22.2 C
Madrid
mayo, lunes 23, 2022

PILOTOS A PRECIO DE SALDO

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 10 de Octubre de 2013.- Corren tiempos difíciles para la economía y el sector de la aviación no iba a ser menos, los márgenes de beneficios se reducen por lo que las empresas reducen costes de la forma que sea, aún a costa de la dignidad y profesionalidad del empleado. La profesión de piloto de helicóptero no iba a ser menos y dista mucho de la visión idílica que tiene el público en general, asemejándose más a una carrera de obstáculos y trabas a cada cual más indignante.

Los costes

Primeramente nos encontramos con el obstáculo económico, si el aspirante a piloto pretende sacarse los cursos necesarios por lo civil deberá desembolsarse unos 65.000 euros para sacarse el título de piloto comercial -CPL (H)- y poder empezar a volar remuneradamente. Si bien es esta «sólo» una cantidad de partida ya que cada vez las empresas exigen más y más requisitos, como por ejemplo la habilitación para vuelo instrumental (IR) que, nos dicen, cuesta más de 30.000 euros y es exigida por ejemplo por INAER, la mayor operadora del sector.

Bien, así que contando de partida con unos 100.000 euros entre titulaciones, cursos, reconocimientos y demás gastos se podría pensar que el salario de un piloto de helicópteros estaría acorde y daría para recuperar esta inversión pero.. nada más lejos de la realidad.

Atendiendo a las estadísticas el futuro más inmediato de los recién salidos de la escuela es la cola del paro, largo es el camino hasta conseguir un primer trabajo a no ser que se tenga un buen padrino en el mundillo aunque, siendo realistas, esto en España es aplicable a la mayoría de sectores.

Una vez conseguido el trabajo, con muchas dosis de suerte, lo más probable es que al entrar en compañía se les contrate bajo la modalidad o denominación de tripulantes u operadores de radio, por aquello de no darles una habilitación de tipo y pagarles un salario inferior.

Las particularidades de las operaciones con helicópteros hacen de este sector un trabajo en el que se requiere gran movilidad funcional, viajando y teniendo que instalarse frecuentemente en las distintas bases que los operadores tienen por la geografía española, añadiendo si cabe más gastos a sumar en la ya desorbitada cifra de inicio.

Sueldos

El sueldo medio de un piloto que entra a trabajar como tripulante u operador ronda los 1000 euros durante los primero años, pilotos mileuristas sí, y eso dando gracias por cobrar algo ya que los más veteranos cuentan que, en el pasado, ni siquiera se cobraba nada.

Haciendo cuentas nos encontramos con que éstos trabajadores trabajando una media de entre 15 y 20 días al mes durante hasta 12 horas de guardia por día cobran 1000-1200 euros dependiendo de la empresa, saliendo por lo tanto el precio de la hora media trabajada a unos 5,7 euros, es decir, hay pilotos que no cobran ni 6 euros por hora.

Así pues tenemos, por increíble que parezca, pilotos debidamente cualificados con una inversión inicial de alrededor de 100.000 euros no llegando a ganar 6 euros la hora.

Progresión profesional

La situación en el tiempo tan precaria para éstos trabajadores puede alargarse durante años, durante éstos el trabajador lucha por conseguir que la empresa le de una habilitación de modelo (curso por el cual el piloto se habilita para volar un modelo en concreto y puede apuntarse las horas de vuelo) ya que con ésta normalmente son ascendidos al rango de copiloto siendo aumentados -aunque tampoco demasiado- sus salarios.

Cabe reseñar que si bien en otras profesiones la antigüedad y experiencia se mide por los años, en el mundo aeronáutico se mide por horas de vuelo, siendo éstas todo lo que el piloto tiene para poder progresar y ascender dentro de las compañías por lo que el poder conseguir una habilitación es del todo vital para ellos.

Desgraciadamente los recortes impuestos en compañías como INAER, que engloba a la mayoría de pilotos españoles, hacen que cada vez se den y renueven menos habilitaciones, bloqueando la formación de estos pilotos y eternizando su estado de tripulantes/operadores aun teniendo las mismas cualificaciones que cualquier otro piloto en activo de rango superior pero con unos sueldos irrisorios que a duras penas dan para pagar su tremenda inversión inicial y los gastos de la vida lejos de su lugar de origen.

Por otra parte nuestro actual convenio sectorial tampoco les ayuda, si nos fijamos en los salarios mínimos reflejados en él podríamos definirlos como vergonzantes, quizá influidos por la temporalidad de muchos de los trabajos aéreos o quizá demasiado influidos por la presión previa de las compañías.

Desde el SLTA se ha constatado que tanto estos salarios mínimos como otros derechos básicos del trabajador están muy por debajo de lo exigible para esta profesión, más si los comparamos a los de convenios de otros sectores del transporte, algo que resulta cuando menos chocante si nos atenemos a la peligrosidad y complejidad de la operación con helicópteros.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies