10.2 C
Madrid
febrero, miércoles 17, 2021

¿Cuánto es demasiado?

Nuestros monogáficos

Las nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos ponen a prueba la disposición de los viajeros a aceptar los cateos corporales en nombre de la seguridad aérea. Este momento sirve también para reflexionar como sociedad cuales son los límites que se deben establecer en el respeto a la privacidad personal y los riesgos que son aceptables. (LA OPINION)

Los ataques del 911 dieron un giro de 180 grados en cuanto a la seguridad aérea. A partir de ese trágico día se trata de evitar la repetición de cada incidente conocido.

Por ejemplo, hay que sacarse los zapatos en los controles de aeropuerto después que alguien escondió explosivos en el calzado. En otro incidente, el sospechoso ocultó el explosivo en la ropa interior, por eso ahora algunos pasajeros tienen que elegir entre una reveladora radiografía o un cateo que es inadecuado para una gran cantidad de gente. La falta de preparación del personal de la Agencia para la Seguridad del Transporte (TSA) para lidiar con la sensibilidad que exige el caso, hace todavía más desagradable la experiencia para el pasajero.

Este es un nuevo paso de un largo proceso que lleva nuestra sociedad en ir aceptando los recortes a su privacidad en nombre de la seguridad. La Ley Patriota y las acciones de la pasada administración significaron una ampliación de los poderes gubernamentales sobre el individuo.

El terrorismo presenta el mismo dilema para todas las democracias. Su estrategia de atacar civiles en sitios públicos conduce en algunos casos a que los gobiernos violen derechos y protecciones constitucionales en su búsqueda de información. De esta manera, la desvirtuación de la democracia es el triunfo del terrorismo.

La seguridad absoluta no existe, pero esto no detiene a la administración Obama a implementar todas medidas posibles de protección por más engorrosas que sean. Ningún presidente quiere la responsabilidad de un atentado terrorista durante su gestión.

El feriado de Acción de Gracias, el periodo de mayor tránsito de pasajeros aéreo de todo el año, será un buen termómetro para saber si la nueva medida colmó la paciencia de los estadounidense o si todavía el sentimiento de seguridad prevalece por sobre todo.

Las nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos ponen a prueba la disposición de los viajeros a aceptar los cateos corporales en nombre de la seguridad aérea. Este momento sirve también para reflexionar como sociedad cuales son los límites que se deben establecer en el respeto a la privacidad personal y los riesgos que son aceptables.

Los ataques del 911 dieron un giro de 180 grados en cuanto a la seguridad aérea. A partir de ese trágico día se trata de evitar la repetición de cada incidente conocido.

Por ejemplo, hay que sacarse los zapatos en los controles de aeropuerto después que alguien escondió explosivos en el calzado. En otro incidente, el sospechoso ocultó el explosivo en la ropa interior, por eso ahora algunos pasajeros tienen que elegir entre una reveladora radiografía o un cateo que es inadecuado para una gran cantidad de gente. La falta de preparación del personal de la Agencia para la Seguridad del Transporte (TSA) para lidiar con la sensibilidad que exige el caso, hace todavía más desagradable la experiencia para el pasajero.

Este es un nuevo paso de un largo proceso que lleva nuestra sociedad en ir aceptando los recortes a su privacidad en nombre de la seguridad. La Ley Patriota y las acciones de la pasada administración significaron una ampliación de los poderes gubernamentales sobre el individuo.

El terrorismo presenta el mismo dilema para todas las democracias. Su estrategia de atacar civiles en sitios públicos conduce en algunos casos a que los gobiernos violen derechos y protecciones constitucionales en su búsqueda de información. De esta manera, la desvirtuación de la democracia es el triunfo del terrorismo.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies