La Fuerza Aérea Brasileña recibe su primer P-3M en la Base Aérea de Salvador

0

FAB7203_P3AM
(Belo Horizonte, Brasil/Infodefensa.com-R.Caiafa)

A las 15,00 horas del sábado 30 de julio, el cuatrimotor Lockheed P-3AM FAB 7203 aterrizó en la Base Aérea de Salvador. La aeronave ya había sido oficialmente entregada a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) a finales de 2010 en una ceremonia realizada en España que contó con la presencia de autoridades brasileñas como el brigadier Juiniti Sayto, comandante de la FAB.

El 30 de julio de 2011 se convierte así en una fecha histórica para la Fuerza Aérea Brasileña ya que después de dos décadas vuelve a contar con una aeronave con capacidad de guerra antisubmarina, habilidad perdida cuando se retiraron los dos antiguos Grumman P-16F Tracker en 1996.

Tras cruzar el Océano Atlántico desde el municipio español de Getafe (Madrid), lugar donde las aeronaves están siendo modernizadas por EADS CASA, con un valor total del contrato de 470.946 millones de dólares, el avión fue recibido por militares de la base aérea y miembros del Escuadrón Ourugan (1°/7° GAv), tradicional unidad de aviación de patrulla de la FAB.

Actualmente la unidad utiliza los viejos P-95 Bandeirulha de vigilancia marítima y búsqueda y rescate, un tipo derivado del bimotor turboélice Embraer C-95 Bandeirante, proyecto que dio origen al fabricante brasileño de aviones a finales de los años sesenta. El Bandeirulha está desprovisto de armas capaces de efectuar ataque contra submarinos.

Así, el P-3AM puede ser considerado uno de los dos aviones más modernos de Patrulla Marítima y Guerra Antisubmarina existentes en la actualidad. Tiene como principal tecnología el sistema de misión integrado en cabina de última generación denominado FITS.

La aeronave es capaz de escanear grandes extensiones de mar con sus avanzados sensores y boyas radiosónicas, pudiendo localizar submarinos con uso de torpedos y/o minas de profundidad, así como atacar navíos puesto que el avión ha sido capacitado para utilizar los misiles Boeing AGM-84 Harpoon (de 90 km de alcance), fabricados en Estados Unidos y liberados para su adquisición por parte de Brasil. Además, el avión puede permanecer en vuelo hasta 16 horas, operando a grandes distancias del litoral.

Con este moderno sistema de armas, la FAB puede atender de forma eficiente las nuevas directrices del Plan Nacional de Defensa, especialmente en cuanto a la vigilancia de las zonas de exploración petrolífera existentes en el mar territorial brasileño como Bacia de Campos o la recién descubiera área del Pré Sal, rica en reservas de crudo. La zona de responsabilidad brasileña comprende 6,4 millones de kilómetros cuadrados.

El P-3 representará efectivo apoyo a las actividades de búsqueda y salvamento en el Atlántico Sur y la adquisición de este modelo así como su modernización permiten un importante cambio en el patrón operacional de la FAB, colocando la institución en la primera línea de equipamientos de Patrulla Marítima de toda América Latina y Caribe.

Deja un comentario