La Gran Ruta/ China-Sudamérica: Una explicación al fichaje de pilotos españoles en China y compra del 44% Air Europa

0

Madrid, SP, 13 de enero de 2016.– Pese a las recientes turbulencias en el mercado financiero chino, durante estos últimos años el país asiático se ha convertido en un importante apoyo para las economías occidentales y los países emergentes. China se ha convertido en el nuevo “Banco Mundial” y su ahorro ha facilitado la salida de este estancamiento global, llegando su influencia a Asia, África, Latinoamérica y también a Europa.

Ahondando en las consecuencias que esta nueva etapa de la globalización nos está deparando, hay teorías que presentan el modelo de crecimiento chino como parasitario, buscando exclusivamente el control de los recursos ajenos. Pues bien, como veremos, el interés por las empresas occidentales de China sigue también un modelo simbiótico de relaciones internacionales.

PilotMovers (www.pilotmovers.com ), creada en 2012 en Hong Kong y liderada por dos empresarios y pilotos de aviación comercial españoles, Alejandro Ponce y José Jiménez, es una buena muestra de ello. Se trata de una compañía con una consolidada experiencia en distintas Líneas Aéreas como agencia de reclutamiento de talentos y colocación de tripulaciones, debido a su experto conocimiento global, así como minucioso, del negocio relacionado con la aviación. Como resultado de ello, PilotMovers arroja un grado de crecimiento e implantación en el mercado chino sin precedentes en sus poco más de tres años de existencia, habiendo logrado un 17% de la cuota de mercado en el citado país, con más de un 80 por ciento de éxito en los procesos de selección de personal (pilotos) entre las siete compañías aéreas más importantes de la nación asiática.

Aprovechando la entrada en el capital de varias empresas españolas del grupo HAINAN (HNA) – presente en la cadena de hoteles NH y ultima la compra del 44 por ciento de Globalia y la aerolínea Air Europa-, la reciente apertura de vuelos directos a Madrid desde Hangzhou -y muy próximamente Beijing- a través de su filial BCA (Beijing Capital Airlines), PilotMovers abre otra ventana a los pilotos españoles, cuyo primer e importante evento tendrá lugar en Madrid los días 24, 25 y 26 de Febrero de este 2016 durante un trascendente Roadshow con la mencionada BCA.

La entrada de HNA en Air Europa, puente entre China y Sudamérica

En este momento son cerca de 70 los pilotos españoles y de todo el mundo que ya han sido contratados por las compañías aéreas chinas más importantes: BCA, Spring Airlines, Lucky Air, West Air, Xiamen Airlines, Fuzhou Airlines o China Eastern. Otros 40 aspirantes se encuentran actualmente en proceso de incorporación inmediata. En este 2016, PilotMovers tiene como objetivo la expansión de su mercado a Japón y Vietnam. La importancia del Roadshow de Febrero cobra especial relevancia por el objetivo del grupo chino de hacerse con el control de Air Europa, con la que pretende crear una red de vuelos directos entre China y Sudamérica, apoyándose para ello en la contratación de pilotos experimentados, principalmente de España y Sudamérica, a través de PilotMovers. Estamos ante un ejemplo de éxito de la marca España en China, un punto de referencia para las grandes aerolíneas de la nación asiática y una salida profesional para los pilotos españoles, un sector muy afectado durante los años de la crisis económica. Profesionales de la aviación de muchas otras nacionalidades como daneses, italianos, portugueses, suizos, sudafricanos, canadienses, neozelandeses, mexicanos y chilenos, también desembarcan en el gigante de Asia de la mano de PilotMovers.

Excelente salud de las relaciones entre España y China

Como se ve, cada vez son más las inversiones que realizan grandes grupos del país chino, como HAINAN y WANDA, en el interior de nuestras fronteras, pero también empresas españolas se posicionan con más peso dentro del tejido empresarial de China, como es el caso de PilotMovers. La alianza estratégica entre ambas comunidades no tiene límites, incluso surcando los cielos entre continentes, y demostrando que esta vez, el Dragón no es un parásito.

Deja un comentario