Luís de Grandes califica a los controladores de “colectivo antipático que no ha sabido ganarse la consideración del usuario del transporte aéreo” y “chantajistas”

0

Luís de GrandesEn la carta que dirige el ATC Ignacio Ruipérez Aguirre a la presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo, además de denunciar la violación del artículo 28 de la normativa europea, denuncia el comportamiento del Europarlamentario de Grandes, las contradicciones que muestra sobre la cuestión del RDL y los calificativos que expresa sobre el colectivo ATC. Vamos lo que se llama coloquialmente "una pillada". Como "briefing", PINCHE AQUI y podrá conocer algo el perfil de este señor, y hacerse una idea de quien nos representa, además de la ecuanimidad y objetividad técnica de sus apreciaciones con respecto a este colectivo de trabajadores españoles que ha demostrado. A continuación reproducimos el escrito de "queja" al Presidente del Parlamento Europeo.

Sr. Presidente del Parlamento Europeo,

Sra. Presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento de la UE,

Recurro al Parlamento Europeo haciendo uso de mi condición de ciudadano de la Unión -artículo 227 del TFCE- y expongo ante ustedes lo siguiente:

El Colectivo Profesional de Controladores de Tráfico Aéreo Español al que pertenezco, se ha visto envuelto recientemente en una situación jurídica única y particular dentro del conjunto de trabajadores que desarrollan su labor en la UE.

Tras un largo asedio por parte del Ministerio de Fomento y del Ente Público proveedor de Servicios de Tránsito Aéreo (AENA) los controladores hemos tenido que hacer frente a una norma – el Real Decreto Ley 1/2010- que anula los derechos adquiridos por medio de la negociación colectiva y vulnera uno de nuestros derechos fundamentales como ciudadanos europeos, el artículo 28.

Esta circunstancia, tan única y particular, está creando un clima inadecuado y de fuerte incertidumbre en el desempeño de nuestra profesión. Esta situación es conocida y sobre ella se han manifestado diversos organismos, tanto de nuestro país como internacionales, relacionados con la seguridad aérea y los derechos de los trabajadores. (Documentos 1 a 5. Manifestaciones de Organismos nacionales e internacionales en relación al RDL 1/2010)

Hoy, sin embargo, no sólo vengo a quejarme de esta insólita situación que contraviene mis derechos más básicos, y los de mis compañeros como ciudadanos de la UE. Lo que pretendo es mostrar mi perplejidad y mi más profundo estupor ante una misiva firmada por un Europarlamentario de España en la que reconoce que dicha medida es fruto del ¨oportunismo¨ de quién la promulga y que tiene ¨difícil soporte jurídico constitucional¨ (adjunto carta con membrete del Parlamento Europeo como documento 6)

El Sr. Luis de Grandes Pascual, diputado español en el Parlamento Europeo, tras reconocer lo arriba expresado califica al colectivo de controladores aéreos como un ¨colectivo antipático que no ha sabido ganarse la consideración del usuario del transporte aéreo¨ y nos califica como chantajistas a través de las llamadas ¨huelgas de celo¨

Es inadmisible que un representante del Parlamento Europeo considere que la presunta simpatía o antipatía de un conjunto de ciudadanos pueda ser considerado un factor que acarree la falta de observancia de sus derechos fundamentales y de sus derechos laborales más básicos.

Por otro lado, respecto a las ¨huelgas de celo¨ tan sólo decir que es un término de nulo significado jurídico y que los controladores españoles, tras más de tres años sin convocatoria de nuevas plazas, hemos venido haciendo un exceso de horas respecto a la media de nuestros colegas europeos para poder dar un correcto servicio a las compañías aéreas y no perjudicar a los usuarios con innecesarias demoras; (documentos 7 y 8).

Considero que si un miembro del Parlamento Europeo, que además hace constar su condición de ¨Portavoz de Transportes en el Parlamento Europeo¨, tiene constancia del oportunismo y del difícil soporte jurídico constitucional de una norma que puede poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos europeos usuarios del transporte aéreo, debe actuar para corregir dicha situación.

Teniendo en cuenta lo expuesto solicito la asistencia del Parlamento Europeo a través de esta Petición para que lleve a cabo las acciones necesarias tendentes a garantizar el debido respeto a nuestros derechos como ciudadanos europeos, lo que conlleva necesariamente el respeto a la negociación colectiva, ahora cercenada.

La negociación colectiva es uno de los pilares sociales de Europa y a todos nos corresponde respetarla. En este contexto, las expresiones y descalificaciones del Sr. De Grandes no deberían tener cabida en una institución democrática y de representación ciudadana.

Atentamente,

Ignacio Ruipérez Aguirre

Deja un comentario