Mr. O´Leary: ¡Safety is first!

0

Hay que reconocer el mérito al Sr. O'Leary que ha revolucionado el negocio de la aviación comercial de transporte de pasajeros. Su compañía, Ryanair, anuncia billetes baratos por los que, al final, el usuario acaba pagando mucho más, suprime servicios que la normativa obliga a prestar sin coste alguno añadido al precio del billete, y lleva a cabo prácticas que ponen en riesgo la seguridad. Mención aparte merecen las condiciones laborales que padecen los empleados de su compañía y el sinfín de incomodidades que sufren los usuarios. Además, detrás de los descuentos respecto a las compañías tradicionales, se encuentra un flujo de subvenciones cruzadas desde administraciones autonómicas excesivamente interesadas en dar salida a infraestructuras sin ningún sentido comercial, técnico, estratégico o económico, aunque sí político y electoral.

Si este señor, cuya verborrea nos recuerda a los vendedores de crecepelo que recorrían la geografía tiempo ha, se dedicase a vender ropa, ropa barata se entiende, no habría nada que objetar; pero cuando se habla del negocio de la aviación comercial de transporte de pasajeros la cosa cambia. En este negocio la premisa número uno es la seguridad, la segunda la seguridad y la tercera los derechos de los trabajadores y usuarios. Mr. Oleary, !safety is first!

Con su forma de gestionar los negocios más vale que se hubiera dedicado al negocio textil, de ropa barata insistimos, porque ni siquiera en el negocio de la restauración sería de fiar; a saber de qué estarían hechas sus hamburguesas con esa obsesiva fijación por la reducción de costes. ¿Se tomaría usted la burger O'Leary con ración de patatas? De pensarlo nos entran ganas de vomitar.

Comentamos estas noticias publicadas en Aviación Digital y El País.

El prelúcido O´Leary quiere prescindir del copiloto a bordo

O'Leary, conocido por sus drásticas medidas de ahorro, afirma que no son necesarios los copilotos en los aviones modernos porque "el ordenador se encarga ya prácticamente de todo".
Suprimiendo a los copilotos, "las aerolíneas se ahorrarían una fortuna", señala O'Leary en una entrevista con el Financial Times y añade a modo de explicación que en los trenes sólo hay un maquinista aunque si éste sufriese un ataque cardíaco podría producirse una colisión. "En veinticinco años y tras unos diez millones de vuelos, sólo uno de nuestros pilotos sufrió en una ocasión un ataque cardíaco y consiguió aterrizar con el avión", dijo el consejero delegado de la aerolínea de vuelos baratos.

Ryanair reconoció que en los vuelos internacionales de larga distancia harían falta dos pilotos, pero en los más cortos de Ryanair las azafatas o aeromozos podrían sustituir al copiloto, cuyo única tarea, dijo, "es asegurarse que la persona al mando no se queda dormida y se da con la cabeza contra los controles". Con esta explicación el señor O´Leary demuestra que nada sabe de seguridad aérea, ni de las cargas de trabajo que se generan en una cabina de mando, sobre todo en una emergencia. En su entrevista, O'Leary explica por otro lado que no está interesado en la compra de ninguna aerolínea de las existentes en el mercado aunque sí podría adquirir no sólo 200 Boeing, por un precio total de 15.000 millones de dólares, sino hasta un total de 300 aparatos bien a Boeing, bien a su rival, Airbus. Ryanair dijo haber comunicado a comienzos del verano a ambos fabricantes su interés en comprar de 200 a 300 nuevos aparatos siempre y cuando estuviese de acuerdo en los precios y las condiciones, aunque añadió que no está de momento negociando. Según el Financial Times, Ryanair, aerolínea con base en Dublín, se dispone a abonar 500 millones de dividendos a sus accionistas el próximo mes, la primera vez que lo hace tras renunciar a finales del año pasado a un acuerdo de compra de 200 Boeing. Aquella decisión llevó a algunos analistas a la conclusión de que O'Leary había decidido moderar su agresiva estrategia de crecimiento. "Si todo sigue igual y seguimos generando tanto flujo de caja y no hemos decidido mientras tanto alguna adquisición, podríamos pensar en una nueva paga de dividendos a finales de 2013", señaló O'Leary, quien agregó, sin embargo: "Pero si yo fuera accionista, aún no apostaría por eso".Decir que eliminando al copiloto se ahorrarían costes es una verdad de perogrullo, y más se ahorraría si los aviones contasen con un solo motor (¿se habrá preguntado este señor por qué los aviones llevan dos motores si pueden funcionar sólo con uno?, y no digamos los que disponen de cuatro), o eliminando la reserva de seguridad de combustible, o relajando a la mitad las necesidades de mantenimiento o simplemente dejarlas al arbitrio de las compañías, etc.
Aunque en democracia se permite la libertad de expresión, al Sr. O'Leary deberían aplicarle la ley antiterrorista, ya que poca diferencia existe entre justificar el coche bomba para alcanzar objetivos políticos y poner en entredicho la seguridad aérea para alcanzar objetivos económicos.Si quiere usted dedicarse al negocio aeronáutico, hágase y háganos un favor: déjelo en manos de un profesional.
El presidente de Ryanair propone prescindir de los copilotos

O'Leary argumenta que son innecesarios en vuelos cortos y que permitiría ahorrar "una fortuna"

EL PAÍS – Madrid – 08/09/2010

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha vuelto a tocar la trompeta. No la que suena cuando sus aviones llegan puntuales a destino, sino la de las ocurrencias para ahorrar dinero. El controvertido ejecutivo, que suma a sus muchas extravagancias el logro de haber convertido a la compañía irlandesa en la más pujante del sector y el líder europeo por resultados, ha propuesto a las autoridades aéreas que estudien la posibilidad de retirar a los copilotos de los aviones ya que han pasado a ser "innecesarios".Si antes optó por cobrar a la hora de elegir asiento, creó un cargo extra a los obesos y obligó a pagar para ir al baño antes de revolucionar al sector con su idea de hacer viajar a los pasajeros de pie para ahorrar costes, ahora O'Leary ha puesto el punto de mira en los copilotos. En unas declaraciones al Financial Times, el directivo defiende que la figura del copiloto ha dejado de tener sentido en la aviación moderna, donde "los ordenadores realizan la mayor parte del trabajo", asegura.En su opinión, los trenes circulan con un único conductor aunque ello pueda ocasionar un accidente si al maquinista le da un ataque al corazón. Sin embargo, "en 25 años en los que hemos realizado 10 millones de vuelos solo se ha dado un caso en el que un piloto sufriera un ataque al corazón y llegó a aterrizar el avión", argumenta O'Leary, que recuerda que prescindir de los copilotos permitiría ahorrar "una fortuna".Para echar más leña al fuego, el dueño de Ryanair considera que los asistentes de vuelo están capacitados para sustituirlos, ya que actualmente el trabajo de los copilotos se limita a "evitar que su colega no se quede dormido sobre uno de los paneles de control" del aparato. No obstante, admite que sí son necesarios en los vuelos de largo recorrido, un mercado en el que la aerolínea irlandesa no está presente.

O´Leary dice que "los controladores se sientan sobre sus gordos culos sin hacer nada, cuando deberían estar trabajando"

El irlandés y presidente de RYANAIR Michael O´Leary arremete de nuevo contra los controladores aéreos españoles que trabajan para AENA, tildándolos de "poco eficientes" e indicando que "reciben enormes e injustificadas sumas de dinero por prestar un servicio que otros podrían proporcionar a mitad de precio". La empresa conocida popularmente en el sector en España, como "short fuel airline", no se pregunta por las subvenciones que ha venido recibiendo en aquellos aeropuertos en los que ha operado, con lo que se puede deducir que su "apoyo" a la campaña oficial anti-ATC en España, se podría deber a su agradecimiento a nuestras autoridades.

En declaraciones a la agencia EFE, el irlandés, indicó tambien que "La crisis ha provocado que la gente sea mucho más cautelosa a la hora de gastar y que vigile mucho más los precios. Por esa razón, en lo que llevamos de año, Ryanair se ha coronado como la compañía aérea líder en España (12,34 millones de pasajeros), con un aumento del 32% sobre el mismo plazo del año pasado. La compañía irlandesa ha superado en más de medio millón de personas a Iberia, que ha contemplado cómo se ha reducido en un 5,7% su tráfico de viajeros respecto al mismo periodo de 2009. En la presentación de sus nuevas rutas y el estreno de su base en el aeropuerto de El Prat, la aerolínea de bajo coste irlandesa ha estimado que para final de año su tráfico de viajeros crecerá un 15%, hasta llegar a los 22 millones y esto la consagrará como "la aerolínea número uno de España".

Parece que el señor O'Leary no conoce el significado de la palabra eficiencia. Los controladores del Aeropuerto de Madrid-Barajas son los más eficientes del mundo, al que son capaces de operar a pesar de los riesgos y de los múltiples incidentes que se suceden. Cuando hablamos de subvenciones cruzadas, en este caso habría añadir que con recorrido de ida y vuelta, porque con sus declaraciones parece estar pagando algún favor encubierto en forma de tasas a precio de saldo a algún politiquillo de tres al cuarto.
Tan poco preocupado aparenta estar por la seguridad que Mr. O'Leary, eximio heredero de la verborrea de los charlatanes del siglo XIX, no despotrica contra la inseguridad en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, y que seguro llenaría titulares y nos haría un favor a todos, y decide esperar a que alguno de sus avioncitos sea el protagonista de la próxima desgracia para entonces aparecer como el salvador.

Y os dejamos unos enlaces curiosos y entretenidos.
Fascinating AIDA Cheap flights.

Una entrevista a O'Leary. Nos gusta su estilo, sin corbata, desenvuelto, con un pelota a cada lado para reírle las gracias y mordisqueando el bolígrafo, síntoma de que algo le pone nervioso. ¿Será conocer que el Aeropuerto de Madrid-Barajas es inseguro y no sabe qué hacer para no morder la mano que lo alimenta?

Deja un comentario