Bruselas, BEL.- Frustrados por la falta de progresos en la implementación del proyecto del Cielo Único europeo (SES) y temiendo una repetición del aumento del año pasado en los retrasos en los vuelos, debido principalmente a huelgas del control del tráfico aéreo (ATC) y a la escasez de personal, los CEOs de las principales aerolíneas europeas han llamado la atención sobre los elevados costes medioambientales del espacio aéreo ineficiente de Europa.

 “El CO2 producido por la ineficiencia de la gestión del tráfico aéreo  en el continente, es un escándalo”, dijo Willie Walsh, CEO de International Airlines Group, durante la Cumbre de Aerolíneas para Europa (A4E) en Bruselas el miércoles. Después de empujar a los OEM a fabricar aviones más eficientes en combustible, las aerolíneas no pueden explotar plenamente los beneficios de sus inversiones en nuevos equipos, se quejó. “Esto es una desgracia”, dijo Walsh. “Es como conducir un coche con seis marchas, pero sólo se le permite utilizar tres.”

El CEO de EasyJet, Johan Lundgren, dijo que el análisis de sus 10 rutas más transitadas, mostró que volar directamente y en trayectorias de vuelo verticales óptimas conduciría a una reducción del carbono del 18 por ciento. “Esto es un coste para nosotros y para nuestros clientes, y es un problema para el planeta”, afirmó. “Necesitamos progresar en esto”.

Carsten Spohr, CEO del grupo Lufthansa, agregó que la preocupación medioambiental podría actuar como un estímulo para resolver el problema y colocarlo en la agenda de los políticos, al tiempo que advierte que no resolver el problema podría afectar a la demanda. “¿Cómo pueden los políticos permitirnos contaminar entre el cinco y el diez por ciento más debido a las ineficiencias del sistema”, preguntó. Además, advirtió, los pasajeros comenzarán a reconsiderar un viaje de fin de semana de corta distancia si pierden un par de horas en retrasos en el tráfico aéreo.

Las inversiones de las aerolíneas en nuevas tecnologías de aeronaves y medidas operativas en vuelos del área económica europea (EEA) ahorraron unas 3,9 millones toneladas de combustible y 12,2 millones toneladas de emisiones de CO2 entre 2015 y 2017, según un estudio encargado por el A4E. El ahorro equivale a 1 millón vuelos comerciales intra-EEA, o dos meses de vuelo dentro del EEA.

Sin embargo, las operaciones de vuelo ineficientes causadas por interrupciones (huelgas y fallos técnicos ) en los proveedores de servicios de navegación aérea europeos (ANSPs) y el diseño fragmentado del espacio aéreo europeo compensan en parte esos logros, remarcó Rogier Lieshout.

Debido a las ineficiencias en el ATM europeo, las distancias de vuelo para los vuelos intra-EEA  se alargaron entre el 0,61 y el 0,76 por ciento más de lo tecnológicamente posible durante el período 2015-2017. Las trayectorias de vuelo subóptimas provocaron 229.000 toneladas de consumo de combustible adicional y 721.000 toneladas de emisiones de CO2 evitables, reveló el estudio.

Las huelgas ATC y los fallos técnicos generaron 43.000 toneladas métricas adicionales de emisiones de CO2 evitables. Europa soportó 33 huelgas ATC y 64 fallos técnicos en los ANSPs durante el período 2015-2017, la mayoría de los cuales ocurrieron en Francia.

El año pasado resultó aún peor en términos de interrupciones ATC, y la generación de CO2 resultante. Además el tráfico aéreo de Europa aumentó en un 3,8 por ciento en 2018 en comparación con 2017 mientras que los retrasos en ruta aumentaron un 105 por ciento. Alrededor del 26 por ciento de todos los vuelos salieron tarde y el retraso promedio de vuelo duró 49 minutos, según los últimos datos de Eurocontrol. Hasta 334 millones pasajeros sintieron los efectos de los retrasos y cancelaciones, costando a la economía de la UE €17,6 mil millones, un 28 por ciento más que en 2017.

El CEO de Ryanair y Presidente de A4E, Michael O’Leary, dijeron que el progreso en la aviación se ha “estancado y vamos hacia atrás”. La UE debe abordar los monopolios del ATC a través de la “internacionalización” del espacio aéreo, la introducción de la competencia entre los proveedores de ATC, y un despliegue flexible de los controladores de tráfico aéreo.

“Se requiere un esfuerzo combinado entre las partes interesadas operativas y políticas para que se produzca un progreso real”, dijo Thomas Reynaert, Director General de A4E. “Seguimos haciendo un llamamiento a los gobiernos nacionales y a la UE para que la reforma del ineficiente sistema de gestión del tráfico aéreo de Europa sea una prioridad política superior”.

 En las conclusiones de la A4E se incluye la creación de una regulación económica independiente para los ANSP, una red europea de tráfico aéreo más centralizada y un sistema que haría responsable a los ANSP por los costes de compensación de pasajeros por los vuelos retrasados y cancelados que surjan como consecuencias de interrupciones provocadas por ATC. La asociación también desea que la próxima Comisión Europea establezca un mandato para la aplicación del espacio aéreo transfronterizo.

Deja un comentario