20.6 C
Madrid
octubre, martes 4, 2022

Transparencia exige a AESA el informe justificativo de las ayudas concedidas a Plus Ultra

Tanto la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales como la Agencia Estatal de Seguridad Aérea se negaban a proporcionar la información.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.- El pasado 1 de Julio, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) requirió a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), el informe con el que avaló la necesidad y viabilidad de la ayuda financiera concedida a la aerolínea Plus Ultra.

Previamente este mismo organismo había recibido un requerimiento similar para que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) proporcionará toda la información y requiriera a la propia AESA toda la documentación, información que la SEPI se negó a proporcionar, argumentando que «Los datos, documentos e informaciones que obren en poder del Consejo Gestor y de SEPI en virtud de las funciones que le encomienda este real decreto-ley tendrán carácter reservado y, con las excepciones previstas en la normativa vigente, no podrán ser divulgados a ninguna persona o autoridad, ni utilizados con finalidades distintas de aquellas para las que fueron obtenidos«.

Por su parte AESA, tampoco quiso facilitar los datos ya que «consideraba que la divulgación de la información a la que se pretende acceder supondría un perjuicio para el interés económico y comercial de la compañía Plus Ultra Líneas Aéreas S.A., toda vez que el informe al que pretende acceder contiene datos económicos y financieros de la misma que son relevantes para su desarrollo en el ámbito de la aviación.«. Recordamos a los lectores que estamos hablando de «ayudas públicas».

La respuesta de la CTBG ha sido contundente y exige a la AESA que proporcione la documentación sin más dilación ya que para este Consejo:

  • No es suficiente argumentar que la existencia de una posibilidad incierta pueda producir un daño sobre los intereses económicos y comerciales para aplicar el límite con carácter general. El perjuicio debe ser definido indubitado y concreto.
  • Dicho daño debe ser sustancial, real, manifiesto y directamente relacionado con la divulgación de la información.
  • Constatada la existencia del daño y su impacto, deberá procederse a la ponderación de la existencia de un interés prevalente que marcará, en última instancia, el peso de dicho daño en los intereses económicos y comerciales frente al interés legítimo existente en conocer la información concreta a divulgar.
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies