Tras el Brexit y el 26J, ¿habrá futuro para la Aviación española?

Editorial

1

Tarifa, SP.- La fotografía que encabeza muestra como a pesar de las turbulencias aquí en la tierra de los últimos días, la Aviación continúa firmando con sus contrails el paso del Estrecho de Gibraltar… Motivo de reflexión es la poca relevancia que se le ha dado en estos días a lo que estaba sucediendo y la repercusión que tendría en nuestro sector aéreo. Quizás a largo plazo el favorable apoyo al Brexit o salida de la UE de Gran Bretaña, todavía no nos esté montrando mas que el desmoronamiento de un Imperio, cuyo reflejo en esta industria ha pasado por una pérdida de un 26% del valor de las acciones del Grupo IAG, y por lo tanto de Iberia, Vueling, British y Air Lingus.

Agradecido debe estar el mismo pueblo soberano que ayer entregaba 136 actas de diputados, al partido que entregó a ese extracomunitario próximamente Grupo, el 12% mayoritario de Bankia, del accionariado de Iberia. Rato, Blesa, y demás camarilla fueron absorbidos por un grupo extranjero, a pesar de que la prensa española hablaba de “fusión” entonces. 2016 es el año decisivo de esa absorción TOTAL, y los acontecimientos de Brexit han desencadenado una tormenta perfecta en cuyo vórtice se encuentran los intereses nacionales enormemente dañados por la avaricia de unos pocos, y el antipatriotismo de un partido que puede volver a gobernar… Reflexión y arcadas a escasos kilómetros de Gibraltar. El “Gibraltar aeroportuario” tiene forma de T4, y está dominado por un Grupo extracomunitario, fuera del espacio Schengen, fuera de nuestra moneda, fuera de nuestros intereses como españoles y como miembros de la UE. Hoy la intranet de Iberia intentaba tranquilizar a sus empleados, la mayoría de los cuales ahora sí entienden que aquel Acuerdo que firmaron sus representaciones sindicales la realidad ha demostrado que tenía un alcance aún más oscuro que el que por sus propios intereses sindicales-no laborales- se les estaba vendiendo en aquellas fechas. No sólo los políticos tienen su responsabilidad en lo que está abriendose paso como tozuda realidad. Los sindicatos demostraron entonces la auténtica representación que detentan…

Por otro lado el 26J ha dibujado un panorama que tendrá también su repercusión en otras actividades del sector aéreo, más allá de la industria aerocomercial, como son los Trabajos Aéreos, y algo que ninguna formación política se ha atrevido a plantear, demostrando una vez más a quién representan realmente. El Medio Ambiente tiene fronteras en nuestro país. Unas fronteras que tiene un reflejo en que cada Comunidad Autónoma establece unos pliegos de condiciones para la extinción de los incendios, a pesar de que la operación de un helicóptero en Galicia entraña exactamente las mismas amenazas y exige los mismo requisitos que en Cataluña, Valencia o Andalucía… Esta contradicción no ha sido planteada por ninguna formación política que sepamos en los comicios de ayer 26J. Esa contradicción significa que la falta de normas comunes en los pliegos de condiciones técnicas de los concursos tienen la firma de la falta de estandarización necesaria para movernos en estas críticas operaciones aéreas con las máximas garantías posibles de intentar asegurar el máximo nivel de seguridad operativa de las mismas independientemente del “cortijo” autonómico en el que se desarrollen. Este descontrol en las licitaciones está repercutiendo negativamente seguro en esas operaciones, y nadie se ha molestado en ponerlo encima de la mesa para encontrar soluciones estándares a operaciones similares. Los pliegos económicos pasan también por ver lo que ha estado pasando, y comprobar si se han estado desviando fondos públicos destinados a estas operaciones a otros menesteres y bolsillos. ¿Qué repercusión han tenido los casos de corrupción generalizada en la seguridad de las operaciones?. Un país como Dios manda, debería estar estudiando y encontrando respuestas a este sencillo interrogante. De forma más cruda aún lo plantearíamos como ¿qué incidencia ha tenido la corrupción en los incidentes y accidentes en nuestro país…?

1 Comentario

  1. IAG transportó, entre el UK y España, 36 millones de pasajeros, de los cuales el 10% volaron al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas.
    Si la salida del UK de la Unión Europea mantiene a largo plazo un nivel devaluado, en la pareja libra/euro, en un 20 % sobre la paridad actual, los 36 millones de pasajeros disminuirán hasta …… y los ingresos hasta ….

    El aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid-Barajas tuvo un tráfioc, en el año 2015, de unos 47 milones de pasajeros, la disminución de tráfico del 30 %, según sentencia del Tribunal Supremo, bajaría hasta 32 millones de pasajeros anuales y en ingresos ……. . Además quedaría en el segundo puesto de la liga nacional de aeropuertos en España, por detrás del de Barcelona-El Prat.

    ¿Cómo se tomarán todo esto los actuales inversores en aenas como TCI y similares?

    “Duro y difícil hallarás caminar sobre el agudo filo de la navaja pero más difícil, dicen los sabios, es el camino de la rentabilidad”

Deja un comentario