Sigue la cobarde campaña institucional contra el General Rodríguez

0

Madrid, SP, 11 de noviembre de 2015.- Que nuestro país tiene unas evidentes carencias democráticas es algo que se encargan desde el Gobierno en recordarnos a los ciudadanos cada vez que algo se sale de la norma o actúan de una forma tan vengativa como arbitraria. Que todo un Consejo de Ministros dedique su tiempo a intentar dañar una impecable hoja de servicios de alguien que llegó nada menos que a la Jefatura de JEMAD, hace un daño al propio Ejército español, que los tecnocratillas gobernantes quizás no hayan medido en toda su dimensión. Mientras algunos compañeros de armas del General Julio Rodríguez cobardemente le calumnian e injurian utilizando el anonimato en RRSS, y dudamos que se estén investigando dichos insultos. El último capítulo lo protagoniza un denominado Centro de Estudios Políticos y Constitucionales (CEPC), que ayer cancelaba un acto en el que iba a asistir este valiente General del Ejército del Aire de España. Valiente puesto que Rodríguez habrá a buen seguro medido lo que se le venía encima, y a pesar de ello, ha dado un paso al frente en lo que deben ser sus profundas convicciones como ciudadano libre. El no entender esto es lo que demuestra las carencias autenticamente democráticas del Gobierno de la Nación y de parte de la opinión pública… Preocupante.

El cese del Gobierno argumentando “la pérdida de confianza…”, pero, sobre todo “la falta de idoneidad” supone un gratuíto ataque mediante un acto administrativo, es decir, instrumentalizando nada menos que un Consejo de Ministros, para una finalidad evidentemente electoralista. El General había previamente solicitado pasar a la situación de retiro, y el trámite administrativo lógico hubiera sido simplemente proceder a concedérselo administrativamente.

Quizás la precipitación hizo que el General cometiera un error administrativo al no esperar a que de forma administrativa se le comunicara oficialmente el paso al retiro. Pero tambien está la evidente duda que precisamente el retraso podría haberse producido si no se hubiera resuelto la situación solicitamente para entorpecer la posibilidad del General de presentarse como candidato por Podemos. Algo que a buen seguro habrá entrado en los cálculos del intachable militar.

Pero la destitución del General por teórica y repentina “falta de idoneidad” como vocal de la Asamblea de la Orden de San Hermenegildo, es evidentemente mucho más que discutible, nos indican expertos jurídico militares, y evidentemente tiene la clara intención de provocar daño a la imagen del militar y quedará reflejada en su Hoja de Servicios. Algo en este caso, evidentemente reprochable al Consejo de Ministros.

El nombramiento como vocal de la ROSE lo es por Ley y está reglada ya que todos los Jefes de Estado Mayor pasan a ser miembros de la Asamblea cuando cesan en su mando militar según la Ley de la Carrera Militar. Por un período máximo de 6 años, de los que al General Rodríguez le quedan dos, cobrando en este “destino” 800 euros mensuales más que por el retiro.

Pero nos indican jurídico militares consultados que este “destino” no es de libre designación al estar reglado, por lo que el Gobierno no podría decidir libremente el cese. Si esa destitución es una cuestión de tipo “moral” como bochornosamente insinuó la Vicepresidenta, la pregunta es ¿dónde está el Expediente Disciplinario?.

Deja un comentario