Boeing reconoce que el erróneo ángulo de ataque por el input del sensor activó el MCAS del ET302 y el JT610

FUENTE Boeing/Traducción AD

0

Chicago-IL, USA.- Boeing emitió la siguiente declaración con respecto a la publicación de hoy del informe de investigación preliminar del Vuelo 302 de Ethiopian Airlines por parte de la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía (AIB).

“Me gustaría reiterar que nuestras más sinceras condolencias están con las familias y los seres queridos de quienes perdieron la vida en el accidente”, dijo el presidente y CEO de Boeing Commercial Airplanes, Kevin McAllister. “Agradecemos a la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía por su arduo trabajo y sus continuos esfuerzos. Comprender las circunstancias que contribuyeron a este accidente es fundamental para garantizar un vuelo seguro. Revisaremos cuidadosamente el informe preliminar de la AIB y tomaremos todas las medidas necesarias para mejorar la seguridad de nuestro avión “.

La seguridad es un valor fundamental para todos en Boeing y la seguridad de nuestros aviones, los pasajeros y tripulaciones de nuestros clientes siempre son nuestra principal prioridad. Los expertos técnicos de Boeing continúan ayudando en esta investigación, y los equipos de toda la compañía están trabajando para abordar las lecciones del accidente del Vuelo 610 de Lion Air en octubre.

El Informe Preliminar contiene información del registrador de datos de vuelo (FDR) que indica que el avión tenía un ángulo de ataque erróneo por el “input” del sensor lo que activó la función del Sistema de Aumentación de Características de Maniobra (MCAS) durante el vuelo, como lo hizo durante el vuelo Lion Air 610.

Para garantizar que la activación no intencionada del MCAS no vuelva a ocurrir, Boeing ha desarrollado y planea lanzar una actualización de software para el MCAS y un programa piloto integral de capacitación complementaria y educación asociada para el 737 MAX.

Como se anunció anteriormente, la actualización agrega capas adicionales de protección y evitará que datos erróneos causen la activación del MCAS. Las tripulaciones de vuelo siempre tendrán la capacidad de anular el MCAS y controlar manualmente el avión.

Boeing continúa trabajando con la Administración Federal de Aviación (FAA) de los EE. UU. y otras agencias reguladoras en todo el mundo en el desarrollo y certificación del programa de capacitación y actualización de software.

Boeing también continúa trabajando estrechamente con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) como asesores técnicos en apoyo de la investigación de AIB. Como parte que proporciona asistencia técnica bajo la dirección de las autoridades investigadoras, el protocolo internacional y las regulaciones de la NTSB impiden que Boeing revele cualquier información relacionada con la investigación. De acuerdo con el protocolo internacional, la información sobre la investigación es proporcionada sólo por las autoridades investigadoras a cargo.

FUENTE Boeing/Traducción AD

Deja un comentario