La Cuna Aeronáutica Española recibe por 1ª vez el desfile del Día de las Fuerzas Armadas

Aviaciondigit@l/ESPECIAL DIFAS2017

0

Guadalajara, SP.- Esta misma tarde se producía el izado de la Enseña Nacional en la recién denominada Plaza de España, hasta ayer Plaza de los Caídos. Presencia de los más altos mandos militares, el JEMAD, y las autoridades locales, el Alcalde. AD estuvo allí recogiendo en directo vía Periscope el histórico momento en el que se izada la Bandera Nacional, en el exacto lugar en el que el Batallón de Telégrafos en 1896, daba paso al de Aerostación, y con ello por vez primera nuestro Ejército contaba con unidades desde el aire. Frente a esa Bandera que hoy se izaba solemnemente, entre los clásicos gritos de ¡Viva España! y ¡Viva el Ejército! por parte del público asistente, los restos de la Academia de Ingenieros, cuya fachada deboraba un incendio en 1924, aún sirven de Archivo del Ejército. Frente a la Academia que vió salir de ella a todos nuestros pioneros bajo el mando de Pedro Vives Vich, aún se conserva en uso, lo que fué el despacho del primer Jefe de la Aeronáutica española, primero Aeroestación, luego junto con ella la Aviación

Para una pequeña ciudad como esta, con apenas 82.000 habitantes, que desde hace casi 40 años no recibía una visita Regia, se trata evidentemente de todo un acontecimiento. Para los que nos preocupa nuestra historia común aeronáutica, el significado simbólico llega al punto de la emoción evidentemente. Frente a la Bandera la Casa que vió nacer a Mariano Barberán, frente a la Bandera por donde desfilaban los cadetes de aquel núcleo politécnico, aeronáutico y científico que cobijaba Guadalajara durante casi 100 años, vimos salir y entrar a Vives, Kindelán, Herrera, Ortiz Echagüe, etc, etc… lo más granado de nuestra aviación militar. Los pioneros auténticos que con un profundísimo conocimiento desde los orígenes de la ciencia aérea, llegaron a volar nuestros primeros aviones militares.

En este contexto, el contexto del respeto de los que realmente se jugaban la vida haciendo avanzar la Aeronáutica militar en España, la Bandera que todo lo ve, que todo lo sabe, y que a todos debe representar-incluidos los que no creen en ninguna Bandera- terminó en lo más alto con el Despacho de Vives al fondo y a la derecha la Casa de Barberán…

Tropa de Honores entra en la antigua Academia de Ingenieros de Guadalajara, Cuna Aeronáutica Española
Tropa de Honores entra en la antigua Academia de Ingenieros de Guadalajara, Cuna Aeronáutica Española

Mañana Felipe VI nos visitará. Es un Rey joven aún, que ha “mamado” la Aviación, puesto que los Reyes de España desde hace más de 100 años quieren ver sus avances, e incluso han llegado a ponerse a los mandos de distintas aeronaves de nuestro Ejército, continuando una tradición desde la época de Alfonso XIII. La colección fotográfica más importante que retrata precisamente esta vinculación se guarda en el Archivo Provincial, y es la denominada colección de “Goñi”, un fotógrafo privado de Alfonso XIII, gracias al que tenemos constancia gráfica de todo el principio de esta Historia increíble. El segoviano Santiago Bernal fue la persona que se dió cuenta de su importancia, protegió esa colección como presidente de la Agrupación Fotográfica Alcarreña, y no paró hasta que le encontró un destino seguro, gracias a lo cual podemos hoy disfrutarla… Esta ciudad le debe mucho al bueno de Santiago, amigo de conversaciones fotográficas donde los haya.

El Desfile Aéreo de mañana sábado, vuelve a hacernos recordar los desfiles documentados durante al menos 20 años a principios del pasado siglo, tuvo y disfrutó esta ciudad. Guadalajara vuelve a sus raíces aeronáuticas con el desfile de mañana, muy cerca de la Hispano, al lado de la Torre de Avistamiento o el Taller de Globos. La Memoria Aeronáutica pasará seguramente desapercibida, mientras que una Plaza la de los Caídos, cambia su nombre por el de Plaza de España, en aplicación de la legislación vigente. Pero la profunda unión de la Cuna Aeronáutica, con su pasado, se va desdibujando sin normativa que la proteja, la mantenga y la de esplendor… Esa Bandera que en estos momentos ondea, también, debe proteger también esa Memoria Aeronáutica. De esta manera también representará a más ciudadanos con esa Historia común, como común denominador. Si esa Plaza simplemente hubiera cambiado su nombre por el de “Caídos de la Aviación Española“, ya sean civiles, ya sean militares, en cualquier tiempo y lugar, en un lugar tan simbólico, seguro que nadie habría objetado nada. Si además esa bandera hubiera cobijado para siempre un Recuerdo a todos aquellos que nos dejaron cuando volaban, hubiera sido en cierta manera una vuelta al lugar donde todo comenzó. Quizás eso hubiera podido hacer descansar algo a los que siguen sufriendo sus pérdidas, al asociar ese lugar exacto, al recuerdo eterno de los suyos. No hubiera sido una mala idea, con una profunda carga simbólica, y de respeto…

 

Deja un comentario