¡Mil millones de pasajeros en todo el mundo tomaron en 2013 un avión sin enseñar sus documentos!

0

La Interpol lleva años reclamando una mayor consulta de la base de datos internacional. Sólo el año pasado, mil millones de pasajeros tomaron un avión sin que nadie comprobara si usaban un documento robado. Son estimaciones de la Interpol.

(PD)Madrid, SP, 19 de marzo de 2014.- Aunque el caso de los dos pasaportes robados utilizados en el vuelo de Malaysian Airlines desaparecido puso el tema de la seguridad en el tapete, en realidad es sólo una aguja en un pajar.

Cumplir las normas está en manos de cada país. Además de los controles aeroportuarios y de la implantación de los pasaportes biométricos, la Interpol lleva años reclamando una mayor consulta de la base de datos internacional creada tras los atentados de las Torres Gemelas.

DOCUMENTOS ROBADOS

En la actualidad, la base contiene 39 millones de entradas con documentos robados o desaparecidos y son Estados Unidos, Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos los países que más la consultan.

No obstante, los datos no se contrastan solos. En 2006, las autoridades de Estados Unidos consultaron tan sólo unas 2.000 veces la base de datos. Tres años después, sumaron 78 millones de ocasiones.

Y ya en 2013, a nivel mundial, se alcanzaron los 800 millones de consultas, pero una de cada ocho las hizo Emiratos Árabes. Por tanto, aunque su uso ha crecido exponencialmente, aún queda mucho por delante. Y la Interpol no deja de asegurar que la base está infrautilizada.

¿Y EN ESPAÑA?

¿Qué ocurre en España? Como miembro de la Unión Europea, España debe cumplir con unos claros protocolos de seguridad. En el aeropuerto, los pasajeros pasan los controles de seguridad físicos: se quitan cinturón, pañuelos, chaquetas e incluso zapatos para pasar por el detector, cumplen la normativa sobre líquidos -sin sobrepasar el límite y bien empaquetados- y someten su equipaje de mano a escáner, para después llegar ante la puerta de embarque.

Allí es la propia compañía aérea la responsable de comprobar que el pasaporte es el correcto. Y eso es lo que se ve.

Pero "los datos de los pasajeros son comprobados previamente", aseguran fuentes policiales. Los controles de después, cuando se llega a España, siguen siendo los trámites de rutina en función de cada país.

España es uno de los países que colaboran con la Interpol. En caso de que un documento de identidad sea robado, una vez puesta la denuncia, la Policía envía dos copias: una para las bases nacionales y otra a la Interpol.

Para que pueda detectarse el intento del uso del documento robado de manera inmediata. Aunque, eso sí, siempre que sea consultada.

Deja un comentario