Propuestas ecológicas de los CEOs de las principales compañías aéreas europeas

Creada en 2016, Airlines for Europe (A4E) es la asociación de aerolíneas más grande de Europa, con sede en Bruselas.

0
  • Aplicación urgente del Cielo Único Europeo (SES, Single European Sky) y actualización de su normativa;
  • Política industrial europea dedicada a los combustibles de aviación sostenibles (SAF, Sustainable Aviation Fuels);
  • Intensificación de los esfuerzos de diplomacia climática mundial y plena implementación del sistema de Naciones Unidas para controlar las emisiones de CO2 procedentes de la aviación internacional, denominado CORSIA;
  • Inversión incentivos para tecnologías e innovaciones para la descarbonización.

Bruselas.- En la cumbre anual, los consejeros delegados de las compañías que forman parte de A4E han efectuado un llamamiento a la industria para aunar esfuerzos y hacer que el Green Deal de Europa sea un éxito, al tiempo que subrayaron la necesidad de una legislación en cuatro áreas clave:

  1. La urgente implementación del Cielo Único Europeo, que podría reducir las emisiones de CO2 hasta en un 10%, lo que eliminaría 25 millones de toneladas de emisiones por año. Se necesita una rápida actualización del marco regulatorio del Cielo Único Europeo para 2021 con el fin de garantizar la puesta en marcha de futuras eficiencias en la gestión del tráfico aéreo.
  2. Legislación para impulsar el desarrollo y consumo de combustibles sostenibles de aviación que potencialmente podrían reducir las emisiones de CO2 hasta un 85%.
  3. Plena implementación del sistema de Naciones Unidas para controlar las emisiones de CO2 procedentes de la aviación internacional, CORSIA. El desarrollo de unos objetivos a largo plazo más ambiciosos por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO) es esencial.
  4. Inversión e incentivos para innovaciones, como tecnologías de motores eléctricos e híbridos, lo que ayudaría a las aerolíneas a reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

Como aerolíneas europeas, estamos unidas en nuestro objetivo de hacer que el Green Deal europeo sea un éxito. Vemos esto como parte de nuestro compromiso con la sociedad europea. Esperamos trabajar estrechamente con la industria y los líderes políticos para hacer que los cielos de este continente sean los más eficientes y respetuosos con el medio ambiente del mundo, porque fallar no es una opción”, dijo Benjamin Smith, consejero delegado del Grupo Air France-KLM y presidente de A4E en 2020.

Durante los próximos 10 años, las aerolíneas que integran A4E invertirán 169.000 millones de euros en aviones más ecológicos, que de media son un 25% más limpios y tienen menor nivel de ruido que sus predecesores. Actualmente, se están explorando posibles vías hacia un transporte aéreo del futuro con emisiones netas cero de carbono o bajas emisiones de CO2 mediante un estudio intersectorial con aeropuertos europeos, fabricantes y proveedores de servicios de navegación aérea, liderado por A4E.

El reto de abordar el cambio climático es considerable. Las aerolíneas están haciendo su parte, pero en algunas áreas, como la gestión del tráfico aéreo, necesitamos la acción de otras partes de la industria y de los líderes políticos de Europa para tener éxito”, afirmó Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG). “La modernización del espacio aéreo europeo es urgente y está muy retrasada. El rediseño de nuestro espacio aéreo y la creación de un sistema integrado con rutas más eficientes podría eliminar 25 millones de toneladas de emisiones de CO2 por año en Europa. Esta responsabilidad recae ahora en las presidencias croata y alemana del Consejo de la Unión Europea. La creación de un Cielo Único Europeo se ha debatido por 20 años. No podemos esperar más”, agregó Walsh.

Impulsar la producción y el consumo de combustibles de aviación sostenibles será esencial para el éxito de las aerolíneas europeas en la reducción de su huella de carbono. En 2012, la Unión Europea estableció el objetivo de producir dos millones de toneladas de SAF en Europa. Ocho años después esta producción está significativamente atrasada.

El hecho es que las medidas bien diseñadas para apoyar el desarrollo de SAF no se consideraron suficientemente en la Revisión de 2018 de la Directiva de Energía Renovable (REDII) y todavía están crucialmente ausentes. Una política industrial de la UE a medida para el despliegue de combustibles de aviación innovadores a través de financiación y una legislación equilibrada, según lo previsto por el Green Deal Europeo, son muy bienvenidas para corregir la deficiencia del mercado de los SAF”, señaló Thomas Reynaert, director general de A4E. “Dicha legislación debe priorizar incentivos adicionales para la aviación en lugar de establecer mandatos obligatorios para mezclar independientemente del precio, los volúmenes de producción o las consideraciones de competitividad“, añadió Reynaert.

La plena y rápida implementación de CORSIA, al tiempo que contribuye al desarrollo de objetivos a largo plazo más ambiciosos a nivel de ICAO, garantizaría que los esfuerzos de mitigación de las emisiones de carbono en Europa trasciendan las fronteras de la UE, ya que solo las medidas de reducción de carbono coordinadas a nivel global serán efectivas. La UE también debe intensificar sus esfuerzos de diplomacia climática para garantizar que países más reacios como China, Rusia, India y Brasil se unan al sistema CORSIA en el año 2021. Paralelamente, los legisladores deben trabajar para garantizar que los futuros cambios en el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) de Europa eviten solapamientos entre las medidas basadas en el mercado de la UE y del mundo.

Finalmente, la inversión de la UE y el apoyo a tecnologías futuras que puedan ofrecer reducciones significativas de emisiones son esenciales para apoyar la transformación sostenible de la aviación a largo plazo. Se necesita un mayor apoyo para la investigación, el desarrollo y la innovación en torno a las tecnologías de motores eléctricos e híbridos que pueden ayudar de manera efectiva a las aerolíneas a reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

Deja un comentario