Perú comprará ocho helicópteros rusos de transporte y ataque por unos 250 millones de dólares

0

Perú comprará ocho helicópteros rusos Mi-17 y Mi-35 por un valor de 250 millones de dólares para combatir la guerrillas y el narcotráfico en la selva, anunció el ministro de Defensa, Rafael Rey.

width=449

27/04/2010 (Infodefensa.com) Lima – El ministro peruano explicó que el país andino planea adquirir seis helicópteros de transporte Mi-17, y dos helicópteros de ataque Mi-35. Rey no especificó concretamente de modelos de estos helicópteros serían adquiridos pero otras fuentes consultadas por Infodefensa.com afirmaron que se tratarían de Mi-171V, más modernos que los que cuenta actualmente Perú, y el Mi-35 M2 Super Hind.

Tampoco se informó de plazo de entre pero las fuentes afirmaron que debería ser de 18 meses, a partir de la firma del contrato.

Los helicópteros rusos serán destinados a combatir el narcoterrorismo en el Valle del Río Apurímac y Ené (VRAE), zona común de los departamentos de Cusco, Ayacucho, Apurímac y Junín donde predomina el narcotráfico. A mediados de 2009, el presidente Alan García declaró esa región selvática zona de guerra debido a la presencia de miembros del grupo maoísta Sendero Luminoso y traficantes de drogas.

A finales de agosto del año pasado, Perú ratificó el acuerdo de cooperación con Rusia en el ámbito de tráfico ilícito de estupefacientes, sustancia psicotrópicas y sus precursores, suscrito el 24 de noviembre de 200

Posibilidades económicas

"En principio vamos a comprar seis helicópteros de transporte Mi-17 y dos helicópteros de ataque Mi-35. Dentro de nuestras posibilidades económicas, estas son las mejores máquinas para trabajar en las alturas del VRAE, además nuestra tripulación está entrenada en esos equipos", sostuvo el ministro.

Rey reconoció que efectivamente ha habido una demora en este proceso de adquisición pero aclaró que no ha sido por culpa del Ministerio de Defensa, sino por los trámites requeridos por el Ministerio de Economía que se han tenido que hacer para evadir algunos pasos en cuanto a los estudios técnicos.

Mencionó que tras plantear la exoneración del proceso del SNIP, que en un primer momento fue rechazado, finalmente se acordó elaborar sólo un perfil, el cual aunque tomó su tiempo ya está listo.

También hubo un retraso para elegir la fuente de financiamiento, que se sitúa alrededor de 250 millones de dólares y que inicialmente se pensó hacer a través de un préstamo del Banco de la Nación, que se iba ir pagando con los ingresos que tienen las Fuerzas Armadas por las regalías mineras.

Sin embargo luego se consideró que era mejor hacerlo bajo la figura de bonos. Mencionó que sólo se espera la aprobación del crédito correspondiente en los próximos días para convocar a licitación.

Asimismo, manifestó que se ha decidido comprar helicópteros nuevos y blindados porque tienen mayor garantía de calidad, pero quizás habrá que esperar un poco ya que son muy escasos en el mercado.

"Trataremos de ver si algún país que ha hecho pedido antes que nosotros podría cedernos su preferencia. Esas gestiones diplomáticas las intentaré realizar", sentenció.
"Mientras tanto tenemos unos Mi-17 operativos que han sido dispuestos a la zona del VRAE dentro de las posibilidades", agregó.

Proceso de definición técnica

En noviembre de 2009, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFAA) definió los requerimientos operativos necesarios y consideró que necesitaba un mínimo de cuatro helicópteros de combate para apoyar las operaciones contrainsurgencia. Según estas especificaciones técnicas, la compañía rusa Rosoboronexport y el consorcio franco-alemán-español Eurocopter ofertaron las aeronaves Mi-35M2 y Fennec AS-550, respectivamente.

Los técnicos del CCFAA decidieron incorporar modernos helicópteros de combate en las operaciones del VRAE después de los ataques de septiembre del año pasado que costó una aeronave Mi-17 de la Fuerza Aérea de Perú (FAP) y la vida a tres militares.

Distintas fuentes militares resaltaron entonces que los helicópteros Mi-17 de la FAP y el Ejército que operan en el VRAE no eran adecuada para las características geográficas del área y han sido blanco fácil de francotiradores y terroristas cuyas armas pueden perforar su estructura externa.

Además, el Mi-17 es una unidad de transportes y no de combate. Los Mi-35M2, denominado "tanque volador" es la versión más moderna de este modelo de helicóptero que Rusia ya ha vendido a Venezuela y Brasil.

Los Mi-35 han operado en numerosos conflictos, desde Afganistán durante la ocupación soviética hasta la segunda guerra de Chechenia pasando por los sandinistas que los operaron frente a la "contra" nicaragüense.

Deja un comentario