Lilium Jet: un sueño hecho realidad

0

Munich, GER.- Lilium, compañía con sede en Munich ha completado exitosamente el primer vuelo sobre los cielos alemanes de su taxi aéreo de cinco plazas totalmente eléctrico .

Impulsado por 36 motores totalmente eléctricos permiten el despegue y aterrizaje vertical. La simplicidad del diseño de la aeronave, sin cola, sin timón, sin hélices, sin caja de cambios y sólo una parte móvil en el motor no sólo contribuye a la seguridad y accesibilidad de la aeronave, sino que también ha permitido que el equipo de diseño centre sus esfuerzos en la creación de una mágica experiencia del cliente en la cabina, desde las ventanas panorámicas a las puertas de ala de gaviota.


Daniel Wiegand, co-fundador y CEO de la compañía, dijo: “Hoy estamos dando otro gran paso para que el transporte urbano por el aire sea una realidad. En menos de dos años hemos sido capaces de diseñar, construir y volar un avión con éxito que servirá como muestra para la producción en masa. Pasando de dos a cinco asientos que fue siempre nuestra ambición ya que nos permite abrir los cielos a muchos más viajeros…Con el equilibrio perfecto de alcance y velocidad, nuestro avión tiene el potencial de impactar positivamente la forma en la gente elige para vivir y viajar, en todo el mundo”.

Lilium Jet

Con una velocidad máxima de 300 km/h y un alcance de 300 Km, el Lilium Jet es capaz de realizar viajes mucho más largos que la mayoría de sus competidores. Esto es, en parte, gracias al diseño de ala fija de la aeronave lo que le permite una mayor eficiencia al necesitar menos potencia para sustentarse.  Esta eficiencia, es comparable con el uso de la energía de un coche eléctrico en la misma distancia, significa que la aeronave no sólo sería capaz de conectar suburbios al centro de las ciudades y aeropuertos a las principales estaciones de tren, sino que también puede ofrecer conexiones de alta velocidad asequibles a través regiones enteras.

El prototipo de avión que ya ha sido testado el pasado 4 de mayo, controlado a distancia desde el suelo, al igual que hizo Torres Quevedo con su dirigible allá por el año 1902 por motivos de seguridad. El Lilium ha sido sometido a ensayos en vuelo riguroso para demostrar su capacidad y sentar las bases para la certificación de la aeronave acorde con las normas de seguridad comparables a la de los grandes aviones comerciales.

Al comentar sobre el éxito del primer vuelo, Leandro Bigarella, Jefe de pruebas de vuelo, dijo: “… el Lilium Jet realizó exactamente como se esperaba y respondió bien a nuestras ordenes. Nuestro programa de pruebas de vuelo continuará ahora con maniobras cada vez más complejas a medida que miramos hacia nuestro próximo gran objetivo de lograr la transición de vuelo, que es cuando la aeronave se mueve sin problemas de su posición vertical a vuelo horizontal“.

Deja un comentario