España se sube al carro de la última tecnología aeroportuaria

Agencias

0

Madrid-Málaga, SP.- Aunque lejos aún de los aeropuertos del futuro que anticipan las instalaciones de Beijing o Estambul, España consolida su apuesta por los sistemas biométricos de control de fronteras (ABC System) con la instalación de este sistema en los aeropuertos de Madrid y Málaga.

Este despliegue se suma a los ya instalados en BarcelonaGironaPalma de MallorcaAlicante y Tenerife Sur y a los que se añadirá el aeropuerto de Ibiza antes de que finalice el año.

En total se han implantado en estos dos aeropuertos 118 sistemas biométricos de control de fronteras. La suma de todos los ya instalados en España, a los que hay que añadir los del puerto de Algeciras, alcanza la cifra de 261.

Esta tecnología, desarrollada por Indra e implantado por su unidad de transformación digital, Minsait, permite agilizar el paso y el proceso de control de los ciudadanos del Espacio Económico Europeo mayores de edad entre los países de la Unión.

Así, el despliegue pretende mejorar la eficacia y fiabilidad de las comprobaciones biométricas y la seguridad de los procesos en el control del tránsito de pasajeros de países Shengen.

La última tecnología

ABC System consiste en una puerta de paso en la que el viajero introduce su documento de identidad, ya sea su DNI o su pasaporte electrónico. Cada puesto dispone de un sensor de verificación de las huellas dactilares y cámaras de reconocimiento facial.

De esta manera, el sistema recoge la información de los parámetros biométricos del viajero y los compara con los del documento electrónico, a la vez que comprueba su veracidad.

Tras completar el proceso, que durara apenas unos segundos, la puerta de paso se abre y el viajero puede continuar su camino.

Potenciar la seguridad

El despliegue de sistemas biométricos se enmarca en el acuerdo de suministro de control de fronteras en los aeropuertos de la red de Aena, firmado entre la empresa que gestiona la red aeroportuaria en España y Minsait, por un importe global de 90 millones de euros.

De esta manera, el proyecto, co-financiado por la Comisión Europea, se enmarca en el Programa de Fronteras Inteligentes (Smart Borders) de la Unión Europea, cuyo objetivo es potenciar la seguridad en los aeropuertos, a la vez que agilizar el tránsito de pasajeros en las fronteras.

 

 

 

Deja un comentario