25.7 C
Madrid
mayo, martes 18, 2021

Las Fuerzas Armadas de Emiratos se adiestran con las de Estados Unidos y Francia

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Atalayar.- El país del Golfo refuerza el entrenamiento de su defensa aérea para disuadir de ataques contra las instalaciones críticas de su economía. Emiratos ocupa un lugar privilegiado en el Golfo Pérsico y es un aliado clave de Estados Unidos en la región. En el país hay estacionados de forma permanente entre 3.500 y 5.000 militares norteamericanos, la mayor parte de los cuales se encuentran en la gran base aérea de Al Dhafra, a poco más de 30 kilómetros de Abu Dabi. Desde el territorio emiratí, el Pentágono proporciona apoyo logístico y operativo a las fuerzas terrestres, aéreas y navales que despliegan en Oriente Medio.

También es un escenario del máximo interés para Francia, cuyas Fuerzas Aéreas acaban de intervenir en un ejercicio táctico de varios días de duración con las de Emiratos y Estados Unidos. Se trataba de proteger y repeler un supuesto de ataque simultáneo por aire contra varios objetivos críticos de la economía del país del Golfo, lugares que no se han dado a conocer.

En las maniobras aéreas han participado más de 40 aviones y helicópteros de ataque. El bando agresor ha estado formado por un componente franco-norteamericano, con una decena de cazas Dassault Rafale y un avión de reabastecimiento en vuelo Airbus A330 MRTT Fénix. Los primeros en penetrar en el espacio aéreo emiratí para ganar la superioridad aérea fueron cuatro aviones de combate F-15C norteamericanos y un dron MQ-1 Predator, seguidos por dos helicópteros de ataque AH-64D Apache, todos ellos con el apoyo de dos aparatos Gulfstream A660 de inteligencia y guerra electrónica.

Para defender las instalaciones clave de su territorio nacional y repeler a los atacantes, la Fuerza Aérea de Emiratos desplegó cuatro de sus cerca de 80 cazas F-16E bloque 60 “Desert Falcón”, la versión más avanzada de cuantas ha fabricado Lockheed Martin, cuatro de sus más de 60 cazas Mirage 2000-9 y varias baterías de misiles tierra-aire MIM-104 Patriot. Junto a los anteriores participaron dos cazas F-15C y dos helicópteros AH-64D Apache de Estados Unidos.

Todo el ejercicio fue grabado desde tierra y aire en formato digital de alta resolución, para que los participantes pudieran visualizar las actuaciones y el enfrentamiento entre los dos bandos y extraer conclusiones en una sesión de lecciones aprendidas posterior al ejercicio. De este modo resulta más fácil poner de relieve los puntos fuertes detectados e identificar los puntos débiles para aplicar medidas correctoras.

Cooperación con Washington reforzada desde 2019

Emiratos y Estados Unidos cooperan de forma estrecha para mantener la estabilidad en Oriente Medio. A lo largo de las tres últimas décadas, unidades militares emiraties han formado parte en al menos seis coaliciones multinacionales lideradas por el Pentágono o en las que Estados Unidos ejercía el esfuerzo principal.

Entre ellas están la formada para combatir a Sadam Hussein y que dio lugar a la primera guerra del Golfo, la creada para independizar a Kosovo de Serbia, la establecida para luchar contra los talibanes de Afganistán y la intervención militar en Libia bajo la bandera de la ONU.

Para mejorar sus ya estrechas relaciones en el ámbito militar, ambos países firmaron en mayo de 2019 un Acuerdo de Cooperación en materia de Defensa, que reforzaba el suscrito en 1994 y ampliaba el grado de cooperación y coordinación entre las Fuerzas Armadas de los dos países.

El acuerdo con Washington durante la administración Trump abarca muchos y variados ámbitos de colaboración y está favorecido por el hecho de que la doctrina militar emiratí es un reflejo de la del Pentágono, con adaptaciones al contexto local por razones evidentes. Por ejemplo, incrementa el número de maniobras conjuntas para el adiestramiento de unidades terrestres, navales y aéreas, el de ejercicios tácticos de cuadros de mando y de forma preferente refuerza la cooperación en defensa aérea y operaciones especiales.

El pacto de 2019 también contempla el preposicionamiento de equipos militares norteamericanos en territorio de Emiratos. A cambio, la nación árabe se asegura un trato preferencial en sus compras de armamento a la industria de Estados Unidos.

A la espera de la decisión definitiva sobre el caza F-35

Con unas Fuerzas Armadas cuyo número mínimo se estima en unos 63.000 efectivos, del acuerdo hay que destacar un programa del Cuerpo de Marines para asesorar y capacitar al selecto Grupo de Reconocimiento de la Guardia Presidencial de Emiratos. Está enfocado a su formación y mejora continua en la lucha anti terrorista, contra la piratería y la protección de las infraestructuras críticas a lo largo y ancho del país.

Las relaciones entre Washington y Abu Dabi son excelentes, a pesar de que la nueva administración Biden ha dejado en suspenso la venta de medio centenar de cazas de 6ª generación F-35 Lightning II ‒considerado el más avanzado del mundo‒ y de todo un importante lote de misiles, municiones y otros equipamientos. La medida se tomó el 27 de enero y fue promovida por el equipo del nuevo Secretario de Estado, Antony Blinken, alegando querer verificar si las últimas ventas de armamento aprobadas bajo la administración Trump están en consonancia con los objetivos estratégicos de Estados Unidos.

La transacción asciende a más de 23.000 millones de dólares y fue autorizada por el Congreso en diciembre pasado, una vez acordado el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Emiratos e Israel, cuyas Fuerzas Aéreas son las únicas de Oriente Medio que cuentan con el F-35.

El influyente embajador en Washington, Yousef Al Otaiba, ha expresado hace solo unos pocos días que la compra del importante paquete de cazas F-35 ayuda a su país “a mantener una fuerte disuasión, permite asumir una mayor carga regional de seguridad colectiva y libera activos norteamericanos para otros desafíos globales”.

Así las cosas, lo previsible es que la Casa Blanca levante la congelación del suministro en próximas fechas, entre otros factores porque el ejecutivo de Joe Biden necesita potenciar la situación de la economía norteamericana, muy afectada por la pandemia.

SourceAtalayar
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies