Yak 42, SAR Canarias, JK5022… la cadena de afrentas continúa

0

Madrid, SP.- A la cadena de errores que propicia cualquier accidente aéreo, en “el después”, se sucede la cadena de poses de los políticos de turno, independientemente de las siglas a las que representan. Si hacen memoria nuestros lectores los turnicidas de España, el PP y el PSOE, se han alternado en las últimas décadas en el Gobierno, y por lo tanto también en la gestión de las diferentes crisis en forma de catástrofes con múltiples afectados, con un resultado común… Los más directamente sacudidos por estas tragedias, los familiares de las personas fallecidas, han de luchar con una mentalidad que como ha repetido P.Vera, presidenta de la AVJK5022 y ACVFFI, “cuando los focos se apagan…” se pretende que desaparezca todo rastro de incompetencia oficial. Hay un intento de los gestores del “antes”, “durante” y “después” de dichas tragedias a la máxima opacidad, con el denominador común del sentimiento de afrenta que perciben esos familiares. Un intento en forma de presión, y de abuso de posición, cuando precisamente las personas afectadas se encuentran en un momento de máxima debilidad. El intento se que tiende al SILENCIO de personas que en esos primeros momentos son vulnerables totalmente a las palabras de los responsables de la gestión de la crisis. 

La explicación es tan sencilla como desesperanzadora. Los políticos de turno, además del bajo nivel con el que acceden a las distintas carteras y cargos ministeriales, algo evidenciado por los resultados finales de su gestión, no sólo adolecen del desconocimiento del medio en el que han de moverse, desconocimiento técnico básico incluído, sino que enfocan la gestión de estas crisis desde un punto de vista defensivo respecto a los intereses de las siglas a las que representan realmente. No son capaces de objetivizar lo sucedido, y transmitir un cierto nivel de confianza de lo que se ha hecho antes, durante y después de la catástrofe, a esos familiares, amigos y compañeros de los afectados, de las instituciones públicas a las que representan.

La “bola” de errores va creciendo, tanto en las actuaciones en cada momento, como en las gestiones que se ordenan desde los que tienen el poder de ordenar.

Federico Trillo abraza a Jiménez-Ugarte

El “antes” debe ser investigado estableciendo las conclusiones y recomendaciones finales en evitación de cadenas de errores en el futuro, y por lo tanto estableciendo unos parámetros preventivos de futuras catástrofes. Aquí tanto la CITAAM en el ámbito militar, como la CIAIAC en el civil, también confluyen en los despropósitos. Basta oír no sólo a los familiares todas y cada una de las veces que se lanza un Informe Técnico oficial, no decimos la mayoría, sino “todas y cada una de las veces”. La desconfianza sobre sus resultados es la norma. Pero no sólo son los familiares los que cuestionan dichos informes, los profesionales en el ámbito civil lo hacen en público, en el caso de organizaciones con coraje, muy escasas, y de profesionales con la temeridad del que se sabe será marcado por exponer su punto de vista profesional al respecto que se extiende incluso hasta la posibilidad de informar pericialmente al respecto… Todos sabemos lo complicado que resulta obtener el testimonio firmado de un piloto, un TMA, etc… Aquí también en numerosos casos los familiares perciben la afrenta de los que no quieren o pueden dar el paso al frente.

Poníamos en el titular 3 casos más mediáticos, pero podríamos señalar infinidad de ellos en España, Torallola, BRIF de Daroca, Mali, etc… En estos tres del titular se señala a gestores ya sea en el ámbito civil o el militar como protagonistas de un trato inapropiado con los familiares. El General Salto, MACAM de Canarias cuando las dos tragedias de los Superpumas del 802 Escuadrón del SAR, recientemente nombrado JEMA, Carmen Librero, hoy Secretaria General de Transportes, que señaló a representantes de la AVJK5022 que no vería la luz el RD de Asistencia a las Víctimas y Familiares en España, o de la PNL tumbada por el Senado con el inestimable consenso de PPSOE. O en el caso del Yak 42, tras el escandaloso asunto de nada menos que su salida de la Embajada de España en Londres, ahora el actual Gobierno pretende nombrar a su número 3 con Trillo como Ministro, Jiménez-Ugarte, para “trabajar” en el Comisionado de la Marca España… Francisco Cardona, padre de uno de los 62 fallecidos en el desastre del Yak 42 exclamaba pregúntándose al enterarse del nombramiento “¿Pero esto qué es…?”, tras el desprecio con el que Javier Jiménez-Ugarte les ha tratado, según señala. Para ellos este Sr. “les humillaba” para callarles y no descubrir la verdad. Les decía que “estábamos locos” señala el hermano del capitán Ignacio González Castilla, fallecido, Pacho. Todo esto tras reunirse con Rajoy que se comprometió a que “se respetara la memoria de los nuestros“.

Como señalábamos al principio, evidentemente la clave en la que se mueven los partidos políticos en estos asuntos no es la de gestionar este dolor, ni tan siquiera los aspectos técnicos que se manifiestan con estos desastres que han aparecido. Los partidos se mueven única y exclusivamente en clave política, con lo que la cadena de afrentas continúa hasta el infinito, mientras una gestión profesional, humana, pero profesional, y técnica de los antecedentes y los consecuentes siga brillando por su ausencia. La esperanza política es que este desgaste humano al que se somete a los familiares de los afectados les haga desistir, cansarse, callarse… infravalorando que detrás de toda gran tragedia de este tipo, sólo existe una gestión posible correcta, como es que esos familiares de los perjudicados perciban que la Verdad se ha abierto paso, y que la Justicia se ha impuesto a la penumbra que quieren los políticos se imponga tanto en el ámbito militar como en el civil. Pero la afrenta continuará mientras se siga percibiendo el que se premie a los que se considera no estuvieron a la altura de las circunstancias, e incluso llegaron a humillarles en semejantes circunstancias.

Deja un comentario