COVID-19:¿Qué tiene que decir AESA de los helicópteros y aviones medicalizados?

Aviaciondigit@l

0

Guadalajara, SP.- En primera línea están las tripulaciones, médicos y enfermeros en los helicópteros y aviones medicalizados en estos días, en los que a falta de tests, nadie sabe a ciencia cierta si el compañero o compañera, es portador del virus, y por lo tanto susceptible de contagiar a un paciente o contagiarse.

Cuando en un helicóptero HEMS se traslada a un paciente, día sí y día tambien, pues este servicio esencial sigue funcionando gracias a estos héroes sin capa, tampoco se tiene la certeza de si en el pequeño cubículo, que no puede cumplir con la normativa de traslado de pacientes con COVID-19, se está poniendo en riesgo a estos profesionales. Florentino Sánchez, pagó con su vida recientemente al resultar contagiado en Ciudad Real.

Igual que el pasado viernes publicábamos el Protocolo de la Junta de Galicia para el caso de las Bases de Helicópteros, de extinción de incendios, nos hemos ido a una fuente fiable y científica, como es SEMES, Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, para ver qué se dice al respecto.

Hay un claro limbo burocrático entre la normativa de Prevención de Riesgos Laborales que dependende del Ministerio de Trabajo, las Recomendaciones del Ministerio de Sanidad, y quien debe supervisar el cumplimiento de lo anterior, y de su imbricación con la normativa aeronáutica como es AESA.

Hay algo evidente, como es que si no existen tests no se tiene la certeza ni de que las tripulaciones y equipo médico no estén contagiando en cabina este virus entre sí. Y por otro lado, tampoco existe la certeza de que un paciente trasladado sin todas y cada de las Recomendaciones para la asistencia y evacuación de pacientes en escenario COVID-19, no transmitan a equipo médico y tripulación este virus.

La máxima que debe regir estas operaciones durante la pandemia, la resume perfectamente este Estudio de SEMES, junto con el Grupo de Transporte Aeromédico, GTAM: “Sin protección, no hay asistencia”.

Los pacientes trasladados actualmente, según este Informe, deben ser valorados en cuanto a su perfil epidemiológico, desde:

-Paciente COVID Negativo, en base a un criterio analítico.

-Paciente de Bajo riesgo, por ausencia de clínica compatible y ausencia de contactos con pacientes de clínica sugestiva de infección por COVID-19.

-Paciente de Alto riesgo, por clínica altamente sugestiva en escenario compatible y gravedad clínica, además de contacto con pacientes de clínica sugestiva por COVID-19.

-Paciente Confirmado con COVID-19, por criterio analítico positivo.

Se reconoce en el Informe que a pesar de esa clasificación “la transmisión del virus a partir de pacientes asintomáticos y/o presuntamente negativos, es realmente variable”. Es decir el riesgo 0 no existe. Este estudio intenta definir las condiciones de trabajo con riesgo razonable.

Para un Transporte Primario en un HEMS, sólo se trasladará al paciente en el caso de Bajo Riesgo de infección COVID-19. Lo que actualmente se está haciendo en el caso de Alto Riesgo de Infección, es el traslado del equipo médico al lugar donde se encuentra el paciente, y una vez allí, trasladarle en un SVB (Soporte Vital Básico), junto al equipo médico por vía terrestre.

“La seguridad debe prevalecer sobre el imperativo asistencial y ético”, señalan en este Estudio. Sólo en los casos absolutamente excepcionales(único recurso, zona remota, zona insular o evacuación de buques) se puede adoptar una medida menos restrictiva.

Para un Transporte Interhospitalario, para pacientes con códigos prioritarios, IAM, ICTUS, TRAUMA, SEPSIS, ANEURISMA de AORTA o similar, aquí se trata de agilizar la llegada del HEMS del hospital emisor del equipo asistencial, y se trasladará al paciente por un USVB para asistencia in itinere.

Pero la cuestión surge cuando en un helicóptero HEMS se tenga necesariamente que trasladar un paciente COVID-19 y/o de Alto Riesgo. Aquí se establecen una serie de recomendaciones de protección reforzada multicapa (multilayer):

-Cabina de pilotaje fisicamente separada.

-Paciente dentro de dispositivo de aislamiento tipo cápsula corporal (presión negativa) que permita asistencia en vuelo.

-La cápsula debe disponer de filtros HEPA en la salida de ventilación. El filtro deberá ser redundante (dos filtros de serie) en caso de que el paciente sea evacuado en ventilación mecánica y/o mediante dispositivos de alto flujo y/o generadores de gran cantidad de aerosoles.

-Se aconseja en el futuro a los fabricantes de modelos AW-139, Dauphin, EC-155 o superiores, pueden prever la separación de cabinas e integración de sistemas de extracción integrados con filtro HEPA al exterior, incluso conectable a la cápsula. Todo este sistema debería tener sistemas de chequeo y detección de fugas. (La mayor parte de los HEMS que operan en España son EC135 y EC145 lo que haría imposible realizar estas modificaciones)

-El personal asistencial portará EPI de máximo nivel recomendado para el agente infeccioso involucrado o sospechados, mascarillas faciales FFP3, gafas de protección, EPI completo con aditamentos.

El Estudio señala que los HEMS se activarán cuando no hay disponibles unidades terrestres SVA en el territorio.

Este Estudio continúa con el denominado Transporte Secundario (intrahospitalario) existe lo que se denomina “GOLD STANDARD”

Aquí se detalla como ha de hacerse la implementación de la Asistencia en el transporte de pacientes mediante HEMS durante la pandemia.

Además de ello habla del “Control de la fuente”, y los EPIs y procedimientos de seguridad durante el traslado con HEMS.

Se habla de la “Gestión de residuos de bioriesgo”, bolsas de recogia de residuos sólidos secos, amarillas y rojas, intentando dejar poco aire, su confinación durante el vuelo en contenedores, los residuos de sangre o fluídos en bolsas antiderrame de bioriesgo, objetos punzantes y cortantes en contenedores, cámaras de contención, filtros HEPA y sondas, etc… Aconsejan la lencería desechable.

Tambien se incide en la “Limpieza, desinfección esterilización del propio helicóptero“, señalando que la “limpieza y desinfección se pospondrá con respecto a la aireación y recambio de aire dentro del helicóptero”. Evitar el uso de aire comprimido y agua a presión en la limpieza, aconsejando hacerlo con un paño.

Recientemente en AD publicábamos un reportaje de una empresa española DRY SIST, que tiene un sistema basado en aire caliente, para realizar con garantías y trazablemente esta desinfección, basada en el uso del aire caliente a más de 56ºC durante más de 15 minutos, tal y como recomienda la OMS. Es un proceso de desinfección interior similar a la “upperisación” que se realiza con los envases lácteos. Es una alternativa muy interesante a la tradicional bayeta con desinfectante, un sistema patentado español, y altamente fiable. En esta empresa nos han indicado que hacer una desinfección en helicópteros y aviones medicalizados es posible con las máximas garantías en cuando a su trazabilidad.

Lo que EASA recomienda, y es de difícil o imposible cumplimiento en los HEMS en España:

Y aquí es donde AESA debería intervenir e interpretar la recomendación de EASA. En España existe un grave handicap derivado de la autorización para que vayan tripulantes en los HEMS, en lugar de piloto y copiloto, en el caso que nos ocupa. ¿Cómo evita la tripulación, en el caso de ser un tripulante (no un copiloto) el que se siente junto al comandante “evitar participar en cualquier manipulación del paciente, cuando se trata de un enfermero el tripulante?. En varias comunidades autónomas, de las que depende este servicio, ese tripulante HEMS es además un enfermero, por lo que éste tambien tiene la función de asistir sanitariamente al paciente trasladado. Y por lo tanto es de imposible cumplimiento la recomendación que se hace: “La tripulación médica debería ser la única que participe en la asistencia del paciente”

Extremadura, en dos de las cuatro bases de Castilla-La Mancha, Andalucía, Arangón, Galicia, Cataluña, Madrid, utilizan personal sanitario como tripulantes. En estos casos, AESA debería simplemente inoperativizar los HEMS hasta que sea una tripulación formada por piloto y copiloto la que acompañe al equipo médico a bordo, y que no entre en contacto con el paciente, sospechoso, o directamente positivo.

El gran problema no es sólo la posibilidad de contagiarse por parte de la tripulación o equipo médico, sino la posibilidad de contagio al paciente, que con otra patología pueda además de ante la falta de tests a los profesionales que intervienen, resultar contagiado en estos traslados aéreos. Si a la patología, por ejemplo coronaria del paciente, le sumamos la derivada de un contagio por COVID-19, estaremos ante una amenaza evidentemente mucho mayor para la vida de dicho paciente.

En el caso de los aviones ambulancia (FWAA) el GOLD ESTÁNDAR es:

AESA DEBE GARANTIZAR LAS CONDICIONES EN LAS QUE SE ESTÁ OPERANDO DESDE EL PUNTO DE VISTA SANITARIO

En resumidas cuentas, es AESA la que tendría que aclarar exactamente si se está garantizado la salud de las tripulaciones, y equipos médicos en el traslado de pacientes en medio de esta pandemia. Al menos debería clarificar si se están realizando tests, repartiendo EPIs, cumpliendo lo que en este Estudio se recomienda respecto a las aeronaves, y las recomendaciones de EASA sobre evitar el contacto entre potenciales portadores y el contagio a los propios pacientes en estos traslados.

Hoy precisamente teníamos conocimiento de la donación de una empresa privada y al Ayuntamiento de Marbella, el operador Helicópteros Sanitarios de Marbella de 3.000 tests rápidos, que este operador va a utilizar para ayudar a ciudadanos y personal que lo necesite. La iniciativa logicamente merece el aplauso.

Pero la siguiente pregunta es evidente ¿porqué el Ministerio de Fomento, y AESA especificamente, un mes después de declarar el Estado de Alarma, no está realizando tests a estos trabajadores claramente expuestos, y en primera línea en la lucha contra COVID-19? El fallecimiento de Florentino Sánchez, merece al menos, que se intente reconducir esta situación, para que al menos sirva su triste fallecimiento por contagio, para cambiar esto… Es lo mínimo para honrar su memoria.

Deja un comentario