España niega presiones de EE UU para introducir los escáneres corporales en los aeropuertos europeos

0

El ministro español de Fomento, José Blanco, negó ayer, al concluir la reunión de primavera del Consejo de Transportes de la Unión Europea, que Estados Unidos haya ejercido algún tipo de presión sobre la UE para que se introduzcan escáneres corporales en los controles de los aeropuertos de la región. Artículo completo en HOSTELTUR.


"En ningún caso he sentido presión, sólo el deseo de cooperar frente a la amenaza global del terrorismo", afirmó Blanco en referencia a su visita a EE UU el pasado mes de enero. Según Blanco, los países de la UE están de acuerdo en que hay que combatir el terrorismo con una "respuesta global", algo que requiere que "todos los países adoptemos medidas para reforzar la seguridad. Sólo una respuesta global desde la UE podía ser eficaz", comentó y añadió que se tendrán en cuenta las experiencias piloto de implantación de escáneres que se están realizando en algunos países europeos. Blanco recalcó que todos los países, incluidos los que ya están habilitando o han implantado este sistema en los aeropuertos, "comparten el objetivo de buscar una respuesta global". Asimismo, recordó que la Comisión Europea se comprometió a presentar en abril una propuesta sobre el impacto de estos mecanismos de control y que la UE esperará a conocer los resultados antes de adoptar una opinión definitiva. El Ejecutivo comunitario se vio obligado a retirar la propuesta de introducir escáneres corporales en los aeropuertos en noviembre de 2008, después de que el Parlamento Europeo manifestase su preocupación por el impacto que pudieran tener estos dispositivos sobre la salud y el respecto al derecho a la intimidad de los pasajeros. Nuevo reglamento sobre investigación de accidentes.

Por otra parte, Blanco ha informado de que el Consejo de la UE está de acuerdo con la propuesta española para hacer que, en caso de accidente aéreo, sea obligatorio comunicar a las autoridades, y en el plazo máximo de dos horas, la lista de pasajeros del vuelo afectado. Dicha obligación se incluirá en la propuesta de Reglamento sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil, que una vez aprobado derogará la actual directiva, en vigor desde hace ya quince años. Blanco ha destacado cómo todos los miembros del Consejo se han mostrado de acuerdo con la propuesta española en el sentido de incluir en su articulado la obligación de transmitir de las listas de pasajeros a la autoridad competente en caso de accidente, en un plazo máximo de dos horas. "Todos queremos evitar largos períodos de ansiedad, confusión y pánico entre la población, así como la constante presión hacia las aerolíneas para obtener la información sobre familiares y amigos", ha explicado el presidente del Consejo.

Blanco ha destacado la necesidad de reformar el marco jurídico que rige la investigación de accidentes e incidentes, y de establecer "una normativa europea que nos permita una mejor implementación de la legislación de aviación civil". Entre los puntos acordados por los estados miembros como parte de una orientación general para abordar este proyecto, Blanco ha destacado la decisión de instituir una red europea de autoridades de investigación como instrumento de colaboración y cooperación. El ministro español ha destacado además la decisión del Consejo de que el proyecto sirva para reforzar la independencia de los organismos nacionales de investigación y las facultades de los investigadores, introduciendo además plazos para responder a sus recomendaciones en materia de accidentes y aclarando el papel que debe jugar la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Deja un comentario