“Cambio sede de UGT por comida para África. ¿Te apuntas?”

0

Llevan más de 30 años ocultando sus finanzas pero no dudan en exigir transparencia a los empresarios. Viven del cuento de la formación -la gran ubre que surte de dinero a los sindicatos- pero los parados no dejan de aumentar. Son parte de la casta parasitaria, auténticas sanguijuelas de los bolsillos de los trabajadores. Los internautas, hartos de sus privilegios y prebendas, les han lanzado un órdago en Internet.

Compadreo

Con ese propósito han abierto un grupo en Facebook retándoles a que demuestren su compromiso con la pobreza y los más necesitados: "Cambio sede de UGT por comida para África. ¿Te apuntas?" El grupo, que supera los 1500 fans, se erige según sus creadores:

  • Porque es una vergüenza ver esa pedazo de sede en plena Avenida de América, y después el telediario… Porque no predican con el ejemplo… Porque eso no es, precisamente, austeridad… Porque el movimiento obrero nació en la pobreza…

Y es que el hartazgo va tomando las calles y la web. Recordaba Enrique de Diego -en su artículo "Los sindicatos causan paro" en este periódico- que buena parte de las sedes de UGT y CC OO están en edificios del Patrimonio del Estado, sin pagar alquiler ninguno.

Según datos recopilados por el analista Francisco Reyes, el año 2000, los sindicatos tenían cedidos 545.000 m2. Calculando a la baja, que ahora sean 600.000 m2 y un precio de alquiler medio de 25 euros el m2 por mes, por doce meses, la cifra global sería de 180.000.000 de euros.

  • A cada trabajador español se le detrae igualmente de manera coercitiva y obligatoria una cuota para formación continua, que el Estado transfiere en situación de práctico monopolio a los sindicatos, compartido con la CEOE, a través de la Fundación Tripartita.
  • Los trabajadores podrían bien reclamar esos dineros en tiempos de crisis y reservarlos para cuando los necesiten, pero el Estado considera que lo administraran mejor los agentes sociales: 2.235.874.000 euros para cursos, que, con frecuencia, ni tan siquiera se dan, de los que la citada Fundación recibe directamente, como una especie de comisión de partida, el 3% (179.870.000 euros).

Todo este dinero ha de ser pagado por trabajadores y empresas a través de sus impuestos, lo que resta competitividad, generando paro. UGT y Comisiones Obreras reciben al mes cuantiosas subvenciones del Ministerio de Trabajo por una cantidad superior a los quince millones de euros.

Ese hartazgo ahora llega a Facebook. Lo reflejaba recientemente Oscar Molina:

  • No tenéis afiliados, no defendéis nada, firmáis condiciones laborales de miedo para vuestros presuntos representados, cobráis un canon por los ERE´s, o lo que es lo mismo, sangráis al currito en concepto de “asesoramiento” cuando le ponen en la calle; os dedicáis a hacer política, calláis cuando miles de currantes pierden su empleo por no molestar a otros chupones de vuestra cuerda, y ejercéis la protesta asimétrica según quien gobierne. No valéis para nada, no arregláis nada, no solucionáis nada, no defendéis a nadie, algunos habéis conseguido llevar tan lejos vuestros tejemanejes que acabáis de directivos en vuestras empresas…y vivís de mi pasta.

Deja un comentario