Los controladores al límite: “Tememos una situación como la de Vueling”

0

Madrid, SP.- La dilapilatoria herencia del tal Blanco ha sido durante más de cuatro años para Ana Pastor Julián un lastre enorme que en varias cuestiones en el caso de ser elegida presidenta del Congreso, dejará como estaban, o están aún peor que entonces. El ambiente enrarecido y cargado tanto en los cockpits (Vueling, Air Europa, etc…), como en los fanales de torres y centros de control, se hace insostenible y asfixiante en un momento con una demanda creciente de operaciones y tráfico aéreo en general, afortunadamente para nuestro país. Podemos morir de éxito…pues la fatiga y la sobrepresión son malas consejeras para la esterilidad del ambiente en cabinas y fanales. Son dos amenazas confluyentes en un entorno de presión económica. Las cuentas de resultados de ENAIRE, AENA y las compañías aéreas están actuando como iniciadores de esta deflagración anunciada por los profesionales.

Hace 3 noches volvía a hablar largo y tendido con una controladora con la que años atrás seguimos muy de cerca lo que estaba sucediendo, y que desembocó en aquel cierre patronal del 3D2010, y aquel RATE 0. Si entonces pensábamos que la única lectura positiva de lo sucedido, por así decirlo, es que la tensión era tal que resultaba seriamente preocupante para las operaciones aéreas y probablemente ese RATE 0 congeló una enloquecida carrera hacia algún tipo de desastre, casi 6 años después, estos profesionales del control aéreo se muestran “muy preocupados”, lo que arrastrando la inseguridad y tensión personal que arrastran por los dos sumarios aún pendientes, Madrid y Palma, nos encontremos con un ambiente más cerca de una implosión que de ver algún claro para la definitiva solución en el horizonte.

Los “ciclos de trabajo imposibles” que denuncia USCA, así como los COS obligatorios, señalan, que hace que se incumplan descansos y se estén denegando reducciones de jornada que el propio Convenio Colectivo en vigor recoge. Lo de los descansos, no tenemos constancia de que AESA esté haciendo un seguimiento de los mismos. Lo del cumplimiento del Convenio, evidentemente tanto el Estatuto de los Trabajadores, como su Convenio, no son en la práctica de aplicación a estos trabajadores por lo que se ve.

Del mensaje que lanzaban hoy los controladores, mensaje bastante desesperado, hay algo que si que debería estar haciendo saltar algunas alarmas en el organismo supervisor.

“Tememos que se dé una situación similar a la de Vueling por una mala planificación, con plantillas al límite y sobrecargadas”, señalan fuentes de USCA a Europa Press, que echan en falta medidas de refuerzo en el control aéreo, al margen de los aeropuertos. El sindicato mayoritario del colectivo en ENAIRE, que roza los 2.000 controladores, cifra en 500 personas el déficit del personal en la última década. “Sufrimos una falta de personal terrible desde 2010 y cada vez es peor. Estamos rozando el límite, por detrás del récord de tráfico, y las plantillas no están preparadas” señalan.

“Estamos muy preocupados porque lo que debía ser una excepción o situación circunstancial se está convirtiendo en una norma y no se toman medidas para reforzar la plantilla, lo que genera frustración y fatiga crónica entre el colectivo”, advierten. La última convocatoria se lanzó en 2006, con 165 plazas, y desde 2010 no hay nuevas incorporaciones. La edad media de la plantilla es de 47 años y en algunos centros supera los 50.

Leer mas: Europa Press

 

 

Deja un comentario