Un avión revienta una rueda al despegar en el Reina Sofía

0

Sesenta pasajeros de un avión de la compañía aérea Air Europa no olvidarán con facilidad la situación que vivieron ayer en el aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía cuando el comandante de la aeronave en la que viajaban, con destino a Lanzarote, se vio obligado a abortar el despegue cuando ya se encontraba en carrera de pista. El piloto había detectado una avería en la cabina y decidió suspender la maniobra con un frenazo tan brusco que provocó el reventón de una de las ruedas del tren principal mientras que la tripulación y el resto de las personas que estaban a bordo se llevaron uno de los mayores sustos de sus vidas. Afortunadamente, todo quedó en esa desagradable sensación ya que nadie resultó herido en el incidente, tal y como confirmaron anoche fuentes de AENA. Artículo completo en LA OPINION

Los pasajeros fueron alojados en varios hoteles del sur de Tenerife y se prevé que puedan salir hoy en otro avión hacia el aeropuerto lanzaroteño de Guacimeta.

Se trataba de la segunda operación de despegue que el piloto abortaba en el día de ayer con los mismos pasajeros y la misma aeronave. El reventón de la rueda se produjo a las 19:20 horas pero, cinco horas y media antes, el comandante ya había detectado un fallo en el interior de la cabina mientras realizaba las comprobaciones de la rutina de despegue, que inicialmente estaba programado para las dos de la tarde, afirmó AENA.

Por ello, el comandante suspendió la operación y los pasajeros fueron desembarcados para que los técnicos repararan la avería en un hangar del aeropuerto, indicaron las fuentes.

Una vez que los mecánicos dieran el visto bueno a la reparación, la tripulación y el pasaje subieron a bordo de nuevo. El comandante volvió a iniciar las operaciones de comprobación y no se registraron problemas, por lo que se dirigió a la cabecera de pista a la espera de que la torre de control le diera el permiso de despegue. Una vez confirmado por radio, el comandante aceleró hasta que se percató de que el fallo que detectó al mediodía volvía a reproducirse.

Tras el incidente, los pasajeros fueron desalojados del avión mientras el personal aeroportuario limpiaba la pista para retirar los fragmentos de goma esparcidos por la zona de rodadura. El avión fue retirado y el pasaje conducido a la terminal desde la que se les informó de que se fletaría hoy un nuevo vuelo hacia Lanzarote.

Las operaciones de limpieza duraron cerca de 45 minutos por lo que, al menos un avión de la compañía Thomas Coock, que se encontraba en aproximación cuando se produjo el incidente en pista, tuvo que esperar en el aire hasta que se reabriera ésta.

Por otro lado, un total de cuatro vuelos que provenían desde la localidad británica de Manchester sufrieron retrasos de hasta dos horas de media a lo largo de todo el día en este mismo aeropuerto tinerfeño. Pero según señalaron las fuentes de AENA, los retrasos fueron consecuencia de la huelga de controladores aéreos que se registró en Francia el pasado jueves.

Deja un comentario