A4E emite el “último aviso” a la UE sobre las restricciones de viaje de COVID-19

0

A4E, Bruselas.- Airlines for Europe (A4E), la mayor asociación de aerolíneas de Europa, instó ayer a los líderes de la UE a adoptar rápidamente un enfoque renovado y común en relación con las restricciones de viaje de COVID-19 para apoyar mejor al sector de la aviación e impulsar la recuperación económica de Europa en general.

La propuesta 1 respalda la reciente Recomendación del Consejo de la Comisión Europea (CE) y la iniciativa de la Presidencia alemana de la UE en la que se pide la creación de un mapa europeo codificado por colores, basado en datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE). En ella se insta a que se adopten criterios y umbrales comunes para evaluar el riesgo epidemiológico de los viajes hacia y desde determinadas zonas, como la tasa de incidencia (casos positivos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes) y la tasa de positividad de las pruebas de infección por COVID-19. También se pide que se apliquen medidas a nivel regional, basadas en datos de la CEPD, en lugar de restricciones nacionales generales.

Mejores medidas de prueba y rastreo de COVID-19

En lugar de las cuarentenas, se deberían utilizar pruebas mejoradas de COVID-19 y el rastreo de contactos, ya que las pruebas permiten la mitigación de los riesgos a nivel individual. Los Estados Miembros deberían seguir invirtiendo en la puesta a disposición de los pasajeros de pruebas rápidas y fiables de COVID-19 poco antes de la salida. “Los europeos no han podido disfrutar adecuadamente de un merecido descanso estival debido a las caóticas restricciones fronterizas, junto con la confusión sobre las cuarentenas, los distintos formularios de localización de pasajeros y los requisitos de las pruebas. Se necesita urgentemente un programa europeo de pruebas unificado si queremos tener alguna posibilidad de restablecer la confianza de los pasajeros“, dijo Thomas Reynaert, Director General de A4E. Aunque en julio se registró un pequeño aumento en el número de vuelos y el tráfico de pasajeros, estas cifras se han estancado en agosto – con sólo un 30% de los viajeros en comparación con el año pasado. “El Consejo de la UE debe hacer de esto una prioridad política. Las medidas nacionales descoordinadas de los últimos seis meses han tenido un impacto devastador en la libertad de movimiento – un principio básico de la UE – con importantes repercusiones para nuestro sector de viajes y turismo“, dijo Benjamin Smith, CEO de Air France-KLM Group y Presidente de A4E.

Las medidas divergentes de los Estados miembros -a menudo aplicadas con muy poca antelación, basadas en criterios diferentes y no suficientemente coordinadas con otros Estados- han hecho que la demanda de pasajeros se desplome. Un enfoque renovado y común de las restricciones de viaje, como se esboza en nuestra propuesta, proporcionaría a las compañías aéreas y a nuestros pasajeros la claridad y previsibilidad que necesitamos, al tiempo que mejoraría la conectividad transfronteriza y restablecería la integridad del espacio Schengen/UE. Los Estados Miembros también deberían aplicar urgentemente criterios comunes a terceros países para que el tráfico intercontinental pueda reanudarse con la mayor rapidez y seguridad posibles“, añadió Smith.

Exclusiones claras de las restricciones de viaje y las cuarentenas

Las restricciones de cuarentena deben ser un instrumento de último recurso, y la duración de la cuarentena debe ser coherente en toda Europa. También se recomiendan exclusiones claras de las restricciones de viaje y las medidas de cuarentena para el personal de las líneas aéreas, la tripulación, los pasajeros en tránsito y los pasajeros con un tipo de viaje específico de bajo riesgo. El personal de las aerolíneas, incluida la tripulación, está capacitado para seguir planes de higiene específicos y está bajo la estrecha supervisión de las aerolíneas europeas. Los viajeros que, por ejemplo, permanecen en una zona de riesgo durante menos de 72 horas y tienen un contacto mínimo con la población local corren un riesgo menor de infección y, por lo tanto, también deben ser excluidos. En todos los casos, los Estados Miembros deberían encargarse de reunir datos sobre los viajeros y de aplicar las medidas apropiadas.

Formularios normalizados de localización de pasajeros y tarjetas de declaración de salud

Por último, los Estados miembros también deberían adoptar la norma más reciente de la OACI para los formularios de localización de pasajeros y de declaración de salud. Debería ser responsabilidad de las autoridades sanitarias nacionales comprobar si los pasajeros han rellenado estos formularios, y no las compañías aéreas. Los Estados miembros deberían abstenerse de imponer multas a las compañías aéreas si los pasajeros no han rellenado todos los datos. Además, los formularios de localización de pasajeros y las tarjetas de declaración de salud deberían estar disponibles en formato digital.

Propuesta de la Comisión Europea para una RECOMENDACIÓN DEL CONSEJO sobre un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de COVID-19, 4 de septiembre de 2020

Deja un comentario