AESA y su retórica delegación de actuaciones materiales propias de la inspección en INECO

0

Madrid, SP, 11 de abril de 2014.- En una Resolución de fecha 31 de enero de AESA, que ayer 10 de abril entraba en vigor, que Isabel Maestre rubricaba, por la que AESA "encarga a la sociedad estatal mercantil INECO la ejecución de actuaciones materiales propias de la inspección". Es decir una especie de subcontratación de las labores inspectoras, de forma retórica, donde pese a que su personal no puede realizar dichas labores de inspección propiamente dicha, que sólo pueden ser ejecutadas por funcionarios, delega estas "actuaciones materiales" propias de la inspección. Se reconoce que AESA por tanto se aleja del Cuerpo de Inspectores propios por ejemplo, y opta por la subcontratación entre organismos "instrumentales" del Estado. Juridicamente esta delegación tiene contundentes lagunas. Sin ir más lejos, el funcionario público en labor de inspección da FE PUBLICA de lo inspeccionado. El personal de INECO no puede hacerlo, luego… siguen existiendo importantes lagunas.

Se trata de una vez más de un atajo de esta Agencia para intentar cubrir las enormes carencias que se van constatando en su gestión. Esta delegación fue en su día contundentemente denunciada por el Inspector Javier Aguado del Moral, al que se le negaba su condición de Inspector nada menos, y que en Sede Judicial la propia Maestre declaraba que no tenía constancia de que SENASA realizara labores inspectoras "propiamente", sino "actuaciones materiales propias de la inspección", es decir que años después se sigue empleando la retórica, ahora referida a INECO.


Las disposiciones de esta Resolución de AESA intentan tapar juridicamente huecos que son de muy difícil sostenimiento, y en su articulado se pueden apreciar lagunas bastante infranqueables si se diera el caso de que por ejemplo esas actuaciones materiales propias de la inspección, que realmente no son inspecciones, pese a la retórica que sigue empleándose terminologicamente en AESA, se encontraran inmersas en un proceso judicial por incidente o accidente aéreo, y se tuvieran que utilizar por ejemplo pericialmente como pruebas documentales. Si un funcionario público de AESA no ha realizado esas actuaciones materiales directamente ¿qué validez tendrían esas actuaciones?. Llegando al fondo, si se produce un incidente o accidente grave sin que un funcionario haya actuado directamente en la inspección de la aeronave ¿tiene validez como inspección de la misma?

En su apartdado Segundo se establecen cúales son esas actuaciones que podrá realizar INECO, y ya en el apartado a) se comienza hablar de "inspecciones", cosa que no son, para verificar materialmente el cumplimiento de la normativa, dice, y se refiere a inspeccionar para expedir, mantener, renovar o modificar licencias, autorizaciones aprobaciones, etc… de los documentos oficiales para el "ejercicio de funciones, realización de actividades y prestación de servicios aeronáuticos". ¿Se pueden delegar estas comprobaciones o actuaciones propias de la inspección a personal no funcionario?
Pero es que en el apartado b) y c) lo cierto es que ya no se deja lugar a dudas sobre lo que realmente serán las funciones de INECO, dejando el resquicio que suelen dejar en AESA para que todo quepa cuando señalan: "cualquier actuación de inspección suplementaria o adicional que AESA considere necesaria para dicha verificación", o cuando añade "las demás actuaciones inspectoras de carácter técnico o especializado entre las previstas por la LSA 21/2003 que AESA considere oportuno enconmendar a INECO". Es decir barra libre para todas las inspecciones realizadas por INECO en la práctica.

Pero en el apartado Noveno, encontramos además una vía para la arbitrariedad. Situémonos en un escenario donde el personal realiza labores propias de las inspección, que no inspecciones, detecte algo realmente grave y además de urgente solución, por ejemplo que afecte a una compañía aérea con bastante feeling con el personal de AESA. Es un supuesto. En el apartado Noveno de "Finalización del encargo efectuado a INECO", nos encontramos con que …"AESA podrá revocar en cualquier momento, total o parcialmente el encargo encomendado a INECO, ya sea de oficio o a solicitud de terceros interesados…".

Pero además de todo esto, está la cuestión económica. ¿Es más barato contratar a INECO estos servicios que realizarlos de forma propia por AESA con su propio personal o personal contratado?. Y sobre todo, y esto es lo que más preocupa a los expertos consultados por este medio. ¿Con qué garantías se realizarán las actuaciones propias de la inspección, cuando es la propia parte contratante la que determina quién será y quién no será objeto de esas actuaciones propias de la inspección?. En lugar de realizarlas de oficio, sin aviso previo, como parece lógico por ejemplo, en las de Vuelo, Operaciones y Tripulaciones, o las que se realicen por ejemplo en Torres y Centros de Control, no relativas a cuestiones documentales, de Manuales, etc…, sino a las de tipo operativo propiamente dicho.

AESA tiene la malísima costumbre de hablar de cifras, pero no de calidad en sus inspecciones a operadores y profesionales por ejemplo. Y tambien tiene esa fea costumbre de que la opacidad se impone en sus propios estudios, con lo que la sensación que se tiene por parte de profesionales es la de que AESA no cumple su función de amparo de éstos y de la safety, o en el caso de los operadores que han de tener una actitud temerosa ante sus actuaciones en lugar de colaborativa dada la teórica garantía que para la seguridad de la operación deberían suponer y garantizar.

Deja un comentario