¿Es posible el sindicalismo constructivo en el sector de los Trabajos Aéreos?

0

Madrid, SP, 3 de diciembre de 2015.- La finalidad de un sindicato es la defensa de los intereses de los trabajadores que desarrollan su labor profesional en una empresa. El chip tradicional ha cortocircuitado, y el planteamiento transparente y profesional de los problemas detectados por los trabajadores es cada vez más valorado por las empresas que estiman que en ese margen de mejora de la actividad a la que se dedican, estriba precisamente el rasgo que puede diferenciarles de su competencia. El capital humano es valorado por encima de los activos o las rentabilidades a corto. El pasado 19 de noviembre responsables del SLTA (Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos) se dirigían directamente al CEO de WE BABCOCK MCS, empresa propietaria de INAER, para mostrar tanto su inquietud por el aluvión de informaciones sobre su empresa en España, y la situación general de la compañía. Hasta hoy no han obtenido respuesta, y el Sr.López Aguilar, ex-directivo de Iberia y muy considerado en el sector, aún no ha contactado con este potente sindicato emergente en la empresa. “Potente” puesto que ya cuenta con una gran afiliación incluyendo profesionales no pilotos, según señalan, y porque el ánimo que les mueve en sus intervenciones es evidentemente constructivo para la mejora de la cuenta de resultados y el servicio que presta la operadora. En un sector como el de los helicópteros, los estándares de seguridad son quizás el activo más importante y tras él su capital humano que lo garantiza. Silvia Figuerola, piloto de Kamov, es la Responsable de Seguridad de SLTA, y su misión es poner sobre la mesa este tema que a día de hoy no debe ni puede ser tabú.

En la Jornadas organizadas por COPAC la pasada semana, delante de responsables de AESA, de los operadores, y de sus compañeros colegiados, la responsable ya hablaba de las “soluciones” ante los factores de riesgo en operaciones como helicópteros, durante las V Jornadas Técnicas de Helicópteros, y ante la Autoridad (Jefe del Servicio de Operaciones con Helicópteros) que representaba el Sr.Oliver Rodríguez de AESA. Poner encima de la mesa las “falencias” en lugar de ser interpretado como una “traición” en pleno siglo XXI en el sector, debería ser valorado como una fortaleza tanto del operador en el que el profesional desarrolla su actividad, como dentro del propio sistema aeronáutico.Además de ser una deontológica y legal obligación del profesional inexcusable. Cosa que no se pone en duda en ningún país avanzado, dándosele el valor real que tiene.

En ese foro profesional bajo el amparo de la Corporación de Derecho Público ADSCRITA AL MINISTERIO DE FOMENTO, como es el Colegio profesional de pilotos, COPAC, Silvia, que además es colegiada como la mayoría de los pilotos españoles, pensaba evidentemente que se encontraba en un foro en el que libremente podía plantear sus inquietudes como profesional, colegiada y además representante de nada menos que la Secretaría de Seguridad de un sindicato PROFESIONAL. Este foro aparentemente es un foro “blindado” en el sentido de que lo que en él se exponga, queda restringido al ámbito de lo profesional, empresarial, e institucional implicado. La finalidad de estos eventos es exclusivamente la puesta en común de la experiencia de Autoridad, operadores y organizaciones profesionales para la corrección de aquellos elementos que se detecten pueden ser mejorados tras su detección analítica.

Si un profesional opina que, por ejemplo, los Informes Técnicos de la CIAIAC son lentos y con enormes diferencias en cuanto a su calidad entre unos y otros, esta llamada de atención debe logicamente entenderse como estrictamente constructiva en el sentido de que lo que se pretende única y exclusivamente es la mejora de esos Informes con el ánimo de que realmente sirvan para la mejora de la seguridad de tal forma que se eviten en el futuro incidentes o graves accidentes. En esa denuncia esta en juego la integridad de los pasajeros, profesionales, pero tambien el prestigio del propio operador aéreo. La seguridad es un valor añadido y un factor diferencial entre unos y otros operadores. En las economías avanzadas se entiende como “activo” y no exclusivamente como coste. La seguridad tambien se puede desgraciadamente cuantificar cuando la cuenta de resultados se ve afectada por sus carencias. Es duro, pero es real. Sonadas quiebras tras accidentes aéreos así lo atestiguan.

Denunciar que son manifiestamente mejorables las supervisiones de la propia Autoridad, además de ser valiente objetivamente hablando, ojalá todos los profesionales tuvieran SIEMPRE esa gallardía, son tambien constructivas. Si se mejora la supervisión, evidentemente se mejora la seguridad.

El foro de COPAC, nada más terminar la campaña, delante de los profesionales y de la máxima autoridad en el sector de los helicópteros de AESA, tiene que ser tanto la válvula de escape para plantear las inquietudes y preocupaciones de los profesionales, como el canal adecuado para la corrección de lo que tras ser analizado es susceptible de ser mejorado.

El foro de estas Jornadas se restringe a los profesionales, Autoridad y operadores, y en ese ámbito es donde se debe tomar nota con precisión de manera constructiva de lo que los profesionales plantean. Ni que decir tiene que la Notificación es una buena base de datos para la mejora, y no precisamente para que alguien caiga en la tentación de “matar al mensajero” de ese intento de mejorar la seguridad como es el SNS.

Hemos podido asistir sin embargo a otros foros, donde SLTA ha mostrado tambien su preocupación por la seguridad en las operaciones. Sin ir más lejos el pasado noviembre se producía una reunión entre responsables de Hispánica de Aviación y Eural, con los responsables del sindicato. En ella de forma clara se le planteó a la UTE las preocupaciones por el tsunami de informaciones sobre la operación del GES Canarias. Los responsables del sindicato, especialmente su responsable de Seguridad Figuerola, escucharon las explicaciones de la patronal, obtuvieron fechas para la corrección de sus inquietudes y el modo de operar mientras tanto, a pesar de que evidentemente hasta que no estén totalmente implementadas dichas correcciones, sus inquietudes continuarán manteniéndoles en alerta, y deberán fiscalizar dicha implementación en tiempo y forma así como el desarrollo de los procedimientos alternativos en ese ínterim. Esta reunión se produjo tras 48 horas de haber requerido la misma por los responsables del sindicato emergente. Un tiempo récord que muestra una clara voluntad de transparencia, pero sobre todo, una clara voluntad constructiva por ambas partes patronal y sindicato. Evidentemente la organización sindical no dió una carta en blanco a la patronal, sino que cumplió el rol de la exigencia de explicaciones sobre la situación real.

Silvia Figuerola Responsable de Seguridad de SLTA, junto con el Secretario General del sindicato se reúnen con los gerentes de la UTE HASA-Eural el pasado mes de noviembre, para exponer las preocupaciones del colectivo al que representan sobre el Servicio GES Canarias que había sido cuestionado desde otros ámbitos sindicales.

La responsable de Seguridad de SLTA, tiene además de una amplísima experiencia, la profunda convicción de que la propia Seguridad no puede ser un tema tabú en un sector donde precisamente ésta supone un activo para cualquier operador aéreo. Precisamente con esas actuaciones e intervenciones en estos foros de manera transparente y constructiva, ante todos los actores implicados, y ante la propia Autoridad, se puede acercar el sector a la auténtica Just Culture llevada a la práctica. Se pretende de esta manera un profundo y necesario cambio de mentalidad, incluyendo la de los propios profesionales, que al menos hasta ahora se mostraban en muchos casos remisos a por ejemplo la notificación de sucesos, por miedo a algún tipo de represalias, o simplemente a intervenir con claridad meridiana en los foros a los que se les invita.

Deja un comentario