Investigación “basura” = Amenaza segura

0

Restos EC-IBASantiago de Compostela, 9 de agosto de 2012.- De castaño oscuro y mucho más pasan ya las actuaciones de la CIAIAC. Otra vez, según indica SEPLA en nota de prensa, se habría podido incumplir el Anexo 13 de OACI, así como el Reglamento Europeo de Investigación de Accidentes (996/2010). AD estuvo en la zona del accidente y efectivamente, la falta de custodia de los restos podría contaminar la investigación del accidente del EC-IBA. (Foto de La Voz de Galicia)

En la nota de SEPLA, que no tiene desperdicio, habla de personas hurgando los restos del aparato. Cuando aún está absolutamente en entredicho el Informe final del accidente del JK5022, del que va a hacer su 4º aniversario en 10 días, o las más que razonables dudas sobre la custodia de restos de aquel accidente de Torallola en Lérida, donde los restos fueron "custodiados" nada menos que por el operador del propio aparato.

De ser así, el incumplimiento normativo de la CIAIAC, se puede suponer, sin duda alguna que el Informe del accidente al estar contaminado desde las primeras fases de la investigación llegue incluso a conclusiones erróneas por falta de algún elemento material que determine las causas probables del siniestro. Dificilmente si esto fuera así, se podría evitar otro similar, o al menos mitigar dentro de todo lo posible que un suceso de similares características se pueda volver a repetir. Objetivo éste, último de una investigación de la CIAIAC.

SEPLA condena la dejación de la CIAIAC en la custodia de los restos del accidente de Lavacolla

Foto La Voz de Galicia
Foto de La Voz de Galicia

  • Decenas de personas hurgaron entre los restos de la aeronave accidentada, que deberían haber estado custodiados por la CIAIAC

Madrid, 8 de agosto de 2012.- El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) quiere mostrar su consternación ante las informaciones aparecidas tras el accidente del CessnaCitation 500 de la empresa Airnor en las proximidades del Aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela, ocurrido el pasado 2 de agosto y en el que murieron dos pilotos. Según diversos medios de comunicación, decenas de personas ajenas a la investigación pudieron visitar el área del accidente sin que efectivos de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) lo impidieran. Los transeúntes llegaron incluso a curiosear y revolver entre los restos de la aeronave siniestrada, a pesar de que éstos deberían estar bajo custodia de la Comisión.

Este hecho constituye una flagrante dejación de las funciones de la CIAIAC, que es la encargada de custodiar los restos que deja tras de sí un accidente aéreo para poder llevar a cabo una investigación exhaustiva que ayude a determinar las causas del mismo. Así lo estipula el Reglamento Europeo de Investigación de Accidentes (996/2010) así como el Anexo 13 de la Organización Internacional de Aviación Civil. Ambas leyes han sido incumplidas de forma flagrante en este caso.

Una vez más, se han vulnerado los protocolos y normas internacionales en lo relativo a la investigación de accidentes aéreos en España. El último caso que se conocía hasta ahora fue la filtración de información proveniente de la investigación del accidente del MD-82 de Spanair el 20 de agosto de 2008 en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, del que pronto se celebrará el cuarto aniversario.

SEPLA condena la dejación de responsabilidades que nuestras autoridades de investigación de accidentes aéreos han demostrado en este caso, y exige que se aclaren inmediatamente los hechos por la importancia que pueden tener en el resultado de la investigación.

Deja un comentario