados en el mundo, son los de los aviones que realizan la operación de carga aérea en lugares como el Continente Negro. Horarios nocturnos la mayor parte de las veces, y en lugares no tan distantes de Europa, como Africa, sus pilotos gota a gota van llenando de sangre el continente. La diferencia fundamental, es que pocas veces se repara en el hecho de que los fallecidos pueden parecer pocos pues se circunscriben normalmente a la tripulación, a pesar de que las aeronaves empleadas quizás sean examinadas con menos exigencia por las autoridades en muchas ocasiones corruptas, y la verdad técnica de lo sucedido, buena parte de las veces no se llega nunca a conocer. Entre el 23 de agosto y hoy mismo 14 personas han fallecido en tres accidentes en Congo, Argelia y Tanzania. El presente artículo está dedicado a esa profesión, la de piloto de carga aérea, mirada de refilón muchas veces entre las propias tripulaciones de la aviación comercial de pasajeros, como una subclase de profesionales. Nada más lejos historicamente de la realidad. Los pilotos de carga aérea fueron los pioneros de la aviación con el correo postal y realizan una impagable labor económica y social, sobre todo en esas regiones del mundo donde sin su labor de noche o de día, bajo el monzón o las tormentas, les convierte en auténticos aviadores hoy, aunque la falta de relucientes uniformes la mayor parte de las veces esconda una experiencia a los mandos en todo tipo de situaciones digna de estudio y reconocimiento social.

El 23 de agosto pasado un turbohélice LET L-410UVP se estrellaba en las proximidades de Mulume Munene en la República Democrática del Congo. Sus dos pasajeros y 2 pilotos fallecían en el accidente. El pasado sábado 30 de agosto, a 15 kms. del aeropuerto argelino de Tamanrasset (TMR), un avión operado por Ukraine Air Alliance, en esta ocasión un Antonov 12BK, procedente de Glasgow en Gran Bretaña, que se dirigía a llevan equipamiento para la extracción de petróleo a Guinea, se estrellaba a los tres minutos de despegar del aeropuerto de Tamanrasset, falleciendo los 7 miembros de la tripulación que lo ocupaban. Finalmente, hoy mismo, 1 de septiembre, un Fokker F-27 Friendship 500, con tres tripulantes a bordo, resultaba destruido al precipitarse en el Parque Nacional de Serengeti en Tanzania, apenas unos minutos después del despegue.


Tres tipos de aviones, en tres lugares de Africa en una sóla semana. El denominador común es que la operación que realizaban era de carga aérea. El avión ucraniano por ejemplo lo había sido de la Fuerza Aérea Soviética, fabricado en 1968, y el Fokker F-27 realizó su primer vuelo en 1985. Del LET L410UVP desconocemos datos. Pero suele ser práctica habitual el envío de aviones ya obsoletos en los países desarrollados al Tercer Mundo, para acabar allí sus días realizando operaciones de carga aérea. Aprovechando la presidencia de OACI por un nigeriano, quizás sería un buen momento para comenzar a tomar medidas, que muy probablemente harían que cada dos días no fallecieran dos personas en operaciones relacionadas con la carga aérea en Africa como ha sucedido esta semana.
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies