17.7 C
Madrid
octubre, viernes 22, 2021

Iberia-BA se somete al voto de los accionistas

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Las dos aerolíneas se presentan hoy ante sus respectivos inversores para rendir cuentas de la operación que creará la quinta línea aérea del mundo en enero. Se espera el visto bueno sin problemas. Pero existen pros y contras como indica(EXPANSION)

Casi dos años y medio después de que Iberia y British Airways (BA) iniciaran las negociaciones formales para su fusión, la operación llega hoy a las juntas de accionistas. Durante este tiempo, se ha superado la mayor crisis que ha asolado la industria aérea, los clásicos recelos entre las partes por el reparto del poder y el problema del déficit de pensiones de BA, que se ha disparado por la caída de los mercados, hasta los 3.700 millones de libras (4.370 millones de euros). · ¿Cuántas acciones se recibirán en el canje? Los accionistas de Iberia recibirán 1,0205 títulos de la nueva International Airlines Group (IAG) por cada una de sus acciones. En el caso de los británicos, el canje es de uno a uno. Con esta cifra, los inversores españoles controlarán el 45% del capital de IAG y los británicos, el 55% (sin tener en cuenta las respectivas participaciones cruzadas, que no se incluyen en la operación, el peso se repartirá finalmente entre el 46% y el 56%). · ¿Es bueno el canje? Los analistas lo consideran justo y el experto elegido para analizar el pacto, KPMG, también lo bendijo. Iberia ha logrado más peso del que, en principio, le correspondía por su tamaño (la facturación de BA es casi el doble), porque la empresa española está más saneada financieramente y el preacuerdo se cerró a finales de 2009, cuando British estaba más tocada que Iberia por la crisis. Además, los españoles supieron jugar bien la carta del agujero del fondo de pensiones de BA para arañar más peso. "Es [foto de la noticia]bueno para ambas partes, al crear un grupo más fuerte capaz de hacer frente a Air France y Lufthansa que han comprado empresas y van a seguir adquiriendo aerolíneas", señala Joaquín García Romanillos, de BPI. · ¿Se aprobará la fusión? Nadie duda de que las juntas de accionistas darán el visto bueno. En el caso de Iberia, cerca del 40% del capital está en manos de los accionistas estables (Caja Madrid, El Corte Inglés y varias cajas), que votarán favorablemente. La City también ha saludado muy positivamente la operación. Las acciones de ambas empresas se han disparado en los últimos meses, pese a la caída generalizada de los mercados, porque muchos inversores quieren participar en la nueva IAG. Iberia se ha revalorizado un 72% desde enero y BA, un 47%. · ¿Cómo se materializará? IAG será la sociedad hólding que cotizará en bolsa y de la que colgarán las actuales Iberia y British, que seguirán como empresas independientes conservando sus respectivas marcas. IAG tendrá una estructura organizativa muy liviana de apenas 50 ó 60 personas, que se ocuparán de buscar las máximas sinergias entre ambas aerolíneas. El 20 de enero, viernes, se suspenderá la cotización de las acciones de Iberia y British. Ese mismo día, se procederá a formalizar todas las transacciones ante el Registro Mercantil. El lunes 24, IAG comenzará a cotizar. Los accionistas no tienen que hacer nada. Se sustituirán los títulos de Iberia y BA, automáticamente, por los de IAG. · ¿Por qué se ha creado una estructura tan compleja? IAG controlará la mayoría de los derechos económicos de Iberia y BA (excepto la parte que corresponde a las participaciones cruzadas, que se mantienen), pero no la mayoría de los derechos sociales. En el caso de Iberia, el 50,1% será de una sociedad española controlada por El Corte Inglés y Caja Madrid. En British, el dueño será un trustee, una especie de fundación. ¿Por qué se ha hecho esto? Primero, porque el capital de Iberia debe seguir siendo mayoritariamente español, y el de BA, británico, si ambas no quieren perder sus derechos de vuelo a algunos países, como Brasil o Rusia, condicionados a que sean empresas nacionales del lugar de origen. En segundo lugar, con este esquema, Caja Madrid, El Corte Inglés y el trustee velarán porque el crecimiento de IAG no discrimine ni a Iberia, ni a BA (se han fijado varias salvaguardas). · ¿Cómo será el consejo? El máximo órgano de administración de IAG estará integrado por catorce personas (siete propuestas por Iberia y otras siete por BA) con la presencia de tres ejecutivos y un consejero dominical, Rodrigo Rato, en representación de Caja Madrid, primer accionista de IAG, con el 12%. El consejo es una de las pegas al pacto, ya que, con tantos integrantes (lo ideal sería nueve o diez personas), se corre el riesgo de que sea muy lento a la hora de decidir la estrategia, según los expertos en buen gobierno. Otra de las dudas es que se generen en los debates dos bloques, entre quienes proceden de una aerolínea y los que vienen de la otra. Para evitar esto, las aerolíneas decidieron fichar a cuatro nuevos consejeros independientes sin relación con ellas. · ¿Cuándo dará dividendo? Otro aspecto negativo. Iberia y BA suspendieron el reparto de dividendos el año pasado al entrar en pérdidas. La empresa española tiene previsto cerrar en beneficios este ejercicio al igual que BA. El problema es que la compañía inglesa ha pactado con los gestores de los fondos de pensiones de sus empleados no entregar dividendo a IAG, que es quien tiene que distribuirlo, hasta 2013, como parte del pacto para enjugar el abultado déficit. ¿Repartirá Iberia dividendo a IAG, aunque no lo haga su hermana? Buena pregunta para la junta de hoy. · ¿Está resuelto el problema del fondo de pensiones? BA pactó con los gestores de los fondos aportar 5.281 millones de libras (6.237 millones de euros) entre 2011 y 2026 para saldar el déficit. Iberia lo ha aceptado a condición de que no se toque su tesorería y sus activos. Pero, según la legislación británica, Iberia e IAG podrían ser obligadas a ayudar a British con sus fondos si ésta tuviera un grave problema financiero.
Los pros 1. Sinergias. Las empresas pretenden alcanzar unas sinergias de 400 millones de euros anuales a partir del quinto año de la fusión. 2. Crecimiento. Se dividirán los mercados para captar más clientes: BA se especializará en los vuelos hacia EEUU y Asia; e Iberia, hacia África y Latinoamérica. 3. Revalorización. A los inversores les gusta la operación. Las acciones de Iberia se han revalorizado un 72% y las de BA, un 47%, desde enero.
Los contras 1. Dividendo. BA ha pactado con sus fondos de pensiones no dar dividendos a IAG hasta 2013 para garantizar que tendrá fondos para cubrir el déficit. 2. Estructura. Las empresas han pactado una compleja estructura societaria, que resta poder de decisión a IAG, para no perder los derechos de vuelo, 3. Consejo. El consejo de IAG está integrado por 14 miembros, demasiados para los expertos, ya que se podría ralentizar la toma de decisiones.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies