17.8 C
Madrid
septiembre, martes 28, 2021

La incertidumbre: Un factor peligrosamente concurrente para los profesionales de la extinción de incendios

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

WARNING! Threat and Error Management…

3 de julio de 2015.Un nuevo año da comienzo la campaña de incendios, y por si fuera poco el riesgo que la propia operación conlleva, la iniciamos con más incertidumbre que nunca, con más dimes y diretes que nunca, con más especulación que nunca. Los 19 helicópteros de transporte de cuadrillas BRIF y extinción de incendios del ministerio de medio ambiente aún no están posicionados en sus bases, pues a día tres de julio y con más de 40 grados en la mitad de la península, ministerio y empresas no han logrado un acuerdo de adjudicación de bases. Este es el resultado final de meses y meses de una pésima gestión por parte de todos los responsables de esta situación, y lo más grave es que hay muchos profesionales pendientes de trabajar y de trasladarse a esas bases para comenzar su labor. Esta situación de completa incertidumbre no sólo afecta a los pilotos destinados a esos 19 helicópteros, afecta a la totalidad de las plantillas contra incendios de las empresas puesto que en función del reparto de las bases habrá que replanificar todas las programaciones para ajustar el personal contratado a la configuración final. ¿Cómo va a comenzar la campaña un piloto que supuestamente debía haber empezado a trabajar el día 15 de junio y aun ni siquiera sabe con certeza si va a trabajar o no?

El Ministerio y las empresas eran conocedores desde el verano pasado que el concurso de dichos helicópteros terminó; suele ser un concurso de 2 años prorrogables a otros dos y comprende 60 días de precampaña (5 helicópteros) y 120 días de campaña (19 helicópteros). Los meses pasaban, la precampaña se acercaba y no había concurso. Se sacó uno de urgencia para precampaña y campaña… No se aceptó porque para la campaña había tiempo, así que por procedimiento de emergencia se adjudicaron las bases de precampaña.

Pasan los meses y no hay concurso para la campaña de incendios. Se repite la misma situación que escasos meses atrás. Al final nos encontramos en el mes de mayo con la apertura de sobres de un nuevo concurso de urgencia para 1 año prorrogable a otro más, donde todo apuntaba a que dos compañías se iban a repartir todas las bases: las empresas que contaban con los profesionales los tienen que despedir porque no tienen trabajo para todos, las que han ganado los concursos corriendo a buscar profesionales de donde haga falta para completar las programaciones, formar de prisa y de cualquier manera a todo ese personal para que se cumpla el nuevo RD de Lucha Contra Incendios, sacar helicópteros de debajo de las piedras para mandarlos a las bases… El tiempo corre. Hay rumores de que alguna empresa puede no estar de acuerdo con la resolución del concurso… Dudas de nuevo. El 12 de junio se efectúa la adjudicación provisional del concurso, que habitualmente comenzaba el 15 de junio (lo que iba a ser materialmente imposible en estas circunstancias). Se hablaba que los helicópteros podrían estar posicionados el 29 de junio, y en base a ello se programó a los pilotos, mecánicos, y todo el personal. El 30 de junio una empresa impugna el concurso y desde el ministerio se resuelve sacar otro concurso, esta vez de emergencia, adjudicando las bases entre las 4 compañías que se presentaron inicialmente hasta que se resuelva la impugnación del concurso anterior. Esta adjudicación comienza el día uno de julio y a día 2 de julio parece que no todas las empresas están conformes con esta adjudicación.

A todo esto, los profesionales del sector están con la maleta en la mano porque cuando los reclamen saben que tendrán que salir corriendo a algún punto de España. Los que ya están trabajando, miran de reojo lo que va ocurriendo porque de ello depende que se mantengan sus días de trabajo, que se prolonguen, que se disminuyan… incluso que los cambien de ubicación. Familias enteras sin saber cómo se van a organizar durante la campaña porque a día 3 de julio aún no se sabe qué va a ocurrir. Un desastre.

Se llenan documentos, leyes, normas y procedimientos con las palabras SEGURIDAD, CRM, formación, Factores Humanos, cabina estéril, conciliación familiar, “Threat and Error Management“, Factores organizacionales… ¿DONDE QUEDA TODO ESO el día 3 de julio de 2015? Claro, cuando haya un incidente grave o un accidente (y ojalá no sea así), nos echaremos las manos a la cabeza y diremos que la culpa fue del piloto.

Desde aquí solo nos queda concienciar a todos los compañeros dedicados a la lucha contra incendios que sean conscientes de la situación y extremen las precauciones. Con las altas temperaturas que está habiendo y después de dos años bastante benignos, en cuanto a incendios se refiere, la probabilidad de que ésta sea una campaña complicada aumenta, es muy posible que el mismo día que nos incorporemos a las bases tengamos que salir volando a algún incendio, TOMEMOS NUESTRO TIEMPO para organizarnos y seguir los procedimientos, para llevar a cabo con seguridad nuestro trabajo… ELLOS TAMBIÉN SE LO HAN TOMADO.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies