29.4 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

Boeing en la mira mientras sus astronautas siguen varados en la ISS

Los astronautas Wilmore y Williams deben esperar en la ISS, confiando en que las soluciones técnicas y las revisiones exhaustivas permitirán un regreso seguro y exitoso

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- Boeing se enfrenta a una nueva ola de críticas tras anunciar que su nave espacial Starliner ha retrasado indefinidamente su regreso a la Tierra. Este contratiempo deja a los astronautas Barry «Butch» Wilmore y Sunita «Suni» Williams varados en la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los astronautas, que habían despegado a principios de mes, tenían previsto permanecer solo una semana en el laboratorio espacial. Sin embargo, problemas con los propulsores y fugas de helio han obligado a posponer su regreso, aunque tanto Boeing como la NASA aseguran que la nave sigue autorizada para una vuelta de emergencia.

La reputación de Boeing está en juego, particularmente tras una serie de incidentes que han cuestionado sus estándares de seguridad. La explosión de un tapón de puerta en un Boeing MAX 9 de Alaska Airlines en enero y los accidentes de dos aviones MAX en Indonesia y Etiopía, han puesto de relieve una cultura de seguridad deficiente en la empresa. Estos incidentes han erosionado la confianza en Boeing , haciendo que el éxito del Starliner sea crucial para la recuperación de su imagen.

Por su parte, la NASA explicó que el retraso en el regreso de Starliner «elimina los conflictos» del desacoplamiento de la nave con una serie de caminatas espaciales programadas y permite una revisión exhaustiva de los datos del sistema de propulsión. Steve Stich, director del programa de tripulación comercial de la NASA, subrayó la importancia de dejar que los datos guíen la toma de decisiones, especialmente en relación con las pequeñas fugas del sistema de helio y el rendimiento de los propulsores observados durante el acoplamiento con la ISS.

Además, la NASA indicó que los responsables de la misión están evaluando oportunidades futuras para el regreso de Starliner. La nave espacial sigue funcionando bien en órbita y los ingenieros están utilizando el tiempo adicional para realizar actividades críticas en la estación y preparar a fondo el retorno de Wilmore y Williams. Entre los trabajos en curso se incluye el encendido de varios propulsores del sistema de control de reacción (RCS), algunos de los cuales habían fallado durante la aproximación inicial a la ISS.

Los problemas con Starliner coinciden con restricciones impuestas a Boeing por la Administración Federal de Aviación (FAA) respecto a la producción de aviones 737 MAX. Esta limitación contribuye a una escasez mundial de aviones nuevos, afectando a distintas aerolíneas.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos