Historia interminable: Del “Cártel del Fuego” a los helicópteros medicalizados

0

Sevilla, SP.- Daniel Bellaco, periodista del digitalsevilla.com, desvelaba ayer que la Policía Judicial habría encontrado indicios de “oligopolio”, lo que en AD llamamos “helipolio”, entre dos empresas de helicópteros sanitarios (HEMS)que prestan Servicios de Emergencias Sanitarias (EPES-061) a la Junta de Andalucía que “están desviadas a una empresa pública” que es lo que se denomina “Administración Paralela”, señala este medio.

Según el medio sevillano los investigadores judiciales habrían encontrado y reflejado en un Informe, enviado al Juzgado de Instrucción Nº8 de Sevilla, que se señalaría que los contratos por este servicio se habrían dado “en perjuicio de la seguridad”, lo que si cabe, es todavía aún más grave tratándose precisamente de un sector en el que la siniestralidad es elevadísima, y cuya supervisión depende logicamente de AESA.

A las posibles delitos de prevaricación en los contratos de la Junta en la época de Griñán y la actual presidenta Susana Díaz, que periodisticamente se ha denominado el “Cártel del Fuego”, ahora se le suma este nuevo capítulo desvelado por digitalsevilla que señala que: “El funcionario que destapó la supuesta corrupción entre la Junta y el ‘Cartel del Fuego’ ha denunciado ‘acoso’ desde la propia administración de Susana Díaz que le denunció desde que hizo público el caso”

La descripción de irregularidades en el artículo de digitalsevilla, que hace afecta tanto a FAASA como a INAER, pero que incluso según lo publicado, se investiga algo tan sagrado en helicópteros HEMS como los tiempos de respuesta ante las emergencias o el estado de las aeronaves, aunque evidentemente aquí depende en buena medida de la supervisión que ejerza o no AESA, y la correspondiente Oficina de Seguridad en Vuelo, OSV2, en este caso la de Sevilla.

Señala digitalsevilla.com :

Cinco expedientes de estas contrataciones otorgados a la aeronáutica FAASA (investigada también por el caso del Infoca) entre los años 2010 y 2015 están siendo analizados por la Policía. INAER (hoy Babcock) es la otra empresa con la que supuestamente se reparten el pastel a la hora de presentarse a los concursos públicos.

Según los investigadores existe un traje a medida de dichas empresas según detallan en el informe publicado por Efe. Estas compañías “han creado la necesidad en la Junta de Andalucía de contar con ellas” generando “los apaños oportunos” ya que los contratos continuados han hecho que la administración paralela tenga una “posición de subordinación” a los intereses de ambas empresas y va “realizando un amoldamiento” a las exigencias de FAASA e INAER.

Según la policía se perjudica la seguridad en un “servicio de vital importancia como son las emergencias sanitarias” en “aspectos tan delicados como la ampliación del tiempo de respuesta ante una emergencia sanitaria a 2 horas y 45 minutos o la utilización de naves de más de 20 años de antigüedad”.

A su vez, el informe del 26 de noviembre apunta a un “posible incumplimiento” al darles los contratos a pesar de no tener ningún helicóptero de vuelo nocturno permitiendo la Junta que utilicen aparatos de reserva.

Según la Policía “a la administración no le queda otra alternativa que ir cediendo y amoldando los criterios técnicos a las necesidades de las dos únicas empresas que pujan” en las adjudicaciones, repartiéndose las provincias “por no haber actuado previa y eficazmente contra la colusión de empresas gestada”.

Por ello la juez María de los Reyes Flores ha pedido a la Junta que detalle “los componentes de los órganos de contratación y la Mesa de contratación” que decidió sobre los cinco concursos públicos para saber “qué profesionales debieron velar por que esta situación de reparto territorial de licitaciones no se hubiese dado” o al menos debieron informar a la Comisión Andaluza de la Competencia y no hicieron.

 

 

Deja un comentario