Madrid, SP.- El Consejo de Ministros ha acordado este viernes la adquisición, por parte del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terrada (INTA), del contrato de suministro del Fenyx, una aeronave de gran carga y autonomía de investigación y experimentación científica por importe de 34 millones de euros.  En la pasada edición de los XI Premios de AD tuvimos ocasión de oír directamente hablar de este proyecto

Las plataformas aéreas de investigación son herramientas que permiten obtener datos de la Tierra o de la atmósfera en muy distintas zonas del planeta y a diferentes alturas.

Aunque España participa en programas de investigación europeos como Eufar, los actuales aviones del INTA, organismo dependiente del Ministerio de Defensa, con periodos cada vez más altos de mantenimiento y dificultad a la hora de obtener repuestos, “limitan sustancialmente el servicio ofrecido a la comunidad científica”, según el Gobierno.

El plazo de ejecución del contrato se extiende hasta el 31 de octubre de 2021.

Además, el Consejo de Ministros ha aprobado un segundo contrato de suministro, de tres años y medio de duración, por valor de 13,7 millones de euros. El objetivo será el desarrollo e implantación del IFF, un sistema electrónico que permite a los radares identificarlo como aeronave amiga o amenaza.

El IFF mejorá de este modo las capacidades de los sistemas de identificación actuales y así cumplir con las condiciones que exige la OTAN a corto y medio plazo. Garantizará una mayor fiabilidad y seguridad a la hora de identificar aviones, reducir la posibilidad de derribos no deseados y la capacidad de engaño por parte del enemigo y aumentar la interacción con fuerzas aliadas.

Imagen relacionada

Deja un comentario