La verdad de la operación de extinción de incendios con cámara subjetiva

0

Guadalajara, SP, 2 de junio de 2013.- Cuando algo es real, sobra la demagogia. En este documental corto de 10´28", ambientado con una música que da tiempo para la reflexión, podemos aproximarnos a lo que es la operación de extinción de incendios con un helicóptero, realizado con una cámara subjetiva, GoPro2, con lo que a nivel informativo tenemos el punto de vista del sujeto activo, el PILOTO-AVIADOR, con mayúsculas. No un mero gestor de la máquina, pues la física de la que depende su sustentación, se define correctamente y en buena medida de la adecuada gestión sincrónica de sus manos, sus pies y su vista. De sus habilidades. Con la dificultad añadida, de gestionarse en el aire, en 4D, y en tiempo real. Que sea capaz de dominar esa máquina de alas giratorias, depende de sus habilidades para el pilotaje, adquiridas por la experiencia y el entrenamiento constante. De hecho todavía se está definiendo la ecuación de cómo es posible hacerlo. Aquí no hay trampa ni cartón. La realidad es así. La máquina y el hombre que la maneja, aún tienen ambos un porcentaje desequilibrado para la operación correcta y segura, que se decanta hacia el lado "hombre" mayoritariamente. El hombre aún domina la máquina, y la hace "volable" con sus manos y sus pies. Una danza perfecta, donde si la máquina no falla, el humano domina en todo momento la situación del vuelo. Manos de cirujano, pies de futbolista, la sensación de volar por todo el cuerpo, y las vibraciones que acompañan a esta aeronave donde todo es motor. Adrenalina que se enfrenta a nuestros incendios, sin margen alguno para la improvisación…


Las descargas pasan a ser un elemento artístico en estas imágenes, mientras el ritmo de la banda sonora se acelera o decae. Una jornada donde la acción precisa salvará vidas o bienes. Salvarán esos pulmones, tambien, de forma arbórea que nos permiten seguir respirando. Las cargas y descargas, una aguja en un pajar, lo árido del terreno, rodeado de masas forestales que deben ser protegidas por nuestros "jornaleros del aire".
El helicóptero es la aeronave más difícil de pilotar, más inestable, lucha a fuerza de motor contra la fuerza de la gravedad, y está sometida a las inclemencias meteorológicas y a las fuerzas de la lucha térmica con el terreno cuando éste comienza a arder. Temperaturas extremas en la estación seca.
Las brigadas, un elemento vertebrador total de esta sinfonía de todos los veranos, con el "Somewhere over the Rainbow" de fondo. La vuelta a casa, en este caso la base. Dedicado a "Todos los que fueron, y a los que todavía son…". Un agradecimiento por su trabajo. Un agradecimiento por su profesionalidad. Cada verano. Siempre pendientes de un hilo, del frágil hilo de la gravedad.
Al autor del documental, las miles de horas de experiencia, a bordo de un Ecuriel AS350 B3+, no le sobran, él seguro que lo sabe, como para que la confianza haga que baje la guardia. La fuerza de la gravedad amenaza sin tregua constantemente, y la experiencia que son 2 grados en el pilotaje de un helicóptero, no debe hacer que deba conformarse con la rutina de una operación que cada día, en cada incendio, es singular, única en la dificultad que entraña. No es un tren que siempre circula por las mismas vías y a la misma velocidad bajo un túnel. Es la aeronave más complicada de pilotar de aquellas más pesadas que el aire, donde cada día la experiencia demuestra que el esfuerzo, las aptitudes tanto físicas como mentales han de ser las mejores posibles, y el constante entrenamiento es una garantía del éxito, que siempre tiende a el 99,999%. El sabe, que en el 0,0001% restante se encuentra la excelencia. La excelencia humana ya la tiene, la profesionalidad, cada día lucha por ese 0,00001% que trata de conseguir, y que seguirá tratando de conseguir. Una constancia muy lejos de enmoquetados despachos, cockpits "de lujo" de la aviación comercial, y uniformes impecables, cada vez más lejos del olor a combustible, a campo, a vida… Esa vida que destinan a salvar tambien nuestra calidad de vida, protegiendo lo que respiramos. Vuelos estos tambien, que salvan vidas.

Deja un comentario