Santander es el primer aeropuerto español donde se puede aterrizar apoyándose satelitalmente

0

Santander, SP, 17 de octubre de 2013.- Santander es el aeropuerto en el que desde hace años, se está implementando la utilización del sistema de navegación apoyándose en satélites EGNOS (en este caso la constelación GPS), para los aterrizajes, en línea con la mejora de la seguridad, operatividad y eficiencia de flujo y económica, basándose en la mejora de la PRECISION. A partir de hoy es ya una realidad. Le seguirán el próximo año Sevilla, Almería y Valencia. AESA ya lo ha aprobado-certificado. Un hito de enorme dimensión tecnológica en NA, y para el proyecto europeo EGNOS.

Parayas, Santander, este mediano aeropuerto del Cantábrico (ocupa el puesto 19 en el ranking de AENA en 2012), ha entrado en los libros de la historia tecnológica española, con este hito que hoy comienza su andadura.

Incrementar la precisión de la señal GPS, es esencial para la mejora de los aportes tecnológicos en aras a mejorar la seguridad en la crítica operación del aterrizaje de las aeronaves, y en la mejora de la eficiencia del flujo de éstas hacia el aeropuerto de destino. Es lógico que las pruebas de este desarrollo, se realicen en aeropuertos con un tráfico limitado, para poder ir realizando las correcciones necesarias que se vayan detectando.

La información tanto vertical, como horizontal, con la señal GPS, y con las garantías de precisión que aporta EGNOS, es un sueño hecho realidad para las tripulaciones que operan en los aeropuertos. A mayor precisión, logicamente, mayor seguridad en la operación. La mejora de EGNOS a la señal que se recibe de la constelación GPS que "alimenta" el envío en tiempo practicamente real esos vectores, se ha multiplicado por 5, pasando de los diez a los dos metros, y confirmando o no del perfecto estado de degradación del las prestaciones del sistema mediante un mensaje de aviso a la tripulación.

Tras un largo trabajo de años, la puesta en servicio operativo de EGNOS en aplicaciones aeronáuticas, logicamente debería contar con todas las garantías posibles que un sistema implementado en este ámbito requiere. Posteriormente al análisis del propio sistema, se han debido moldear todos los aspectos operacionales de esta implementación real. Nuevos procedimientos para operar con el apoyo EGNOS instrumentalmente, vuelos de prueba y "calibración" o un análisis de seguridad operacional, concluyente.

AESA debía aprobar, certificar, la operación con este sistema, tras todas las fases necesarias de verificación y análisis que en toda modificación en el ámbito de la operación aérea y de la navegación son necesarias. La fecha que dieron es hoy, 17 de octubre. Una fecha histórica, sin duda alguna.

EGNOS es una contribución de toda Europa a la navegación satelital. Complementando y mejorando, esto garantizando, la correcta interrelación con el sistema GPS, con esa constelación, se podrá mejorar la seguridad (OBJETIVO 1), así como la reducción de costes e impactos ambientales al asegurar las correctas trayectorias de navegación y aproximación a los aeropuertos. Pero un importante ventaja, es que en el futuro, cuando la constelación competencia del GPS norteamericano, esté operativa, se podrá complementar e implementar utilizando el sistema Galileo. Futuro sistema mundial de navegación por satélite de la UE.

Acortar rutas, mejorar la eficiencia del flujo aéreo, así como la realización de arribadas y despegues en los aeropuertos utilizando este nuevo sistema de apoyo a la navegación, mejorará desde todos los puntos de vista la navegación aérea en el mundo, y desde hoy tambien en España.

INGRESOS PARA AENA

En junio de 2013, AENA-Navegación Aérea, firmaba un contrato para operar y mantener durante ocho años la infraestructura del sistem ade navegación por satélite, EGNOS, ubicada en el territorio nacional por el que obtendrá este Ente Público, unos ingresos de 13,3 millones de euros.

AENA ya operaba este sistema desde 2005, y lo seguirá haciendo hasta 2021 al menos.

Como proveedor de servicios de navegación aérea, Aena, ha impulsado el Sistema Europeo de Navegación por Complemento Geostacionario (EGNOS) desde sus inicios y por ello gran parte de esta infraestructura de primer nivel se encuentra actualmente en España. En concreto, Aena operará y mantendrá los siguientes elementos del sistema:

  •  Un Centro de Control de Misión del sistema ubicado en las instalaciones del Centro de Control de Tráfico Aéreo de Madrid.
  •  Cinco estaciones de referencia instaladas en los aeropuertos de Santiago, Palma de Mallorca, Málaga, La Palma y Gran Canaria
  •  Otros servicios adicionales y fundamentales para prestar este
    servicio de navegación por satélite apoyados en herramientas que permiten notificar cualquier indisponibilidad de la señal a los usuarios y facilitan la conexión a EGNOS vía Internet.
    Cabe recordar que Aena Navegación Aérea participa y es accionista junto a otros seis proveedores de servicios europeos (Francia, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y Suiza) de la empresa European Satellite Services Provider (ESSP), que es la adjudicataria por parte de la Comisión Europea de la prestación del servicio EGNOS y subcontrata la operación y mantenimiento de las instalaciones del sistema.
  • ¿Cómo funciona EGNOS?


El sistema EGNOS complementa y mejorar la señal de la constelación GPS. Para ello se emiten señales adicionales con mensajes de corrección e integridad desde satélites geoestacionarios (GEO) . Los mensajes EGNOS se generan a partir de una red de estaciones de monitorización en tierra que recogen los datos de los satélites GPS y los envían, por medio de una red de comunicaciones, a los Centros de Control, en los que se calculan las correcciones necesarias. Dichas correcciones se envían mediante varias estaciones de Acceso a 3 satélites geoestacionarios, que a su vez las difunden a los usuarios finales. Este sistema mejora la precisión de la señal y la confianza del usuario en el sistema de navegación por satélite, mejorando la precisión de diez a dos metros y emitiendo un mensaje de aviso que informa al piloto en un tiempo determinado en caso de fallo del sistema.

Deja un comentario