Los Angeles-CA, USA.- Tras dominar la nube y amagar en el negocio del turismo online, Amazon pretende liderar el mercado físico. Esa es la conclusión que se desprende tras conocerse que la compañía de Jeff Bezos estaría interesada en instalar sus tiendas sin cajeros, Amazon Go, en los principales aeropuertos estadounidenses.

Estos establecimientos disponen de un funcionamiento novedoso: las personas son controladas de manera automática durante su compra y se les carga los productos en su cuenta particular al cruzar la puerta.

Según Reuters, ya son numerosos los aeropuertos que han evidenciado interés en estas tiendas, especialmente San José Internacional (California)Los Ángeles Internacional y Dallas Fort Worth.

Más de 350 millones de pasajeros solo en los EEUU

La compañía de Bezos estaría evaluando cómo instalar estos locales en los aeropuertos y la viabilidad económica del negocio. No en vano, se calcula que más de 350 millones de pasajeros pasaron por los 12 aeropuertos más importantes de los Estados Unidos.

La polémica está servida: aunque estas tiendas son ideales para un modelo de negocio como el de Amazon, la cual apuesta por la filosofía de autoservicio sin cajeros, su implantación no parece acorde a los requerimientos de seguridad que implican los aeropuertos.

Amazon Go: un negocio en crecimiento

Amazon se encuentra en un momento de incipiente expansión de este tipo de establecimientos en los Estados Unidos, aunque fuera de los aeropuertos por el momento. En concreto, ciudades como ChicagoSeattle y San Francisco ya cuentan con las tiendas físicas del gigante del comercio electrónico.

Sin ir más lejos, desde comienzos de año, el gigante de la venta online ya ha abierto siete tiendas en Estados Unidos y planea la expansión de 3.000 locales hasta 2021.

Amazon parece tener claro que estos establecimientos sin cajero son un elemento estratégico para su futuro como compañía. Tal y como avanza The Sunday Telegraph, la compañía está sondeando abrir una tienda Amazon Go en el centro de Londres.

De hecho, la empresa estadounidense estaría buscando un local de algo más de 300 metros cuadrados en Oxford Circus.

 

 

Deja un comentario