Reunión clandestina de Abalos con la dictadura venezolana en Madrid

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- El Dassault Falcon 900LX del operador Sky Valet, matrícula TC-AKE, aterrizaba en Madrid-Barajas, de madrugada con nocturnidad, premeditación y alevosía… El político Abalos, máximo responsable político de la aviación española no se podía entrevistar en territorio español con Delcy Rodríguez, la número 2 de la dictadura de Venezuela (vicepresidenta “ejecutiva”-término que viene de “ejecución”), que tiene prohibido el acceso al espacio Schengen, y por lo tanto no está autorizado, en virtud de los acuerdos de la UE, que España ha firmado, dentro de las sanciones por las acciones de esa dictadura. La reunión se producía por tanto en territorio turco, a bordo de dicho avión.

En el avión privado de lujo, mientras cientos de miles de venezolanos pasan hambre, o sucumben a las balaceras por la inseguridad provocada por el totalitarismo de sus dirigentes, tenía lugar el encuentro entre el actual inquilino del Ministerio de Transportes, Movilidad, etc… ya convertido en Ministro de “Reuniones Clandestinas con las Dictaduras”.

Esta vez le salió mal. Síntoma de la prepotencia de quien cree que sus públicas acciones no van a ser descubiertas. vozpopuli lo descubrió, lo documentó y lo publico como era su sagrada obligación de informar.

El Ministro de “Reuniones Clandestinas con las Dictaduras” se reunía en su despacho del Paseo de la Castellana, con el de Turismo de Venezuela, Félix Plasencia, que sí puede acceder al territorio Schengen, y por lo tanto a España… de momento.

En el video promocional de la compañía vemos cómo se omiten las matrículas de sus aviones…

Video promocional de Skyvalet donde se ve el perfil de los usuarios de este tipo de servicio

Tras negar varias veces su reunión con la vicepresidenta de la dictadura de Venezuela, finalmente Abalos reconoció que el encuentro se produjo. Por lo tanto Abalos mintió.

Que un Ministro de la Unión Europea viole de manera flagrante de forma impresentable, oculta, a escondidas, un acuerdo de toda la UE, supone un peligroso movimiento de cara a la reputación de España ante la Unión. ¿”AKE” suena mal…?

Deja un comentario