Según una aseguradora (RTS) la siniestralidad aeroportuaria desciende un 30%

0

SeguridadMadrid, 15 de diciembre de 2011.- La compleja situación que vive la económica mundial afecta, entre otros, al tráfico aéreo y, por ende, a las industrias y sectores vinculados. En España, la siniestralidad aeroportuaria ha descendido más de un 30% durante 2011. Cifra que se debe, por un lado, al descenso de número de vuelos diarios, sobre todo vuelos chárter, y por otro debido a la menor actividad en el recinto aeroportuario, menos trabajo de mantenimiento, catering para abastecer a los pasajeros, servicio de limpieza, aprovisionamiento de gasolina…

El departamento de Aviación del Grupo RTS posee una elevada especialización y ofrece al mercado de los seguros de aviación un servicio integral, que cubre tanto los aspectos técnicos como los económicos. En el aeropuerto, entendiendo ambas partes, "lado aire" que incluye la pista, hangares y zonas de aparcamiento de aviones y, el "lado tierra" del aeródromo, dedicado al pasajero que incluye la terminal de pasajeros, las zonas de comercio, aduanas, servicios, estacionamientos de automóviles y demás, pueden tener lugar dos tipos de siniestros: averías "go" y averías "no go", las primeras hacen alusión a las averías del aeroplano en funcionamiento y las segundas se refieren a averías que tiene lugar antes o después del vuelo como por ejemplo la cancelación de vuelos por daños en el avión antes de su despegue, indisponibilidad o incapacitación de la tripulación…

De acuerdo con el Departamento de Aviación del Grupo RTS, "existe un desconocimiento generalizado sobre la labor que realiza un perito ante un siniestro de aviación, labor que requiere la máxima especialización. Determinamos la causa del siniestro y tasamos los daños materiales en los aeroplanos, además de valorar los incidentes en el recinto aeroportuario, daños consecuenciales, la pérdida de beneficios y paralización de vuelos, la responsabilidad civil y las averías "go" como las averías "no go". Para determinar la causa del siniestro y valorar los daños, el perito debe realizar una labor extremadamente minuciosa: recoger información sobre el vuelo, las lesiones de los ocupantes, los daños sufridos por la aeronave, daños del terreno o instalaciones, información sobre la tripulación y los pasajeros, sobre las comunicaciones de la aeronave, información meteorológica, información de ayudas a la aeronave, características del aeropuerto y de las instalaciones terrestres, información sobre el resto de las aeronaves, incendio, supervivencia e información adicional.

El grupo RTS, con el objetivo de satisfacer las necesidades periciales de un sector tan especializado, ofrece al mercado de los seguros de aviación un servicio integral, que cubre tanto los aspectos técnicos como los económicos.

"Nuestro valor añadido es el conocimiento tanto del mercado local como del internacional, con sus regulaciones y normativas. Contamos con un equipo multidisciplinar de peritos especialistas que integran este departamento compuesto por Ingenieros Aeronáuticos, Economistas y Actuarios de seguros para peritar y tasar todo tipo de siniestros que tengan lugar en cualquier situación como en hangares de mantenimiento, recintos aeroportuarios, despegue, vuelo y aproximación, así como en oficinas" afirma el departamento.

Deja un comentario